Tod@s corremos. Yo corro, tú corres, el/ella corre. A veces juntos, nosotr@s corremos, vosotr@s corréis, ell@s corren. Al final se trata solo de eso. CORRER.

Media de Getafe 2018 - ¿Listo para volar?



Crónica de Dave.

El eslogan de la carrera decía que si estábamos listos para volar y por las ráfagas de viento que nos recibieron en Getafe, realmente cualquier podía haber salido volando.

Antes de la carrera, los tres villanos que veníamos a la carrera, no pudimos coincidir para hacernos la foto de club, cuando Dori se encontró con Jaime, faltaba yo y cuando yo me encontré con Jaime y su familia, no teníamos a Dori, en fin, cosas que pasan.



Tras calentar y ver que realmente las corrientes de aire, jugaría un papel importante en la carrera, me fui a mi cajón, donde me encontré con Jaime, nos deseamos suerte, a sabiendas que hoy a Jaime no le tendría al lado en la disputa de la prueba, ya que se la quería tomar como un rodaje para ir cogiendo ritmo para otras carreras.



Los primeros metros, fueron una odisea, apelotonamiento, gente que sale adelante pero va a un ritmo muy inferior a lo que marca su cajón,  caídas, vayas que se tumbaban por el viento, en fin…

Si alguna vez habéis corrido en Getafe, ya sabréis que la carrera es fea, muy fea, sobre todo la primera parte, donde te meten por una zona nueva de la ciudad a medio construir, con grandes descampados y demasiadas curvas, si bien es una carrera propicia para correr rápido porque no tiene apenas desnivel.

Desde el principio me pegó al globo de la 1h20, dejando una distancia razonable, para que no me molestara la pelotera de gente, bien arropado al final del grupo, sin desgastarme en las zonas donde más soplaba el viento, y así fueron pasando los kilómetros, con buenas sensaciones, pero con cautela, sabiendo que en cualquier momento podría penar.

Por el kilometro 8, el globo que seguíamos se escapa volando, en un nuevo soplo de viento, quedándonos sin referencia visible, pero sabiendo quien era la persona que lo portaba, asi que sin problemas, poco después doy caza a Toño de la Esperanza y me pongo detrás de Carlos Razola del BikeTime, cuando en la siguiente curva, veo como Carlos se va al suelo con otros atletas, por unos segundos corro mirando solo hacía atrás hasta ver, como puede seguir corriendo, menos mal…

El kilometro 10, lo paso cómodamente por debajo de los 38 minutos, cuando pasamos por la zona de la salida, el grupito se rompe, hay algunos atletas que cambian de ritmo y otros que en la leve subida se quedan atrás.

En la cabeza tenía como otros años la segunda parte se me atragantaba, en especial en la zona de adoquinado del centro, pero desde el kilometro 15 o así, hago la típica cuenta de la vieja y soy consciente que aún yendo a cuatro el mil, voy a hacer MMP, así que con la confianza mental de saber que tu principal objetivo lo tenía en la mano, esta vez no desfallecí.

Cuando salgo del adoquinado y quedan menos de 3km, me pita el Garmin y veo que he bajado unos segundos el ritmo, por un momento por mi cabeza pasa una idea de conformismo, “David, déjate llevar, que vas a hacer marca, un tiempazo y va a ser un crono batible en el futuro”, pero mi pepito grillo se impone diciéndome “quien te dice a ti que puedas bajar de 1h20 en el futuro?”, así que aprieto los dientes y empiezo a dar todo lo que daba dentro, siendo mi último kilometro y medio los mas rápidos de toda la prueba, atravesando la meta feliz, sabiendo que lo había logrado.

A veces perdemos un poco la perspectiva de las cosas que hacemos, conseguir ir año tras año bajar y bajar tu marca no es fácil, detrás hay mucho trabajo, mucha constancia, no decaer cuando no consigues tu objetivo, como la semana pasada cuando aunque mi ritmo fuera mucho mejor que el anterior año en Alovera, no consiguiera MMP, ya que la carrera del 2017 no estuvo bien medida... Por suerte, he sido un competidor desde niño y no me rindo fácilmente y tengo la suerte de tener en casa a mi hermano Gaspar, que me cuida y me exprime, con unos entrenamientos que se ajustan a mí, muchas veces subestimamos el poder de un entrenador y gran parte de mis resultados son gracias a él. Y también mención especial a las series con Jaime, cada Martes estamos ahí pegándonos, dándolo todo, tirando el uno del otro y ese trabajo termina saliendo. Compañero pronto, estarás arriba de nuevo, tenlo claro.






Que emoción ver a Dori tras la carrera, se me saltaron las lágrimas al abrazarla y decirnos como ambos habíamos hecho marca. La pobre había pasado una semana difícil, con gripe y llegaba a la carrera sin apenas entrenar, con la sensación que no tenía ninguna opción de conseguir mejorar su marca, con esa idea recurrente en la cabeza que todos tenemos alguna vez de desistir, de ni siquiera intentarlo, de no querer apostar nada por ti. Pero al cruzar la meta, vio que a pesar del viento y de todo el sufrimiento había vuelto a superarse. Qué grande eres Dori.

POSICIONNombre Categoría10K TIEMPO
137DAVID GARCIA SERRANO SEN M- 43 37.551:19:57MMP
565JAIME SERRANO ALAMINOSSEN M-16640.411:28:25
1505DORI MATEOS PAJUELOVET B F-1247.041:38:58MMP

4 comentarios:

La Roble dijo...

Enhorabuena chicos y Dori! Estáis a tope!

Anónimo dijo...

Enhorabuena a los dos.

Pedazo de carrera que os marcasteis.

Jaime Hijo

Edu dijo...

Enhorabuena,,, que difíciles son los últimos kilómetros ,,, cuando vas con el que si,, que no. Una MMP no se toca todos los dias.

José Valencia dijo...

Gran carrera de los tres.
El entrenamiento da resultado. Sois top.