Tod@s corremos. Yo corro, tú corres, el/ella corre. A veces juntos, nosotr@s corremos, vosotr@s corréis, ell@s corren. Al final se trata solo de eso. CORRER.

EL CROSS DE MECO Y … ¿UNAMUNO?




                    Crónica de Miguel Ángel Rozas


Don Miguel de Unamuno y Jugo fue un escritor y filósofo español perteneciente a la generación del 98. Nacido en Bilbao, pero salmantino de adopción, es seguramente una de las mentes españolas más clarividentes de finales del s. XIX y principios de s. XX y con una extensa obra que incluye gran variedad de géneros literarios como novela, ensayo, teatro y poesía. Además de su abundante y variada obra literaria también era una persona muy activa en la vida social y política de aquellos tiempos. Entre otras cosas fue Rector de la Universidad de Salamanca en tres ocasiones, la más antigua de España y la tercera del mundo no lo olvidemos, Concejal del Ayuntamiento de esa misma ciudad y Diputado a Cortes entre 1931 y 1933.




A Don Miguel se le recuerda especialmente por un famoso incidente en el Paraninfo de “su” Universidad. El 12 de octubre de 1936 se celebran conjuntamente en el citado Paraninfo, la apertura del curso universitario y el “día de la raza”. Lógicamente asisten muchos gerifaltes de los golpistas y entre ellos el general Millán Astray. Tras varios discursos llega el turno de nuestro protagonista y Rector. En su alocución no deja títere con cabeza, cosa que molesta enormemente a los fascistas presentes y es en ese momento cuando el legionario Millán Astray grita aquello de:

- ¡Mueran los intelectuales! ¡Viva la muerte!

Gran profundidad de pensamiento el suyo desde luego, a lo que Don Miguel le responde:

- … Este es el templo del intelecto y yo soy su supremo sacerdote. Vosotros estáis profanando su recinto sagrado. Diga lo que diga el proverbio, yo siempre he sido profeta en mi propio país. Venceréis, pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta, pero no convenceréis porque convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta en esta lucha, razón y derecho. Me parece inútil pediros que penséis en España. …

Lo más sorprendente es que casi seguro que Miguel de Unamuno salió vivo de aquel acto gracias a que Carmen Polo le ofreció su brazo para abandonar tan ilustre edificio.



Pero en fin a lo que vamos; porqué estoy hablando de Unamuno y que tienen en común él y Meco. Esta villa es una de esas poblaciones que en una Comunidad como la madrileña con tantos pueblos grandes e importantes y con tanta población, pues que digamos, pasa desapercibida; un pueblo más podríamos decir. No es que destaque por nada en especial ni tampoco tiene un personaje ilustre, es casi un pueblo anónimo. Bueno en realidad desgraciadamente sí que se le conoce por algo, que además en mi caso ha originado conversaciones tan surrealistas como esta. Os pongo en situación; yo estoy en una tienda u oficina y tengo que dar mis datos personales:
- Pregunta del otro sujet@: ¿Y la localidad?
- Mi respuesta: Meco
- El sujet@ sorprendido: ¿Meco?, será Alcalá-Meco.
- Yo resignado: No, no; es Meco.
- El suje@ “intelectual”: Vale, pero yo creo que es Alcalá-Meco.
- Yo hasta los mismísimos: Y yo creo que tú eres un *&%¿$@¿ç#@|#€¬¬9()/&$%

En fin… Y por pura curiosidad, ya os dije una vez que era muy curioso, me puse a buscar cuáles y cuántas serían las apariciones de Meco en nuestra literatura. Pues muy pocas la verdad y la más importante o relevante de todas…pues de ¡Don Miguel de Unamuno y Jugo! Como lo hilo todo, madre mía. Pues resulta que a fínales del s. XIX nuestro protagonista pasó largas temporadas en Alcalá de Henares y aparte de sus cosas de intelectual aprovechó para conocer a fondo la ciudad de su admirado Cervantes y también los campos, tierras y pueblos de los alrededores. De esas visitas y viajes escribió numerosos artículos que aparecen en la obra “De mi país. En Alcalá de Henares. Castilla y Vizcaya.” y ahí podemos encontrar el siguiente párrafo:

“En el confín, las tierras azuladas que tocan el cielo, las que al recibir el sol que se recuesta en ellas, se cubren de colores calientes, de un rubor vigoroso. Todo ello parece un mar petrificado, y como un navío lejano en el fondo, se pierde la iglesia de Meco, célebre por la Bula del Conde de la Tendilla.”

Pues aquí quería llegar yo. Y además buscando buscando, esta cita la podemos encontrar en una fachada en un rincón de Meco.



De la famosa Bula y de lo del pueblo más alejado del mar, al igual que Tip y Coll con el gobierno, hablaremos mañana.

Pasando ya a lo que nos ocupa; probablemente en nuestro mundillo de corredores, y especialmente en los alrededores, a Meco sí que se le conozca por su Carrera Popular que ya cumple 28 ediciones y que ahora además es Cross. Hace tres años se decidió dejar el circuito urbano de 7 km con sus tres vueltas, pasando a un circuito de 8 km por caminos de tierra en la Cañada Real Galiana. ¿Mejor?, ¿Peor?, para gustos los colores; sí que es cierto que se pierden los ánimos de la gente que había en el urbano, pero yo corro más a gusto por el campo y prefiero el actual. Pues allí nos presentamos a las 10:30 de una ventosa mañana dos villanos a la par que residentes en Meco. Tengo que reconocer que todavía impresionados, emocionados y alucinados por la heroica gesta de nuestros seis villanos el día anterior en los Picos de Europa. Por un lado, Raúl López Torralba representando a la élite. Uno de esos tipos que más que correr levita; que más que dar zancadas las reparte porque le sobran; que más que correr con técnica es la técnica personificada; de los que se ponen en primera línea en la salida; de los que su objetivo es el podio. Y por otro lado un servidor representando a la mayoría silenciosa, a la grupeta del pelotón. Uno de esos tipos que más que correr lo intenta; que más que dar zancadas las sufre; que más que correr con técnica la busca desesperadamente; de los que se ponen en una línea secundaria en la salida; de los que su único objetivo es superar sus tiempos. Pistoletazo. Allá que voy. Salgo muy fuerte para hacerme con hueco, me pego al lateral derecho me hago con mi sitio y de allí no me mueve ni Dios. Dejamos atrás el pinar y salimos a la pista blanca para encarar la subida más “dura” de la prueba, que en esta ocasión lo es a causa del fuerte viento de cara. La superamos y un km más adelante giro a la izquierda, remite el viento y afrontamos el ecuador de la prueba. Me siento bien y con ganas, aprieto el ritmo. Nuevo giro a la izquierda y el viento desaparece. Voy cogiendo rivales y echándome cabezas a la saca. Me da moral. En la bajada lo doy todo y más cabezas. Otra vez junto al pinar, me gusta este tramo. Giro a la derecha y recta de meta. Último esfuerzo. Cruzo la meta y miro el crono; 36:08. 3’40’’ mejor que el año anterior. ¡Cojonudo!. Objetivo conseguido. Me encuentro con Raúl, resulta que ha hecho segundo local. ¡Cojonudo!. Objetivo conseguido. Me encuentro con mi cuñado, ha hecho décimo y prácticamente venía a entrenar. ¡Cojonudo!. Objetivo conseguido. Llega otro Raúl, mi colega de curro. Muy buen tiempo, buenas sensaciones y muy contento. ¡Cojonudo!. Objetivo conseguido. Me encuentro con mi cuñada que ha estado de animadora y de guardarropa; no ha podido correr, pero sigue tan estupenda y simpática como siempre. ¡Cojonudo!. Objetivo conseguido. Espero la llegada de Ángela. Baja el tiempo del año anterior en casi cuatro minutos. ¡Cojonudo!. Objetivo conseguido. Hacemos tiempo a que lleguen las carreras de los sobrinos. Pre Benjamín chicas para Luna y Chupetín chicos para Leo. Lo dan todo, como si no hubiera un mañana y Luna roza el cajón. ¡Cojonudo!. Objetivo conseguido





Llega el momento de los pódiums. Raúl se hincha a trofeos: Segundo local en la general y en veteranos A y tercero en veteranos A general.





Yo sin embargo y a falta de pódiums me hincho con los míticos kiwis Zespri.



145 llegados a Meta.


VILLANO
GENERAL
TIEMPO
MIN/KM
CATEGORIA
RAUL LOPEZ
12º (2º LOCAL)
31:13
3’54’’
VET. A. - 3º
MIGUEL A. ROZAS
50º
36:08
4’31’’
VET. A. - 22º



Clasificación, video y fotos:






2 comentarios:

pepa cooks dijo...

No veo que hile bien el kiwi con Unamuno, por otra parte. :-D

José Valencia dijo...

Enhorabuena a los dos por la carrera y por todos esos "hierros" de Raúl en su pueblo de adopción.

La entrada del blog en dios palabras So berbia . Da gusto abrir el blog y encontrar perlas como esta.