Quien busque infinito, que cierre los ojos

Un Maratón Inesperado - Crónicas de 21 villan@s bajo el diluvio IV


Por Sergio Trigo Sierra  



Exención de responsabilidad: No apto para mentes sensibles: el contenido de este texto puede ser escatológico, puede contener palabras o expresiones que resulten incomodas o desagradables para según quien.

                                                         Prologo 

Unos meses antes salían de mi boca frases como:
- el limite de lo lógico, son los 21 km de la media maratón.
- mas de 21km es insano y contraproducente.

Pues así es la vida, basta que un día hagas una afirmación con la boca llena, para que se alíen contra ti los astros, o a favor!, mejor dicho. Y acabes por tragarte esas aseveraciones que tan solidas parecían.

Pero vivir es moverse, moverse de tus convicciones es cambiar, cambiar es avanzar y avanzar es crecer.

Yo respondía: - Sí, algún día correré una maratón, pero falta mucho todavía. Quizás para Octubre, si me veo en condiciones.

Los compañeros que corrían la maratón de Madrid, me invitaban a participar en ella, diciéndome:
-Como la Maratón de Madrid no hay otra
-esta es especial!
-esta no se olvida... 
-es la mejor... 
Sin explicar porqué, dejando un halo de misterio, el cual te invita a que busques tú, que descubras eso inexplicable,  que te marcará para siempre.

                                            Envidia sana

Dos días antes de la celebración de El Rock and Roll Maratón Madrid,  ya no pude contener la envidia sana, sana porque te empuja a desear vivir lo que los demás están viviendo. En este caso, junto a mis compañeros de el "Club de Atletismo Villanueva de la Torre", vivir la camaradería, los vaciles propios entre competidores, vivir la emoción de enfrentarte a tus limites, de encarar tus miedos, de buscar tus debilidades... y  en un acto de inconsciencia, compré mi dorsal.

                                                 Dudas

Aparqué el coche y llovía, algo de frio, recorté la bolsa de basura y me cubrí con ella. Pero pasaría frio?, necesitaría una térmica?, un chubasquero?, y la más preocupante de mis dudas: me entrarían ganas de cagar en medio de la carrera?...Para el que no lo sepa, correr es el mejor laxante que hay, si hace frío mas.
De camino al ropero vi un bar, me estaba meando, pensé que serian nervios, pero porsiaca, entré. Estando delante de roca volvió la incertidumbre, gracias a mi regularidad mañanera de los últimos tiempos. Me encomendé a la diosa fortuna, bajé mi pantalones sin que tocaran el suelo, adopte la postura caganet, aprovechando para calentar cuadriceps, respiración abdominal y relajé. Sonó la flauta, o el trombón mas bién, y cuando miré hacia abajo era como el icono de "wasap" me sonreía y le dije: - te llamaras Bienvenido, o mejor!, Lastre.




Habiendo soltado lastre, ya nada me pararía, se habían acabado las dudas,  y solo las certezas podrían ser un obstáculo para llegar a la meta.


                                                        Al lío

Me tocaba ir a el cajón 5, pero andaba tan ligero y determinado que sin dudarlo me colé en el cajón 2, ahora si empezaba a sentir la adrenalina. Acompañado de el Vilorio Briones, contrariado por encontrarse un cajón mas atrás, y de Juanjo que transpiraba tranquilidad y confianza. 



Unas fotos, un poco de conversación sobre lo rápido que pasaba la mañana. Sonó el disparo y nadie se movía, había unos miles por delante, tocaba esperar. Vilorio desapareció en cuanto corrimos los primeros treita metros y Juanjo se dispuso a ser mi compañero de viaje. Me preguntó que cual era mi objetivo -acabar.  
-de tiempo?
-Cuatro horas sería fantástico!
-Como yo! pues tenemos que ir a 5.50min/km
 Cada vez que me tentaban las ganas de acelerar  Juanjo me decía:  -no hay prisa, vamos 5,50 para hacer cuatro horas, que esto es muy largo, que si no te estrellas...

De repente... otra vez! ganas de mear, como podía ser? seria la cuarta en la ultima hora. -serán los nervios!
Pero las ganas aumentaban, como lo haría?, por primera vez iba acompañado, me gustaba ir acompañado, pero me meooooo

y es ese momento lo vi claro, ¿cuando iba a tener la oportunidad de mear delante de un municipal, sin temor a ser multado o increpado? busqué el agente mas cercano, me la saqué y que alivio! que gozo! y que chute de adrenalina! jeje

Con renovadas energías pero con un considerable esfuerzo, conseguí alcanzar a mi compañero.

Podría alargarlo mucho, pero intentaré abreviar: 

Fuimos juntos un rato, hasta encarar sol, alli recordé al compañero Fernando, que siempre me habla de "evitar un ritmo lento que te incomoda la zancada" le entendía a la perfección, necesitaba alargar la zancada, soltar los caballos...  me vine arriba y deje de contenerme. Que las piernas me digan el ritmo cómodo.

                                                       Y desde ahí:





Como en las fabulas, yo era un animalillo que atravesaba un bosque, de camino pasaba de todo, encontraba multitud de personajes:
 La coneja. Animosa compañera que saltaba de zona en zona para empujarme por esta aventura,
 Las hormigas, trabajadoras organizadas, animadoras conocidas "con carteles y sin carteles, pero gritando frases de ánimo.
La Gacela, compañero que me recordaba lo largo de el camino.
Los desconocidos, liebres, gacelas, viejos búfalos, tortugas y osos que me rodeaban y protagonizaban su propia aventura. Conversaciones, lluvia, risas, lluvia, charcos, fosos, lluvia, codos, salpicaduras... Acompañantes repentinos como el Zorro, que salía de detrás de un arbusto, te daba el parte de guerra y saltaban a otra trinchera.
                                                      Mas lluvia.




Jabalíes Peatones desconsiderados, que cruzaban cerrando los ojos para que tu los esquivaras, corderos transeúntes  que te animaban, o no. Cigarras borrachos que te hacían la cruz, presagiando tu muerte desde la puerta de el bar.
Toda una fauna, la que por Madrid circula. 

Momentos de sufrimiento como en casa de campo, continuados por euforia al salir de la misma, después dolor multiple, pies sobretodo. Seguido de alegria, como al ver mi Escuela en Ronda de Valencia. Cansancio inmenso por colón, seguido ilusión al ver el retiro, o más alegría al encontrar a mi mejor amiga, Erika.



Y todas las emociones juntas cuando vi el reloj de la llegada. Había bajado de las cuatro horas, tomaaaaaaaa!




De las distancias no fuí muy consciente.
Mi técnica no fue correr una maratón, fue correr una media maratón y al llegar, solo necesitaba volver. Así hice y me funcionó.

 Fue menos duro correr la maratón, que andar los posteriores 1500 metros hasta el coche.

Me encantó que el Rock and Roll Madrid Maratón me desvirgara, dolió y me dió mucho placer.

Como mis compañeros acertadamente predijeron, ha sido especial.  

Gracias! a todos y todas, Personas, Animales, Compañeros, Organizadores, Patinadores... y sobretodo! a la lluvia, que me encanta! y me dió ánimos a cada paso.






VIDEOS SERGIO
MEDIA MARATÓNMETA

6 comentarios:

Jesús dijo...

Enhorabuena Sergio!!! pedazo de carrera que te marcaste sin saber que la ibas a hacer...al menos conscientemente ;-P
Un bratzo

Sergio Raner dijo...

Yo solo puedo decir, lo que siento, que me siento muy afortunado de conoceros compañeros, que me empujais, hasta a la hora de inscribirm. Gracias José y Edu! Sois unos Super Bloggers! Muy buena, la edición de la crónica, con esas fotacas y con algún truquillo chulo, que ya me contaréis como se hace.
Gracias Jesús especialmente, me animaste y ayudaste con el dorsal.
Vosotros no sabeis el monstruo que estais creando!
Jajejijoju

Er basi dijo...

Ese Sergioo valiente!!!

Se te veia muy feliz, y con una energia tremenda.
se notaba que ibas disfrutando.. y al final es lo que cuenta.

ENHORABUENA MAJO!!!!!

Edu dijo...

Yo tenia la intuición de que te acababas presentando. Para correr un maratón hay que tener un alma un poco heavy,,,
Estupenda crónica y carrera.

Un abrazo

Jaime Alaminos dijo...

Enhorabuena Sergio por esa pedazo de Maratón me alegro un montón.

Jaime Hijo

La Roble dijo...

Qué calladito te lo tenías, Sergio! No sabíamos el sábado por la noche si nos estabas vacilando o qué.
Ya veo que se estila mucho lo del "economato".
Enhorabuena, crack! Ahora a bajar de ese tiempo. Lo tienes chupao!