QA la luz del ópalo y sin el viento a favor…..

40 MARATÓN DE MADRID - EPISODIO II




                           Episodio II 

                      “Inolvidable”





El maratón de Madrid de Dori Mateos Pajuelo







Muchas veces las mejores cosas de la vida llegan cuando menos te lo esperas.


Hace poco más de un año me convertía en medio maratoniana, y ni me imaginaba lo que me esperaba.

Todo empezo por “culpa” de  Merce, que como quien te da los buenos días me propone hacer el MARATÓN DE MADRID con ella, y yo como quien contesta hola que tal , no me lo pienso y acepto sin dudar.

Comenzamos a prepararnos con un plan de entrenamiento ajustado a tres días semanales, que combina kilometraje, calidad y descanso.  Cambiamos nuestra dieta, probamos geles y corremos la famosa tirada de 30 km….que se nos fue a 32…


En un mes escaso, ya está todo listo, entrenamiento, dorsal, dolores, dudas...


Llega el día y allí nos presentamos 17 valientes del club entre miles de corredores, 17 ilusiones entre miles de esperanzas, cada uno a su cajón y a correr.



Merce, Erika y yo juntas, comienza la carrera, que emoción, la gente se agolpa, grita, canta, salta...estamos muy emocionadas, necesitamos tranquilizarnos que sino...

Pero es casi imposible dejarse llevar entre los ánimos de  nuestras compañeras y compañeros del club, nuestros familiares, gente de aquí y los paisanos de allá...



Erika se aleja, Merce y yo juntas bajando Bravo Murillo, subiendo Gran Vía, Merce y yo juntas con el subidón de La Puerta del Sol, la llegada a  la media maratón, la Casa de Campo. En algún lugar de esos comienzan los dolores, el cansancio, los calambres, el Calderón, el Paseo de los melancólicos, el 35, el 36, el muro...todo lo que nos habían contado los otr@s maratonian@s del club. Y Merce y yo juntas.



Pero para superar esto y aquello están los ánimos de nuestra gente del club, de los familiares y de los amigos, que siempre están cuando más los necesitamos, no nos dejan solas, sus voces, besos y sus emocionados abrazos nos dan mucha fuerza...



Por fin, después de dejar atrás 42 km interminables enfilamos los últimos 200 metros de gloria, de nuestra gloria. Merce y yo entramos a meta. Juntas. Juntas.





 Inolvidable, simplemente una de las experiencias más emocionantes de mi vida.



Hay otra forma de correr, como dice mi compañero Tomás: Es correr anteponiendo la amistad a un tiempo o a un rival, es correr para compartir risas y penas con tu amiga, es correr porque te gusta correr con ella. Y saber que esto ha creado un vínculo entre las dos que no olvidaremos jamás.



Gracias a tod@s, sin vosotr@s no hubiera podido, especialmente gracias a ti Merce.


9 comentarios:

La Roble dijo...

Bravo compañeras!! Los 42 km con una sonrisa en la cara y después las lágrimas de la satisfacción, la adrenalina, los dolores...todo junto al entrar en meta. Es una sensación que sólo saben los que la corren. Ahora.....a por la segunda.

Jesús dijo...

Enhorabuena Dori!! una vez que muerdes el maratón ya no hay vuelta atrás ;-)

José Narciso Valencia dijo...


El trabajo siempre o casi siempre tiene recompensa. Y vosotras os lo habéis currado y os a salido muy bien.
Enhorabuena a las dos.
Disfrutarlo porque esto es tan efímero que se pasa volando y tiende a olvidarse lo que se ha logrado. Que no es baladí.
Ahora a recuperarse con paciencia y ya habrá tiempo de pensar en el próximo reto.
Buenas corredoras y mejores personas.

Erika dijo...

Fenomenal,Merce y Dori! Es increíble cómo habéis entrenado juntas y habéis sincronizado vuestros pasos por Madrid,Casa de Campo,Retiro...Que alegría verte disfrutar tu primer maratón junto con Merce! Enhorabuena a las dos!

Merce dijo...

Gracias Dori por haber querido compartir conmigo esta experiencia que por supuesto es inolvidable.....

Tuve la seguridad de cuando te pregunté¿Dori quieres que corramos el maratón de madrid? ibas a decir que SIII sin duda alguna,la intuición que tuve no me falló....

Y detrás viene pues todo lo que has contado, pero teníamos las dos tanta seguridad y tantas ganas de correr el maratón que no nos ha importado esforzarnos sacrificarnos para poder conseguirlo y así ha sido para nosotras...
Gracias a nuestro personal training que madre mía cómo nos ajusto las 6 semanas nos decía vais un poco pilladas de tiempo pero bueno podéis ...y sí que hemos podido,claro que se puede con ganas ilusión se consigue TODO.
Para mí ha sido muy duro este año a nivel personal familiar quería sacar fuerzas, y las saque,por supuesto que este objetivo que me marque ha sido la mejor experiencia.

Gracias Dori por ser tan grande como persoma y por querer compartir esto conmigo...

Anónimo dijo...

Dos grandes personas ante un gran reto,está claro que no os podía salir mal, sigo pensando que los maratonianos son de otro planeta,vosotras ya habéis entrado en otra galaxia, así que yo ahora os admiro un poquito más.
Enhorabuena chicas!!!!

Carmen.

Edu dijo...

Enhorabuena Dori y Merce,,, preparar un maratón supone mucho esfuerzo, terminarlo también pero es una experiencia que compensa. Es algo que no se olvida y que cambia tu forma de ver las cosas, el espacio y el tiempo. Cuando en Madrid pases por alguna de las calles del recorrido dirás,, Juer, por aquí corrí un maratón, y por Plaza de Castilla , y el Parque del Oeste y el Manzanares y Atocha ,,,, no puede ser.

Enhorabuena por superar un reto tan espectacular.

Edu

Dave dijo...

Cuanto me ha gustado leerte Dori!!, me ha recordado tanto a mi primera experiencia en el maratón al lado de mi hermano, se lo especial que ha sido para Merce y para tí, un abrazo muy fuerte para las dos.

Anónimo dijo...

Una crónica muy emotiva, como lo es el primer maratón. Enhorabuena a las 2 por conseguir este reto tan importante. Dori este año estas que te sales y Merce después de tus problemas clínicos se nota que eres de otra "pasta".
Juancarr.