Una vez a la semana por vosotros correré. Una vez a la semana por vosotros escribiré en este blog. Una vez a la semana por vuestra ausencia lloraré. Una vez a la semana por vosotros un demonio seré…o dos. Una vez a la semana por vosotros rezaré, y mis plegarias en una hoja en blanco escribiré.

FIN DE SEMANA VILLANO (a un mes del maratón y con una hora menos por el cambio horario)

**PARA EL SÁBADO.


Quedada Parque Natural.

El equipo de montaña del club empieza la pre-temporada de cara al cirucito provincial.


A las 8:00 de la mañana parten del LDL de Azuqueca comandados por Erbasi. 
Briones, Verdeal, Carlos, Edu. (Edu y Verdeal a las 8:30 en la salida del Parque).




**PARA EL DOMINGO

                  QUEDADA PRE-ROCK AND ROLL.
(A LAS 9:00 salimos de Ibercaja, a y cinco pasamos por Azuqueca)

El objetivo es recorrer los últimos 15 km del Maratón de Madrid, los más duros y seguramente los más bonitos de trazado.




Del km 26, la entrada en la Casa de Campo, hasta el 41,5 en la Puerta de Madrid del Retiro. El último km, que es como el "Camino de la Gloria" del parchís, lo dejamos para que cada uno disfrute el suyo el 26 de Abril.

Empezaremos en la entrada a la Casa de Campo desde el Puente del Rey (Príncipe Pio). Aparcaremos  en el Lago de la Casa de Campo que está cerca.





Terminamos en la entrada Retiro que teniendo en cuenta que ese día se celebra la Media Maratón de Madrid estará la zona bastante animada. 

Volvemos atajando por sol y mayor que son 3 km. más para rellenar en el Excel de entrenamiento.


   MEDIA MARATÓN VILLA DE MADRID

21,097 km con salida y meta en el parque del Retiro. Príncipe de Vergara, Bravo Murillo, Serrano y vuelta final al perímetro del parque. 





VILLA DE MADRID
FELIX ALGUACIL
CRISTIAN MARCOS
MIRIAN POLO


                            ACORDAROS DEL CAMBIO DE HORA.

             La madrugada del sábado al domingo 29 Marzo se adelanta 1h. 




              A las 2:00 a.m. serán las 3:00 a.m. El día consta de 23 horas

TACTIKA TRAIL EL ESCORIAL - ABANTOS

TERAPIA DE MONTAÑA.  Por Carlos Serrano


Hay carreras que te planteas como un bálsamo, casi como una terapia que te haga recuperar sensaciones, así que el pasado domingo acudí con esa intención a San Lorenzo de El Escorial. Tras la media de Fuencarral, entre pitos y flautas, no he tenido la continuidad que me hubiese gustado y como la montaña casi nunca te falla, allí me planté y la verdad, disfruté bastante.

Se estrenaba el Tactika Trail 2015, circuito de siete carreras de montaña a celebrar de marzo a noviembre por toda la Comunidad de Madrid. Ya el pasado año, algunos de los nuestros como Briones, Verdeal, Edu y Margui corrieron la de Alcalá en noviembre. Cada edición cuenta con dos distancias por cita, de unos diez a doce kilómetros la carrera “corta” y de unos dieciocho a veintidós kilómetros la carrera “larga”. Destacar la buena organización, en especial una señalización del recorrido excelente y tres avituallamientos muy completos. 



Para San Lorenzo elegí la carrera de diecinueve kilómetros, que con mil cuatrocientos metros de desnivel positivo, se presentaba como una carrera dura y técnica. 



Los cinco primeros kilómetros eran todo subida por sendero pedregoso, se formaban atascos en fila india en algunos lugares y había que tomárselo con paciencia. Luego, pasaríamos a un tramo más tendido que nos llevaría a la nevada cima de Abantos, menos mal del chubasquero obligatorio, allí hacía frío, aunque la lluvia respetó durante toda la carrera. 

Tras este primer tercio, el trazado pasó a bosque, había que bajar Abantos con cuidado, por zonas divertidas con muchas eses y tramos dónde correr era peligroso por tanta piedra, pero con unas vistas que compensaban la hora y cuarenta y cinco minutos de Cercanías. 



Tras esto, cuando quieres darte cuenta estás de nuevo empezando a subir otro buen arreón y ahí notas, tras once kilómetros, que las fuerzas ya no estaban intactas. Finalmente, tras coronar el Portacho, quedaba otra buena bajada de unos cuatro kilómetros para llegar a meta rebanando, muy cansado, pero con muy buenas sensaciones. Lástima no haberlas podido compartir con ninguno de vosotros. 


 325 Llegados, 19 km.



PUESTONOMBRETIEMPO
109CARLOS SERRANO AGUILAR2:35:04

LAREDO 2.015

Por Miriam Polo.




Bueno chic@s voy a contar mi primera crónica de atletismo aunque no sea lo mío. Después de haber pasado ya tres días de la carrera, voy asimilando lo ocurrido este fin de semana…
Durante el viaje no voy asimilada para lo que voy, porque más bien es una escapada de fin de semana pero me empiezan a bombardear whaspp de gente animándome y diciéndome de que haga buena carrera y mejor tiempo a ser uno de los circuitos más rápidos de 10km de España.
El sábado amanece en el hotel Rural (La Casona las cinco calderas) en Galizano todo el cielo gris, pero eso si las montañas verdes y llenas de vacas. Miro el tiempo para ese día y a la hora de la carrera lluvia (no fallan los meteorólogos). Un buen desayuno y de visita turística hasta Laredo.
Paso por varios pueblos preciosos de la costa cántabra (Isla, Santoña…) y llego a Laredo (que nervios). Aparcamos y antes de comer voy a por mí dorsal el 1050 y ya veo la zona de llegada y la zona de salida, pero eso si se RESPIRA PURO ATLETISMO.


Como un poco de pasta y veo a un grupo de chavales de un club de Mejorada del Campo que nos echamos unas risas cuando uno de ellos se pide un cocido montañés y después a correr (como lo pasaría), salgo del restaurante y empieza a diluviar, quedan 2h30’ que hago ¿corro? ¿ no corro? ¿ veo la carrera? ¿ me voy al hotel?......
Sigue lloviendo, lloviendo y lloviendo. Me dice Jorge : “ Ya que estamos aquí para adelante como una jabata “.  Saco mi dorsal y la pongo en la camiseta del Club y pienso “que leche adelante” “A REBANAR CABEZAS”.

Por el camino a la salida me encuentro a Javier Cañadillas (club esperanza de Guadalajara) y me anima, empiezo a calentar no por el circuito (sigue diluviando) sino por unos porches y veo a un chico de Azuqueca (Antonio Gil) me doy una vuelta con él por el circuito y vengo mojada y empapada, no corro (se me pasa por la cabeza), cuando me quedo sola ya que él se ha ido a línea de salida.
Al final me meto en línea, casualidad veo una pareja de Azuqueca, me junto con ellos, ya no tengo escapatoria, cuando oigo el disparo y me empiezan a empujar. 1500 corredores locos.
Empiezo a correr, buenas sensaciones ya que voy a menos de 5’ el primer kilómetro, el segundo, el tercero, el cuarto, frena Miriam pienso te vas a quemar, pero sigo con el 5km y sigo bien, el sexto, el séptimo (sigo por debajo de 5’), ya hay que aguantar.
Eso sí estoy calada, hasta los huesos, me animan por la carrera gente que ni conozco, corredores y sobre todo a Jorge que en el kilómetro 9 cuando le veo me da un subidón.
Paso la alfombra, alucino 48,04!!!!!!!! No sé si gritar, llorar…  YA ESTA HECHO.


Sensaciones que me invade es buenísima ESTOY MUY SASTIFECHA Y CONTENTA con mis tiempos y encima pienso “sino entreno apenas”.


LAREDO 2016…. Haya  voy pero para bajar de 48’ (tiempo oficial ).

video






PuestoNOMBRECategoriaT.IntTiempo NetoRitmoPuntos
1015Miriam Polo Tapetado Vet_F0:24:430:48:000:04:5013MMP

MEDIA CERVANTINA 2.015




Si tuviera que hacer una crónica al uso relatando el circuito sabiendo como saben todos que es a dos vueltas, en Alcalá y llano…
Si tuviera que contar que al principio no cogí el ritmo, que del 6 al 15 lo clave a 4:10 o que las pulsaciones las llevaba al límite….
Si tuviera que contar que en tal kilómetro noté un pinchazo en tal músculo o que llevaba las piernas pesadas por el entrenamiento pre-maratón….
Si hablo de las 6 MMP y la MMC (femenina) que se trajeron los villanos de Alcalá, no sería aburrido pero sería obvio al ver la clasificación….
Seria entrar en un bucle de siempre lo mismo, y seria irreversiblemente perenne.
Por eso y aunque pudiera parecer igual de aburrido y con toda seguridad perenne.   Por intentar ser original, como siempre intentamos en este blog,  aquí relatamos un pasaje de El Quijote, que ya que la carrera se celebró en la cuna del autor, Don Miguel de Cervantes, aprovechamos para ello.


                                  DE LOS GIGANTES DE ALCALÁ
Llegados a calentar a la Plaza de Cervantes nuestr@S 17 villan@s  en esto descubrieron entre las calles adoquinadas, los soportales y los mesones a otros 1000 vestidos de corto con dorsales al pecho.
 En esas que nuestro Quijote vestido de azul y amarillo a estos les vio, díjole a su escudero:
–La gracia del cielo, que aunque cubierto de nubes, va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear, porque ves allí, amigo Sancho , donde se descubren miles, o pocos más, desaforados gigantes, con quien pienso hacer batalla y rebanarles todas las testas. Para hacer un servicio a Dios nuestro señor y a su vez llenar la saca.
–¿Qué gigantes? –dijo Sancho.
–Aquellos que allí ves –respondió su amo– de las sandalias de colores, que con ellas suelen aplastar a todo bien nacido que se les cruza.
Mire vuestra buena merced –respondió Sancho– que aquellos que allí se divisan no son gigantes, sino corredores populares, y lo que en ellos parecen sandalias son zapatillas de correr (de diversos colores eso sí), que, en el mejor de los casos aplastaran 21 kilómetros en el día de hoy. En algún caso con la rapidez de un rayo.
– Diría –respondió don Quijote– que no estás versado en esto de las carreras: ellos son gigantes; más por hacerte caso bajaré de mi rocín y allá que me iré a correr con ellos. Y si tienes miedo, quítate de ahí, y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla.
Y, diciendo esto, quitose el chándal y con el dorsal prendido al pecho se mezcló entre la multitud para plantarles su particular batalla.
Convertido nuestro hidalgo en 15 Quijotes y 2 Dulcineas del Toboso. (Cual panes y peces es una licencia que se permite el bloguero).
Levantose en esto una pistola al viento y al sonido del disparo todos los presentes al galope salieron.
Nuestros Quijotes&Dulcineas se lanzaron tras ellos espadas en mano tratando de arrancar segundos a la vez que desmochar cabezas de aquellos gigantes populares. Calle Mayor, Ávila, Virgen del Val o Reyes Católicos. Adoquín, asfalto o recortes por aceras. Todo era de acuse para ir llenado el morral.
Daba igual camisetas verdes, naranjas, negras, azules, rojas o multicolor.  Melenas negras, calvas, tupes, flequillos o rapados militares. Todas valían para ir engordando la mochila.
Aunque había alguna más preciada, las propias de los Quijotes&Dulcineas. Ya que estas pareciese por los gestos que valieran más puntos.
Así, descogotando a siniestro y diestro los 15 hidalgos y las 2 doncellas fueron quebrando la que pereciera irreductible media Cervantina, si bien una de nuestras Dulcineas (Doña Marguarita) abandonó antes, no porque no tuviera capacidad, que esta le sobra a la moza, sino por una lata de fascia que llevaba dándole la lata unas semanas.










Así mientras en la arena del tiempo pasaba poco más de 1:23 hasta la 1:53 y pico fueron llegando por allá. El hidalgo Don Torralba. El hidalgo Don Dave.  El hidalgo Don Saboya.  El hidalgo Don Peñuelas.  El hidalgo Don Basilio. La moza Doña Virginia. El hidalgo Don Culebras. El hidalgo Don Briones. El hidalgo Don Javier. El hidalgo Don Felíx. El hidalgo Don Alfaro. El hidalgo Don Buendía.  El hidalgo Don Jaime. El hidalgo Don Cristian. El hidalgo Don Puchol.







Don Alaminos aprovechó para retratarles:

Más Sancho seguía esperando a que entrase por allí el último de los hidalgos. Después de casi 2 horas y media que fue lo que Don Keniata tardó en llegar a la meta. Sancho acercose al buen Don Quijote para decirle:

-Ya le dije yo a vuestra merced que no eran gigantes sino corredores populares. Más le veo cansado, repóngase y cámbiese de ropa.
–Calla, amigo Sancho –respondió Don Quijote–, que estoy calculando en mi Garmin a cuanto he hecho el kilómetro, cuantas cabezas de gigantes tengo en la saca y cuantos puntos en el Excel. Pardiez pero si tengo MMP.
–Va mi señor –respondió Sancho.
Y, ayudándole, tornó a subir sobre Rocinante, el cual dejose aparcado dos calles más abajo, para meter en el maletero todo lo conseguido y emprender la vuelta a casa.
No hubo cervezas, raciones, hidromiel, vino, chistes, ni canciones, que era la vieja costumbre: Pues entre el tumulto y la sangre, unos se desperdigaron y otros se esfumaron. Pero todo ha de volver. Como las golondrinas.


PD Si que hubo gigantes en Alcalá, vestían de azul y oro y se hacen llamar villanos. Más nada comentéis que llegue a los oídos del pobre Quijote, que bastante tiene ya con perseguir a su Dulcinea. (Del Toboso).

1069 GIGANTES
Los nuestros:


PuestoNOMBRECategoriaPos/CatKm 10Tiempo NetoRitmoPuntos
88RAUL LOPEZ TORRALBAVeA-M480:38:591:23:160:03:5768
154DAVID GARCIA SERRANOSen-M300:40:211:26:220:04:0665MMP
196DAVID HERNANDEZ SABOYAVeA-M1060:41:311:28:270:04:1262
239FRANCISCO PEÑUELAS SANCHEZVeA-M1260:42:311:29:570:04:1659MMP
250BASILIO BARCHIN FLORESVeB-M560:42:101:30:130:04:1756
376VIRGINIA HERNANDEZ PEREZVeA-F70:44:361:35:200:04:3253MMC
395OSCAR MARTIN CULEBRASVeA-M1910:45:571:35:500:04:3350MMP
393MANUEL BRIONES BARRAGANVeB-M870:45:581:35:500:04:3350
580FRANCISCO JAVIER PÉREZ GONZÁLEZVeA-M2740:46:401:41:330:04:4944
688FÉLIX ALGUACIL CULEBRASVeC-M330:48:501:44:110:04:5741MMP
788RICARDO ALFARO DE LA TORREVeA-M3620:50:081:47:560:05:0738
821JOSE CARLOS BUENDIA DE DIOSVeB-M1840:53:141:49:560:05:1335
822JAIME SERRANO CASTELLANOSVeB-M1850:53:141:49:560:05:1335
846CRISTIAN CASAS MARCOSSen-M2010:53:131:50:440:05:1529MMP
894JUAN CARLOS GIL PUCHOLVeB-M1980:53:161:53:180:05:2326MMP
1065TOMAS SERRANO SARROSen-M2421:04:522:22:180:06:4523

DEL MARATÓN DE BARCELONA (O DEL ENTRENAMIENTO EN EL “ECONOMATO”)

Por David Alonso,




Antes de entrar en la verdadera crónica, quería dar una pequeña explicación. En los últimos tiempos, cada vez que he dicho “voy a hacer esto” y lo he proclamado a los 4 vientos, muchas veces han surgido problemas y al final la cosa no ha salido como deseaba. Por esta razón, he decidido no volver a “vender la piel del oso…”. La verdad es que ha costado mantener cerrada la bocaza, y solo sabían de mi aventura mi familia y uno de mis amigos.
Después de 16 duras semanas de entrenamiento (casi 1.100kms, incluyendo 350 de calidad, 90 de series y 110 de tiradas largas), pusimos camino a Barcelona, con unos dígitos grabados a fuego en la cabeza: 3h19:59. Ése era el objetivo marcado y todo lo que estuviera por encima de eso sería un fracaso absoluto. Y no digo esto por lo que representa en el aspecto deportivo (que debe ser una afición, no lo olvidemos), sino por los grandes sacrificios que hay que hacer durante esas semanas de preparación, en las que se roba demasiado tiempo a nuestra pareja, padres y hermanos, y se pierden muchos momentos que no podemos pasar con ellos (por estar entrenando o por dar prioridad al descanso).
Hay que decir que este maratón presenta un recorrido bastante favorable. La parte más dura está en los 7 primeros kms y esto supone dos ventajas importantes: las subidas más duras se hacen cuando las fuerzas están intactas y, además, esto te permite hacer la primera parte algo más tranquilo, regulando fuerzas.
Debido a un gran barullo organizativo para entregar la mochila en el ropero  y a ciertos problemas escatológicos, llego al cajón de salida (3h15-3h30) en el último momento, sin calentar y que quedo colocado en la parte trasera. Esto me ralentizaría aún más en los kms iniciales, con el resultado de llegar al km7 con una media de 4:50/km, muy lejos de los 4:40 marcados como objetivo. Me empiezo a poner algo nervioso, he perdido más de un minuto.
En este tramo, quizá en la cuesta más dura de todo el recorrido, en las inmediaciones del Nou Camp, adelanto a un grupo de personas que van empujando sillas de ruedas donde van personas discapacitadas. Se me pone un gran nudo en la garganta y me doy cuenta de lo patéticos que somos cuando nos quejamos por no poder entrenar debido a una contractura, una tendinitis o cualquier otra lesión sin verdadera importancia.
Los kms siguientes son muy favorables, pero no consigo rodar como acostumbro a hacerlo cuando el asfalto se inclina hacia abajo. Recupero algo de tiempo, pero la media no baja de 4:45. Me pongo aún más nervioso.
En el km12 se vuelve a pasar por la zona de salida. Ahí debería estar mi grupo particular de forofos (Laura, Mercé, Pau y Anna). Hay muchísima gente a ambos lados y no consigo verlos. Esto me deja bastante chafado, no voy cómodo y me apetecía verlos. Intento concentrarme y empezar a coger un ritmo algo más rápido. Sin embargo, solo consigo recuperar 2-3 seg por kms. No quiero hacer cuentas de cuantos kms necesitaría para recuperar el tiempo perdido si sigo a este ritmo, muchísimos más de los que quedan. Finalmente, en una larga recta veo a Laura dando voces y al resto del equipo animando. Es curioso, pero esto da muchas más fuerzas que cualquier gel que podamos llevar en el bolsillo del pantalón.
Entre los kms 14 y 20 se sube y baja varias veces. Algún km se me vuelve a ir a 4:50 y empiezo a sentir molestias en el piramidal derecho que tanta guerra me ha dado en las últimas semanas. Empiezo a pensar que quizá no es el día de grandes proezas…
Los kms del 18 al 22 transcurren por la Meridiana, una gran avenida dónde se corre en ambas direcciones y puedes ver a los corredores que van por delante de ti. Es una zona extraña, no sabes muy bien cuando estás subiendo y cuando estás bajando. Vuelvo a mirar el Garmin y marca una media de 4:43. Uf, esto no va a haber quién lo levante.
Contra todo pronóstico, empiezan a aparecer los 4:2X en el marcador del ritmo. Esto me permite pasar la media con la precisión de un reloj suizo: 1:40:00 (4:40 clavados).
Es increíble lo que el cerebro puede significar en carreras de este tipo. Meterme en ritmo objetivo de una forma tan brusca y saber que ahora la ansiada marca es posible me hace dar un enfoque completamente nuevo a la carrera.  Sé que ahora vienen 10kms prácticamente llanos y que es el momento en el que se va a decidir todo. Me “acoplo” como un contrarrelojista que se está jugando el Tour de Francia en la última etapa y pongo un ritmo de crucero de 4:35. Así cae un km tras otro hasta que me doy cuenta de que la media acumulada se ha ido hasta 4:38. Me estoy acercando al km30 y voy muy bien de fuerzas. Pienso que la cosa va a ir bien y me dan ganas de apretar algo más, algún km sale a 4:30. Pero de repente me acuerdo del MAPOMA del año pasado, dónde empecé a saborear la marca antes de tiempo y el reventón fue de escándalo. “Hay que ser prudente y mantener la cabeza fría”. Esto es difícil porque el sol calienta pero bien. “Hay que joderse, ¿es que los del tiempo no aciertan nunca?, ¿Dónde están las anunciadas lluvias? Con lo bien que me vendrían ahora”.
Los kms 26 al 31 se desarrollan en la Diagonal, otra gran avenida de ida y vuelta. Tampoco sabría decir cuándo se sube y cuándo se baja, aunque en teoría es completamente llano. Me empiezo a sentir raro, empieza a pasarme gente y esto no había ocurrido en los últimos 10kms. Las fuerzas empiezan a fallar, la cabeza empieza a dudar. Como iré que en el giro de 180º está Laura para animar pero ni la veo.
Algún km se empieza a ir a 4:45 y vuelven los nervios. Además, el gemelo de la pierna izquierda empieza a dar guerra. “No puede ser, si la que me da problemas es siempre la derecha”. “¿Habrá estado mi “inconsciente” protegiendo la parte derecha y se me ha sobrecargado la izquierda?”.
A partir del km32 se entra en la zona del paseo marítimo y el puerto. Hay menos animación, pega más el viento y el perfil ya no es tan cómodo. Se sube un puente y el gemelo amaga una vez. Creo que ha llegado la hora de levantar el pie, “puedo permitirme el lujo de perder 10 segundos por km, pero si me da el calambrazo se acabó…”. Bajo el ritmo y pierdo algo más de un minuto en 5kms. La media vuelve a ponerse en 4:39. Sé que los 2 últimos kms son cuesta arriba y me pongo aún más nervioso.
Éste es el momento más duro de la carrera, tanto física como mentalmente. Me acuerdo de los malos momentos durante los entrenos, me vuelvo a acordar de mi mujer, de mi padre, de mis hermanas, de mi madre (a la que he dejado tirada en el día de su cumpleaños por estar aquí, (“lo siento mucho, madre”). El “pues no habrá días para correr que tiene que ser hoy” no para de retumbar en mi cabeza. Estoy entrando en un bucle de pesimismo muy preocupante. Tengo que salir de él de forma inminente. Me refugió en el mp3 para “resetear” la cabeza. “Vamos a ver que nos depara el modo aleatorio”.
El Koala. “Sí, para hacer corrales estoy yo ahora”.
ACDC, Highway to hell. “Efectivamente, allí voy, derechito al infierno”.
ACDC, Hell’s Bells. “No sé si serán las campanas del infierno o las llaves de San Pedro, pero voy muerto, eso seguro”.
Barón Rojo, Los roqueros van al infierno. “Y los maratonianos también, no te jode”
Km36, Arco del Triunfo, para el mío queda mucho aún. Los kms se empiezan a ir todos por encima de 4:45 y la media va variando entre 4:38 y 4:39. La cabeza empieza a calcular en todos los sentidos, “¿cuánto puedo perder en los 2 kms finales para mantener el objetivo?” El gemelo ya está al límite y los isquios de la pierna derecha también. Al ritmo de Extremoduro y Marea me presentó en el km 39. “Que se acabe esto, por Dios”. Ahora mismo voy como Rocky cuando le calentaba el ruso.  Intento no pensar en nada y mantener el ritmo todo lo posible. Me doy cuenta de que ya hace tiempo que no me adelante gente. Vuelvo a mirar el Garmin, km40 en 4:30. “¿Se habrá vuelto loco?, no puede ser”. Vuelven los cálculos a mi cabeza: “2 seg mejor que el objetivo, por 42 kms, son por lo menos 84 segundos, casi 1 minuto y medio”. Ahí me doy cuenta de que estoy peleando no por mantener el 3h19 sino por cambiar ese 9 por un 8. “A morir que a saber cuándo vuelve a presentarse una oportunidad así”. En un ataque de inconsciencia (“si se me sube el gemelo las voy a pasar canutas”) me lanzo con todo lo que me queda. Últimos 2 kms, el terreno empieza a picar hacía arriba, hace muchísimo calor, me veo la marca del sol en el pantalón remangado. No veo demasiado, no puedo enfocar, bastante tengo con no chocar con la gente. El pasillo es muy estrecho, al estilo de la salida de la casa de campo, y con muchos corredores que van a un ritmo bastante más lento. Entre empujones y maldiciones a alguno que piensa que corre solo, emboco esa recta del Paralel. A lo lejos veo a una pedazo rubia dando voces completamente exaltada. “!Es Laura!” No me lo esperaba. No tengo tiempo ni de cambiar la cara.




Al ritmo de mis inseparables Warcry llego al km41 (4:38). “¿Pero esto no era cuesta arriba?¿Dónde está la cuesta”. A ver si me he lanzado antes de tiempo. “A ver si haber subido 100 veces los autos locos en las últimas semanas ha hecho efecto”.
El gemelo me da un calambrazo y pego un respingo, “no me jodas, ahora no, aguanta unos minutos”.
Otra de Warcry en el mp3 al que ya no le queda más volumen para subir. El mensaje de la canción es esclarecedor:
 “Quien me cierre los caminos,
que se pare a pensar
que lucho por los míos,
y no puedo abandonar.
No hay marcha atrás...”
Salta el km42 en el Garmin (4:39). Pero sé que siempre marca de más y aún me quedarán unos 700 metros de agonía. Curva a la izquierda y ya se ve el arco de meta a lo lejos. No veo cuánto marca. Sé que pasé por la salida a los 4 minutos del disparo.
Deben quedar unos 250 metros, miro el Garmin incrédulo, acaba de marcar 3h17. “Joder, que pueden caer las 3h17”, “hay que darlo todo”, “las posturas en las fotos para los modelos, aquí hemos venido a correr”. La vista se clava en el cronómetro, 3:17:40, 3:17:45, “vamos, que no llego”. Cada vez aprieto más, después comprobaría que esos 740 metros finales los hice a un ritmo medio de 4:17 (las series en solitario en las pistas de Azuqueca han dado sus frutos).




Paso bajo el arco de meta, 3h17:55. Increíble, no me lo puedo creer, he pulverizado mi marca, bajándola 8 minutos. Me voy directo a apoyarme en una valla porque al parar se me ha subido el gemelo. Y allí apoyado, explotan todas las emociones, el dolor físico, la rabia, la satisfacción personal, todo eso provoca que las lágrimas sean incontenibles.
El resto ya lo conocéis, alegría, abrazos, felicitaciones y el wasap que echa humo. Muchas gracias a todos por vuestros mensajes de ánimo el día anterior, dónde las dudas te comen por dentro.



Ahora toca recuperarse en la medida de lo posible para hacer dignamente el de Madrid. Y después de ése, dejaré los maratones por un tiempo. Como os decía antes, el sacrificio es demasiado alto y quiero hacer otras cosas. Cosas que no os puedo contar ahora, por lo de la piel del oso que os decía al principio ;-)

PD: quiero dar las gracias a Jordi, Mercé, Pau y Anna por cómo nos han tratado este fin de semana. Nos han hecho sentir como mínimo tan bien como si estuviéramos en nuestra propia casa. Con gente así da gusto.

PD2: felicitar a Jordi por sus 2h46!!! Este tío no es de este planeta. Ha sido dejar los pacharanes y los gin-tonics y ya no hay quién lo pare. 


PuestoNOMBRECategoriaPos/Cat1-Med2-MedTiempo NetoRitmoPuntos
2405David Alonso JiménezM3511641:40:001:37:553:17:550:04:4233MMP

Estrategias (Media Maratón de Aranjuez 2.015)

Estrategia 1
Ulises.

.
Se puso su gorra blanca, miró a través de sus gafas de sol sondeando el terreno como si este fuera un mar y atusándose la poblada barba se adentró entre las largas rectas de los Sotos de Aranjuez. Y como un Ulises,  se zafó de Eolo, no dejó que el cíclope le viera con su solitario ojo y desoyendo los cantos de sirena llegó a buen puerto para batir su mejor marca en la distancia..



Estrategia 2
La pantera.


Con la excusa de que estaba griposo salió “a ver qué pasa”, si pasan los kilómetros,  si pasa el Tajo por Aranjuez, si pasan las horas, si pasan las nubes. Pero de soslayo vió pasar a una gacela, olió a sangre, y sus hambrientas fauces de felino no pudieron resistirse  Y pasó que cayó su mejor marca en la distancia.


Estrategia 3
La musa y el percherón.


La musa se había levantado reivindicativa y rebelde. No sé que me dijo al oído de que había llegado su momento, que no quería microcuentos inventados. Quería ser ella misma sin obligaciones de métrica y rima. Y dejando el pre-mapoma por un par de horas, acompasó sus tobillos morenos al son del balanceo de su largo pelo, e hizo su mejor marca en la distancia.

El percherón la siguió como pudo para luego, aún sin musa, poder escribirlo y constatar tres mejores marcas.



PINCHANDO EN EL NOMBRE EL VÍDEO DE META


PuestoNOMBRECategoriaPos/CatT.Inter.Tiempo NetoRitmoPuntos
102Manuel Verdeal PorteroVetA_M400:40:581:24:540:04:0132MMP
395Sergio Trigo SierraSen_M120:44:401:34:390:04:2929MMP
1523Natividad Lahoz ArroyoVetA_F480:57:261:59:170:05:3926MMP
1526José Fernández ValenciaVetA_M5530:57:251:59:180:05:3923

SIGÜENZA 2.015

El pasado domingo con la Carrera del Doncel de Sigüenza se dio la salida al Circuito Diputación Guadalajara 2.015.




Aunque el que escribe no estuvo allí, la información recibida por parte de la expedición villana que allá se desplazo  es la de que este año cambiaron el circuito de una a dos vueltas, con el fin de buscar  suavizar el desnivel que tenía el recorrido a una sola vuelta de los años precedentes. Si fue así o no, no lo sabemos,  pues como digo un servidor no está informado de ello.

El caso es que viendo los tiempos que realizaron nuestros 6 representantes, se podría llegar a la conclusión de que es cierto. Pero por otro lado sabemos que, hoy por hoy, los villanos están muy fuertes. Cosa que se refrendo con dos pódium.


                            Eduardo Lozano quedo segundo de su categoría.





                         Manuel Capote recibió el de trofeo al más veterano.

Dave, Peñu, Javi y Cristian completaron el sexteto villano de lujo que a buen seguro sumarian una buena puntuación de cara al equipo.










En cuanto al comienzo del circuito este año, aunque es pronto para entrar a valorar, parece que ha empezado algo flojo en cuanto a participación. En su debe hay que decir que se ha mantenido la cuota de inscripción a las carreras, que viendo lo visto ya es algo importante.
No sabemos si será por la cantidad de carreras que hay cada domingo, porque los diez miles miden 300 metros menos, si es porque desde los club, ayuntamientos  y la propia Diputación no sabemos moverlo, por los premios, por la lejanía de estos hermosísimos pueblos de la Alcarria. El caso es que parece que entre unas cosas y otras los populares y los club de la provincia no encuentran motivación. Tomaremos nota.

Las fotos de Irene:


114 Llegados

PuestoNOMBRECategoriaPos/CatTiempo NetoRitmoPuntos
20David García SerranoSen_M120:38:410:03:5248
34Francisco Peñuelas SanchezVetA_M130:41:050:04:0645
48Eduardo Lozano ValverdeVetC_M20:43:040:04:1842
60Javier Pérez GonzálezVetA_M250:44:400:04:2839
90Cistian Casas MarcosSen_M350:49:440:04:5836
106Manuel Capote HuelvaVetC_M60:56:380:05:3933




CARRERA DEL TALLER 2015, Revisión a 10 puntos.




1. Revisar batería y sistema de encendido (bujía/calentadores). 
Fundamental es calentar antes de la competición, aunque estos villanos lo hicieran exageradamente y se metieron 9 kilómetros antes de los 10 de carrera, es el problema de ponerse en el llamado “modo maratón”.



2. Revisar la iluminación y reglaje de faros. 
Pon a cargar el Garmin el día anterior que si no luego tendrás que correr “por sensaciones” y no todos saben hacerlo.



3. Revisión de aire acondicionado (filtro de polen). 
Es esencial llevar la camiseta amarilla y azul de Villanueva para una adecuada transpiración. Dentro de la gama de depredadores de km. del club hay desde los que van muy sueltos hasta los que se aprietan, algunos en exceso...
Si tienes alergia achis (que no hachis).



4. Comprobar niveles: aceite motor, filtro aceite, aceite de caja de cambios, liquido de la batería, liquido de la servo-dirección, liquido lava parabrisas, liquido frenos, liquido refrigerante, liquido climatizador.
Comer y cenar bien el día anterior, masajearse músculos tendones y articulaciones (o que te los masajeen, mucho mejor), desayunar bien, ir al baño no sea te entre el apretón en plena carrera, etc.
Lo del sexo (aunque alguno lleva vida monacal u onanista) es mejor tenerlo en las horas previas, así solo te centras en correr y no en ir viendo el “paisaje” pre veraniego.



5. Revisar filtros (combustible y aire). 
Para 10 km. tampoco es necesario, claro para alguno esto es un mundo.



6. Revisar estado de las correas. 
Se de uno que cuando fue a atarse los cordones ya se había caído 5 veces.



7. Revisión de frenos (discos, pastillas, zapatas).
Lo mejor es estudiarse antes el circuito, la altimetría, etc. para no llevarse luego sorpresas y saber dónde ir a un ritmo u otro, donde acelerar o frenar, incluso donde “recortar” o parar y encender el crono.



8. Revisar dirección y amortiguadores. 
Está claro que hay que saber dónde vas y que debes hacer una vez allí.
El uno por ciento de los corredores populares  que leemos el reglamento llegamos con la hora y al lugar, sabemos dónde recoger el dorsal etc.
El 99 restante está metido en grupos de washapp y no saben donde acabaran ni a qué hora. Amén de preguntarlo siete millones de veces. 
 No me chilles que no te veo.

9. Revisión de estado de neumáticos (presión y profundidad). 
A alguno se le sale el dedo meñique por la malla de la zapatilla, otros ya están en modo minimalista con el calcáneo haciendo surcos en el asfalto.

10. Revisión fugas y nivel de humos en sistema de escape. 
Si vas el último no pasa nada, pero cuanto más adelante mayor se hace el motivo por el cual debes cuidar tus escapes si no quieres que la gente te mire de reojo y haga comentarios escatológicos sobre tu persona y allegados.






Pinchando en el nombre el video de meta


PuestoNOMBRECategoriaPos/CatKm 5Tiempo NetoRitmoPuntos
69David García SerranoSen_M230:19:450:40:170:04:0231
118Francisco Peñuelas SanchezVetA_M380:20:440:42:000:04:1228
226Sergio Trigo SierraVetA_M640:22:280:44:250:04:2725
285Eduardo Lozano ValverdeVetD_M240:22:260:45:240:04:3322
324Javier Pérez GonzálezVetB_M630:23:050:46:030:04:3719
1224Manuel Capote HuelvaVetD_M1120:29:340:58:530:05:5416
1549Tomás Serrano SarroSen_M3960:33:431:08:150:06:5013

                    “Sin compas, no cantes, ni toques, ni bailes.