Quien busque infinito, que cierre los ojos

OCENTEJO 2015

Crónica de Francisco Peñuelas (Peñu)


En la vida hay que ser Humilde y Agradecido,  pero me vais a permitir hoy que tenga el EGO un poco subido, me lo he ganado subiendo a lo más alto del cajón y nunca mejor dicho…

El pasado domingo me dirigí hasta aquí…





                            …con mis compañeros de equipo Erika y Sergio.



Para ellos sería una toma de contacto con la competición y la montaña, pero yo hoy venía aquí con la espada muy afilada y dispuesto a luchar, si era posible por un lugar dentro del pódium o cajón. Si no era así pues nada, pues a disfrutar del día, del paisaje,  de la compañía y de la comida que nos daría después la organización. Pero una idea rondaba por mi cabeza y tenía muy buenas vibraciones.
Calentamiento previo, estiramiento y me voy a reservar mi plaza en la primera línea de salida.











Un recorrido precioso en el que no paras de subir y bajar, por caminos, sendas, rastrojos y sembrados, incluso corriendo y serpenteando en paralelo con el río Tajo.











No sé cómo sucedieron las cosas, pero el caso que me encontraba en séptima posición de carrera persiguiendo a la cabeza y con muy buenas sensaciones y pensamientos. Hasta que llegamos al avituallamiento que eran donde se dividían las dos carrera, a la derecha la de 11 Km y recto la de 7 Km…



…yo tiré recto y en aquel momento no sabía cómo iba situado en carrera ya que no tenía referencia de mis predecesores y tampoco sabía si algunos de ellos habría hecho la carrera pequeña. El caso que miré hacia atrás y me seguía otro corredor vestido de rojo, con lo cual corrí lo más rápido que pude hasta llegar a la meta, no quería perder mi posición por si acaso, aunque mis piernas hacia ya un rato que me estaban pidiendo la hora.

Al llegar a meta pregunté ingenuamente que en qué posición había llegado y cuando me dijeron que era el Primero, no podía dar crédito a sus palabras “que he ganado yo???” SÍ.
Estaba flipando y con una sensación increíblemente reconfortante, feliz, contento, eufórico y hasta algo emocionado, yo no estoy acostumbrado a ganar nada y menos una carrera y sé que seguramente sea la única, por eso lo pienso disfrutar al máximo.
Me voy al coche a cambiar para que se seque mi camiseta, para recoger mi merecido trofeo y mientras espero y fotografío la llegada de mis compañeros, que hicieron su entrada a meta, al unísono.





Después de esto muchos premios me esperaban, un trofeo, un tarro de miel, buena compañía, ricas judías gancheras y sabrosa barbacoa.








    ARRIBA, ARRIBA.



Los padres de Sergio le acompañarían a este evento.
Invito a los miembros del club que el año que viene prueben esta carrera, no se arrepentirán.

Erika lo definió con estas palabras:
“Es una carrera de recorrido espectacular - la naturaleza, rio Tajo, la sombra de los árboles y sol de montaña. La comida popular y el ambiente - fenomenal! Las judías gancheras - ricas ricas y la barbacoa deliciosa con su panceta y chorizo. Fue mi primera carrera de más de 10km por la montana - trail - y no podría estar más contenta de hacerlo en Ocentejo. Respeto por las cuestas y alegría de que mi cuerpo se recupera y me regala la posibilidad de correr en la montaña. Un domingo de deporte en un entorno privilegiado y con buena compañía - vinieron mis suegros también!”


Enlace con las fotos Villanas /Erika:






OCENTEJO 2015
11 KM.TIEMPO
ERIKA DOBROVOLSKAITE1:09:29
SERGIO TRIGO SIERRA1:09:29
7 KM.TIEMPO
FRANCISCO PEÑUELAS SANCHEZ0:29:05

No hay comentarios: