Quien busque infinito, que cierre los ojos

LA CLANDESTINA



Aunque es cierto que lo que paso ya no existe y aunque el bloguero como dice Fito Cabrales “en medio del mar te sientes como en un desierto”, debo de seguir con mi lucha por que nada ni nadie quede en el olvido.






La noche del 28 de agosto, de forma gratuita y cuando el sol dijo adiós, una luna casi llena de luz nos ayudo junto a nuestros frontales a atravesar los caminos que llevaban de Villanueva a Meco, de Meco a Villanueva.





Tras 10 kilómetros, dimes y diretes, cuestas  y falsos llanos, charcas y arenas movedizas. Nos reunimos a las puertas de las vetustas pistas de atletismo para tomar unas cervezas, unos aperitivos y conversar animadamente.
Todo gratis y con premeditación.

Doy fe.


 Aunque la musa no me de para más lo cierto es que “Es triste pedir pero más triste es plagiar”.


video

1 comentario:

manolo capote dijo...

Quiero decir que esta carrera no la hubiese terminado a no ser por la ayuda de Jose y Edu, que estuvieron en todo momento cuidandonos a Erika y a mi, para que no nos perdiesemos y llegasemos a buen fin. Con compañeros asin lo dificil se convierte en una diversion. GRACIAS JOSE Y EDU