Somos el club de atletismo Villanueva, somos corredores populares, seguramente nadie nos recordará. Seguro que a ninguno de nosotros se nos olvidara jamás.

FIN DE SEMANA VILLANO 10 noviembre 2017 (VAMOS PARA BRIHUEGA)


Domingo 10.

Una clásica entre las clásicas de nuestro calendario villano.



HACE UN AÑO EN LA H DE BRIHUEGA



BRIHUEGA 2017
NATI LAHOZ ARROYO
VIRGINIA HERNANDEZ PEREZ
---------------------------------------
LAURA ROBLEDILLO RAMOS
EDUARDO LOZANO VALVERDE
JOSE FERNANDEZ VALENCIA
FERNANDO UBEDA BRAVO
MANUEL VERDEAL PORTERO
FRANCISCO PEÑUELAS SANCHEZ
DAVID GARCIA SERRANO
JOSE MATA LAIRADO
OSCAR MARTIN CULEBRAS
----------------------------------------
DAVID ALONSO JIMENEZ

¿Qué necesidad? - Subida a la Degollá 2017



Por Isaac Pinto


- ¿Qué tal el fin de semana?
- Pues el domingo me levanté a las 7 de la madrugada a -5 grados, me hice 120Km para correr durante más de dos horas por la montaña con un frío que pelaba.
La contestación es siempre la misma: -¿Qué necesidad?- Pero es lo que tiene el trail, hay que hacer sacrificios para disfrutar de carreras como la subida al cerro de la Degollá. Su nombre ya hace presagiar con lo que te vas a encontrar.

Por tercer año consecutivo (y no será el último) me animé a hacer esta carrera que tan buenos recuerdos tiene para mí, al ser la primera carrera de Montaña, con M mayúscula, que he hecho y que me ha creado esta adicción que tengo por la trail. Este año con la camiseta del Club Atletismo Villanueva de la Torre, que cada día me demuestra la gente tan acogedora y alegre que lo forman. Es un placer formar parte de los Villanos, dentro de la famosa sección de los “Diablos Rojos”.



Pues salí de Villanueva a las 7:45h de la mañana con unos amigos y algún grado de menos, en concreto -5 grados. El termómetro ya nos daba avisos de lo que nos íbamos a encontrar en Priego (Cuenca). Llegamos a Priego a las 10h con -7 grados y tras el segundo cafetito para entrar en calor, nos encontramos con Ángel Llorens, organizador de la prueba y gran corredor de montaña. Ángel nos tranquilizó: - Pues sí, ayer nevó un poco y la segunda bajada está totalmente helada, tened mucho cuidado.


Con más frío que vergüenza me enfundé el traje de Diablo Rojo y tras un breve calentamiento me dirigí a la plaza del pueblo. Estaba abarrotada de corredores, organización, gente animando… todo el pueblo se vuelca en esta carrera. La emoción del momento ya estaba presente, unos saltitos para no enfriarse y …. ¡PUM! Tras un cohete se da la salida al ritmo de Jump de Van Halen, toda una sorpresa, ¡no han puesto AC/DC! como en toooodas las carreras de montaña, como decían Carlos y José la semana pasada. Cencerros, gritos de ánimo, ¡PUM! más cohetes, y un pasillo de gente nos despide de Priego por las calles del pueblo.

En seguida tenemos la primera subida, sólo hay dos, pero suman entre ellas más de 870m de desnivel positivo. Con paciencia vamos subiendo poco a poco, divisando la serpiente multicolor que formamos todos los corredores con nuestras camisetas fluorescentes. Hace muuucho frío, pero tras las primeras rampas duras ya sobra todo, el sol calienta y la cuesta más. Como viene siendo habitual últimamente, me empiezan a doler los tibiales hasta que se calientan. 3 Km en 35 minutos, es lo que tiene la montaña, mientras subes puedes disfrutar de las increíbles vistas y te olvidas del reloj, los ritmos y tiempos de paso, y sí, se suben andando los 450m de desnivel. Cuando terminamos de subir empieza a soplar el viento y en el avituallamiento puedes disfrutar de un Aquarius bien fresquito.


En la bajada no me puedo resistir y me lanzo sin cabeza, dejando a mi amigo Matt, esquivando ramas, piedras y corredores. Mientras saltas, quiebras y giras, intentas disfrutar del precioso paisaje y los cortados de piedra, menos mal que ponen cintas para evitar que caigas precipicio abajo. En cuanto dejas de bajar el recorrido no da tregua y comienzas la segunda subida, algo menos dura, pero más bonita a lo largo del cortado del cerro del Rodenal. 2,6Km en 40 minutos subiendo 420m


La segunda bajada está realmente peligrosa con mucho hielo y algo de nieve. Vuelvo a dejarme caer, está vez a todo lo que me dan las piernas y disfrutando como un niño. La entrada al pueblo especial, mucha gente animando, llena de niños que están deseando que les choques la mano y un último avituallamiento con empanada, sandwitch y fruta. Cruzo la meta con mi amigo (otro al que he engañado ya).



Frio, sueño, subidas interminables, piedras, precipicios, ramas, hielo, nieve, paisaje, compañía. Qué más se puede pedir a un domingo. Lo bueno es que no me deshidraté, no sufrí un golpe de calor, ni me quemé con el sol y tampoco nos llovió. El que no se consuela en el trail es porque no quiere.

Por todo esto cuando me dicen: - ¿Qué necesidad? Yo les respondo siempre: - Eso lo dices porque no lo has probado, como lo pruebes estás perdid@

Posición 190. Tiempo 2:18:47h
Terminamos 272 corredores

                         Clasificaciones completas:

https://drive.google.com/file/d/1KSMhm5FzS2FT-Gs2RER9ben4BpKxrpH3/view

19-11-17 MARATÓN DE VALENCIA: UNA MERECIDA NUEVA MMP CON 03:06:08, FANTÁSTICO


Crónica Peñu. 

Aunque no se puede decir que sea un experto en nada, y menos en el mundo Maratón, por lo menos Valencia lo conozco un poco, ya que será la SEXTA vez que COMPITA y DISFRUTE por sus calles. 

Aunque mi experiencia en esta disciplina es corta, un peculiar plan de entrenamiento, después de participar en la Madrid-Segovia, confeccionado por el Mister, David Hernández, me aportó esa tranquilad y esa chispa que necesitaba. En esta ocasión me olvide de tiempos de paso y de hacer una minuciosa preparación. Simplemente tenía que correr a 4:15, pasar la media en 1:29 - 1:31 e intentar luchar porque mi ritmo no cayera mucho en los últimos kilómetros, ya que siempre la segunda media se me va varios minutos arriba, respecto a la primera. Un planteamiento "a priori" muy sencillo, pero hay que estar sobre el duro asfalto valenciano para llevarlo a cabo.

SIN RODEOS, NI MEDIAS TINTAS: QUE HE VENIDO ESTE AÑO A VALENCIA A POR MI "MMP"(BAJAR DE 3:07), CREO ESTAR PREPARADO PARA ELLO (3:04-3:06) Y VOY A LUCHAR POR CONSEGUIRLO. PUES DICHO QUEDA.

Dicen que no es lo adecuado, pero a mi me gusta ir siempre a contracorriente, y que mejor ocasión que esta para estrenar la nueva equipación del Club.



El miércoles previo a este desafío, la rutina y la lógica pedía un baño de hielo y masaje de descarga, hay que tener la máquina a punto y la mente despejada.



VIERNES

Madrugamos un poquito (6:00 AM) y ponemos rumbo a La Ciudad de las Artes y las Ciencias. Y casi sin darnos cuenta nos presentamos allí.





Poco antes de recoger el dorsal, y con la mente en modo MARATÓN, me apunto al Maratón de Zaragoza que se celebrará en Abril (lo sé, se me va la pinza...).


Después de recoger el dorsal y dando una pequeña vuelta por la feria del corredor, me encuentro con el Gallardo de Nikol y nos hacemos ambos una foto, con la gran maratoniana de Paula.

Además cómo en años anteriores, mi nombre figura en el muro de "los valientes".


SÁBADO

Día de relax, de playa, de paseo y juegos por la arena.





DOMINGO: EL DÍA DE LA "MMP"

Ring, ring, ring (5:00 AM) suena el despertador, "AL ATAQUERRR" (como diría el recientemente fallecido Chiquito de la Calzada y como yo terminaría andando los cuatro días posteriores a esta gran batalla) ). Ropa de Batalla, desayuno de combate, vaciado de depósitos, nervios, euforia, calma tensa, tranquilidad..., y sin más nos dirigimos a Valencia, a La ciudad de las Artes y las Ciencias. En esta ocasión salimos mucho antes que el año pasado, para no llegar tarde a causa del tráfico, a la "QUEDADA ALCARREÑA", organizada por Mí, y que este año fue todo un ÉXITO.

Llegue tal puntual, que no había todavía nadie e incluso me dio tiempo a pasarme antes por WC, a lo que todos sabemos, los nervios son así.

Ya aligerado, me dirijo aquel ascensor, donde poco a poco van llegando todos los Alcarreños convocados, además de algún alcalaíno.



Después de esto caliento brevemente por dentro de mi cajón y una vez que ya me coloco en mi posición, me doy cuenta que estoy al lado de un corredor del Alcalá 8:30 (Pablo), nos ponemos a charlar y tenemos amigos en común, el mundo es un pañuelo.

8:25 Quitan las cintas intermedias que separan los cajones y nos reagrupamos todos. No doy crédito, estoy situado en el mismo PUTO semáforo de las anteriores otras cinco ediciones, esto es increíble, me quito la sudadera, me fijo bien la riñonera y engraso mis rodillas con reflex.

Se da la salida, ADRENALINA al MÁXIMO, paso por el arco de salida tan solo 20 segundos después de la misma, una salida como siempre ES-PEC-TA-CU-LAR. (Foto de archivo)



Una muchedumbre de lobos hambrientos de mmp´s, corren al unísono por los puentes de Monteovilete. En esta ocasión si soy capaz de localizarme, cercano al globo de las 3:00.



La salida de este año, ha sido la más fluida de todas las ocasiones que he participado, sin pillar apenas tráfico lento y sin tener que ir zigzagueando, entre el resto de los participantes, aunque en las fotos no se vea esa imagen de fluidez, sí la había. Salir en el cajón de 2:50 a 2:59, ayuda para este fin.

El Km 1 salía a 4:22, voy justo detrás del globo de las 3:00, feliz, eufórico y disfrutando de cada metro, a pesar de que el ritmo del globo es muy elevado, saliendo estos primeros kilómetros por debajo de 4:10. Voy asimilando el ritmo de carrera y aunque el garmin me dice que voy muy rápido, ya que el Km 2 salió a 4:02, mi cuerpo no tiene esa sensación. Es muy rápido, voy a ritmo de hacer series y tengo la sensación de que voy simplemente rodando. Y sin darme casi cuenta me presento en el avituallamiento del Km 5, con un ritmo medio de viaje de 4:12.

Sobre el Km 6, Luis López Prado, me saluda y anima a la vez que me adelanta, un poco más adelante tengo también localizado a Pablo. El globo poco a poco se va alejando de mí, no es mi intención seguirlo, me ha lanzado la carrera y ahora voy poco a poco regulando y estabilizando mi ritmo de carrera.

Llego al Km 10 manteniendo mi ritmo medio de 4:12, bebo agua y tomo mi primer gel, a la vez que poco a poco me voy dirigiendo al margen izquierdo de carrera, ya que mi familia me estará esperando en el Km 11, espero que hayan podido llegar sin problemas. Y así lo fue.

Mi familia no me falla con su nueva manera de llegar hasta este punto y me esperan en la curva del Km 11, en el lado izquierdo de carrera, como siempre y con el sol de cara, como siempre...

Como siempre, los veo y ellos a mí también, les saludo, choco la mano a mis hijos, me fotografían, les mando un beso, levanto el brazo y vuelvo a la carrera con las pilas recargadas, como siempre.




Me encuentro tan cómodo que llego al Paseo Alameda, Km 15-16, en un abrir y cerrar de ojos, allí hay un montón de público, buena música ("come ranas" de Seguridad Social), además de varios fotógrafos, que sé de antemano de su presencia y los saludo.




La chica de camiseta rosa y pantalón gris, será sin darme cuenta una referencia mía en carrera, haciendo la goma con ella, que yo recuerde, por lo menos hasta el Km 32.

Me encuentro bien y no hay indicios de tener que realizar las paradas técnicas de años anteriores. Pasada la curva y sobre el Km 16,5, mi familia está allí de nuevo para animarme, en esta ocasión pararía brevemente para dar un beso a mis hijos, después de saludarlos.


Con esta inyección de adrenalina, llego de nuevo a la Avenida Blasco Ibáñez, Km 18. Me centro en carrera y me tomo el gel que me da la organización en el Km 20

Poco después de ello y casi sin darme cuenta me presento en la Media  Maratón, con un tiempo oficial de 1:29:39. Es el mejor tiempo de paso y más rápido por Media Maratón, de todas las veces que he corrido un Maratón, esto pinta muy muy bien.

No tengo referencias del globo de 3:00, pero no tiene que andar muy lejos. En circunstancias normales, la segunda media con respecto a la primera, se me suele ir entre 6 y 8 minutos, por lo voy en tiempo de MMP. Está claro que me gustaría terminar sobre 3:04, y voy a intentarlo con todas mis fuerzas, aunque sé que me va costar lo mío.

En esta edición mi familia en lugar de verme en el Km 26,5, lo haría en el Km 25, ya que es el punto más próximo al Parque Gulliver. Y como siempre acudieron fieles y puntuales a la cita. En esta ocasión correría brevemente de la mano de mi hijo e incluso un poco en paralelo con él.





Esta vez, en lugar de mi mujer marcharse en metro al Km 34, se queda en el parque Gulliver, para posteriormente verme en el Km 41. Con lo cual, mis hijos disponen de más de una hora (tramo del Km 25 al Km 41) para disfrutar jugando, que también se lo merecen.

Km 26, Parque Alameda sentido subida, al igual que en años anteriores, la animación, el público y la música son increíbles. Y también al igual que otros años, mi ritmo comienza a ralentizarse, corriendo entorno a 4:20-4:25.

Llegamos al puente de Fusta sobre el Km 27, donde una sorpresa me esperaba, ya que se encontraban allí, Merce y Basi, dos grandes Villanos. No lo dude y me acerqué a saludarlos, el maratón es para disfrutarlo y no deja ser una sucesión de recuerdos e imágenes durante más de 42 kilómetros. Sus ánimos me permitieron volver a correr por debajo de 4:20.  


Estos kilómetros por el centro de la cuidad, son brutales, con tanto público y animación, los disfruto más que nunca, ya que llevo un rato haciendo cuentas mentales y veo la posibilidad incluso de hacer MMP, aun cayendo mi ritmo, pero no demasiado. Incluso en este edición veo el Ayuntamiento de Valencia, ya que en las cinco pasadas ediciones no lo he visto...

Me dirijo entonces algo nervioso hacia el Km 30, allí estará Santi Molina (Run Online) disparando con su cámara, espero verle y que me reconozca. Siguiendo su lema Sonrío y Saludo, y ya por mi propia iniciativa comienzo a gritarle y bocearle. Me reconoce diciéndolo por megafonía, SUBIDÓN, SUBIDÓN...



Supuestamente en el Km 30 había un MURO, pues yo no lo he visto, incluso es más, el saludo de Santi Molina me permite correr este kilómetro por debajo de 4:10.

Pero analizando más fotos de este punto, la casualidad quiso que "tres Alcarreños" estuviéramos corriendo casi al unísono y sin ser conscientes de ello. Angelillo Leceta de verde detrás a la derecha, Germán Carpintero de negro en el centro y yo de azul detrás a la izquierda, INCREIBLE. 



Después de este subidón, comienzo a regular y hacer balance de situación. Estoy siendo capaz de correr "con cierta facilidad, vamos sin sufrir demasiado" entre 4:30 y 4:35. El Km 30 lo pasé en 2:07 y pico por mi garmin. Me quedan 12 kilómetros, corriendo a 5:00 y sumando 3 minutos más, por los metros que dará de más la carrera, hace un total de 1:03. Si a esto le sumamos las 2:07 que llevo, son 3:10. Si soy capaz de mantener mi ritmo de viaje de 4:30-4:35 al final lograré mi MMP, a por ello Vamoosss.

Por esta zona ya en dolor de pies se hace molesto y soy consciente que llevo los gemelos demasiado cargados, pero no importa "...de Marchamalo y flojo no hay madre que lo para..." 

Llego hasta la rotonda del Km 33, donde a partir de ahora todo pica ligeramente hacia abajo. Poco después, en el Hospital Nueve de Octubre, Km 34,5, en esta ocasión no está mi familia y recuerdo con un poco de añoranza sus ánimos en ediciones pasadas.

En ocasiones cuando miras a tu alrededor, te das cuenta que eres muy afortunado, ya que a estas alturas de carrera mucha gente ya casi no pueden correr: están parados, andando, acalambrados estirando, sentados o tirados por el suelo, gente cojeando, otros intentando combinar eso de correr y andar..., ufff. Es la cara más dura, amarga, triste y más real de enfrentarte a un enemigo tan fuerte, llamado "Don Maratón".

Voy controlando mi ritmo de crucero, para que no caiga demasiado, bajando por la avenida de Tres Cruces, hasta la rotonda del Km 36 donde giramos. No entiendo muy bien porque, pero este kilómetro ha sido el más lento de toda la carrera, saliendo a 4:40. Para mi estos kilómetros son los más duros de carrera y saco toda mi Hostilidad para recuperar mi ritmo de 4:30-4:35, no puedo perder mi MMP en este tramo.

Km 39, Plaza de Toros de Valencia, la animación y el público de esta zona es BRUTAL, COLOSAL..., nos mandan toda su FUERZA, y yo la recojo. El siguiente kilómetro se me hace Eterno y extremadamente pesado, tengo tantas ganas de llegar al Km 40 que parece que los metros no pasan...

KM 40, por fin...




...Jardines del Turia para abajo, hacia la Gloria, casi lo he logrado, consulto el garmin y veo que es posible mi MMP, aunque nadie dijo que fuera fácil, lo doy el todo por todo. Esta zona también es espectacular y los ánimos y voces del público te llevan casi en volandas, aunque ya a estas alturas de carrera, te encuentras en modo  "Zombie-Runner".

Voy concentrado en mi empeño y en mi reto, de volverme para casa con otra MMP. Algo estoy haciendo bien, ya que soy capaz de correr entre 4:22 y 4:25, mientras me dirijo al Km 41, "El Parque Gulliver"...
...donde vería a mi familia por última vez. Mientras yo corro sobre la línea dorada, me fotografían y animan como nunca. Sus palabras golpean y retumban en mi cabeza: "vamos cariño que estás en tiempo de conseguirlo", "papa corre, que vas hacer tu mejor marca"... Los pelos como escarpias............




Por ellos, por mí, por todos, voy a intentarlo con todas mis fuerzas. Giro a la izquierda para entrar en La Ciudad de la Artes y las Ciencias, camino hacia La Gloria...




...disfruto del momento corriendo a 4:20-4:22, lo voy a lograr pienso mientras corro con todas las fuerzas que me quedan, por aquel adoquinado u empedrado. En la penúltima curva de esta aventura, allá por el supuesto Km 41,8, alguien dejó constancia de ello.



Última curva, lo voy a conseguir, estoy pisando la alfombra azul, que me va conducir a la gloria, cara desencajada de satisfacción.



Es increíble sentir bajo los pies el tacto de esa pasarela, estoy corriendo sobre el agua..., por la pasarela que conduce a mi nueva MMP de Maratón, me siento pletórico, disfruto y enloquezco por momentos...




Sé que en esta ocasión, mi familia no se encuentra en la grada, aunque yo les siento muy cerca de mí, mi triunfo es también el suyo, pues a su manera también han sufrido este Maratón y su preparación. Logro distinguir el cronómetro, marca 3 horas, 6 minutos. No se que tiempo oficial me darán en ese momento y cuantos metros habrán salido de más, lo que si sé, es que he conseguido de nuevo en Valencia mi MMP, disfrutando en mi objetivo y sufrimiento lo menos posible.

Como hay varios corredores alcarreños que su objetivo es parecido al mío, decido esperar en el suelo un rato, no sin antes posar para los fotógrafos, mostrando mi alegría de alcázar mi objetivo.



Al poco rato de esto, Ángel Diaz Leceta, cruza la meta y somos capaces de vernos, después de relatar nuestras aventuras nos vamos a recoger la medalla y bolsa. Mientras deambulamos por el recinto de llegada, reconozco al alcalaíno y horchano de Javi Oliva. Después de un efusivo saludo, terminamos brindando los tres con cerveza, por nosotros y por nuestros triunfos personales. Que bien sabe la cerveza, acompañada por amigos, después de un maratón.

Después de todo este subidón de adrenalina, una ducha reparadora y a comer con mis compañeros de club en amor y compañía. Con tema principal sobre la mesa, "El Maratón de Valencia".

Mi familia estuvo al pie del cañón durante toda la carrera, al igual que siempre, Gracias infinitas. Localizarme decían que era muy fácil, un loco sin pelo, con camiseta azul, con su nombre por delante y por detrás, que corría raro y descoordinado poco después del globo de 3:00.

Como siempre, la dureza de este maratón, aunque no lo parezca, impidió a cientos de corredores terminar su carrera. Es una distancia para no tomársela a la ligera. El jueves después de esta aventura comenzaba ya a caminar como las personas.

La película de mi carrera:

Clasificaciones: