Tod@s corremos. Yo corro, tú corres, el/ella corre. A veces juntos, nosotr@s corremos, vosotr@s corréis, ell@s corren. Al final se trata solo de eso. CORRER.

Un día soleado amanece en Patones de Abajo



Por Virginia Hernández

Ahí nos presentamos Los Culebras en representación villana. Una carrera nueva con caras nuevas. No conocíamos a nadie ni nadie nos conocía a nosotros, o eso creemos. Echamos de menos que no hubiera algún Villan@.






Como siempre en estas carreras mucho buff, Camelbak, bidones, geles, bastones, zapatillas La Sportiva,… Oscar y yo camiseta de tirantes, mallas y zapas de medio trail.



Se da la salida a las 10 en punto y nada más salir a subir unas escaleras de madera empinadas del año de Isabel II por lo menos. Al cabo de 1 km te presentas en Patones de Arriba, lleno de turistas ya a esas horas.



Sigues subiendo por regueros marcados por el agua y llenos de piedras de gran tamaño. Vamos que aún no hemos visto un camino en condiciones y estamos ya en el km4. Ahí se encuentra el primer avituallamiento, sólo agua y hacía un calor de muerte, aagggg pues venga un par de vasos y a seguir. Miro atrás y no veo a Oscar pero pienso que siempre va de menos a más así que no me preocupo.



En el km 7 se desvían las carreras, ahí es cuando piensas que tenías que haberte apuntado a la corta. Veo como la mayoría de las chicas se van a la de 11km y los chicos que venían conmigo me dan ánimos. Gracias, los necesito J.



Otra vez a subir, esta es la gorda dicen por detrás. Y como el que no quiere la cosa en otros 4Km estamos en lo más alto, el Cancho Cabeza a 1.264m, un pico desde el que se puede ver toda la presa del Atazar, todo un lujo de paisaje. Ahí segundo avituallamiento, isotónico, naranjas y plátanos. Me encuentro a una chica, la iba aguantando haciendo la goma en todas las subidas y por fin la cogí, sabía que bajando la iba a dejar atrás.



Y nada, a tumba abierta a bajar. Adelanto a 4 chicos en un momento, sabía que era peligroso, había mucha protección civil avisando de piedras y pizarras sueltas en el camino pero me encuentro bien, he llegado con fuerzas así que las piernas me responden.



Último avituallamiento en el km14, no paro, voy genial. Y cuando menos te lo esperas, en un falso llano bajando, cuando más confiada voy, una pizarra de punta y leñazo contra el suelo. Doy media vuelta de campana, me levanto y digo: vaya leche me he dado, pero no pasa nada, en la cabeza no me he dado y no me falta ningún diente así que a seguir.








Los último 2 km son de bajada muy empinada por medio del monte, no hay camino así que los hago medio andando, la verdad es que no se podían hacer de otra manera.



Al entrar en línea de meta me nombran tercera clasificada, toma ya! Pero por las miradas y comentarios de la gente descubro que voy echa un cristo de heridas.







De premio, 30 euretes y la inscripción gratis para el año que viene, pues eso, posiblemente para repetir.



Ya en línea de meta espero a Oscar estirando antes de ir a que me curen. No puede ir muy lejos. Pasan 15 minutos y no llega, me empiezo a preocupar, pienso: otro que se ha caído…. Y voy en su busca. Le veo ya bajar y me dice que va con unas ampollas de campeonato. Joder que putada.



Ya en meta vamos los dos a que nos curen. Puntos de aproximación en la cara y betadine por todo el cuerpo. Aún me sigo descubriendo heridas donde no sabía que las tenía jeje.



Después pasamos la tarde en familia: BBQ de la carrera, café por Patones, visita al Pontón de la Oliva, El Atazar, Torrelaguna,…







PD: Gracias a Oscar que a pesar que no le gustan estas carreras vino conmigo y la terminó como un campeón, la larga. Ahora descansar y pensar en la siguiente.


PUESTOAPELLIDOS, NOMBRENETOTIEMPOCAT.P.C.
35HERNANDEZ PEREZ, VIRGINIA2:02:162:02:20SF3
87MARTIN CULEBRAS, OSCAR2:21:032:21:07SM34

1 comentario:

José Valencia dijo...




Esta carrera es de las buenas,
Enhorabuena Oscar te estas "curtiendo".
A ti Virginia ya te vale:) mira que casi te quedas sin BBQ. Veras como otro día te lo piensas en luga4r de ir tan a lo "loco".

Sois la caña. (PD. Aún quedan dorsales para el maratón de El Escorial)