Cuando los sueños se hacen realidad hay que ver lo que te duelen las piernas al despertar

IX Media Maratón Villa de Azuqueca

                                        Por David García Serrano




Es cierto que es una carrera con un circuito aburrido, a tres vueltas, que se hacen pesadas, yendo y viniendo una y otra vez por el mismo sitio, cruzándote casi constantemente con el resto de los corredores. Y además que una carrera de esta distancia, en mitad del mes de Mayo, empezando a la diez de la mañana, siempre nos cocemos de calor.
Pero no hay muchas carreras durante la temporada, en mi pueblo, y muy pocos pueden decir que pueden correr una Media Maratón desde la puerta de su casa, literal. Por eso supongo, que año tras año y aunque sepa del calor, del aburrimiento del circuito, aquí estaba otra vez, en la media de Azuqueca, junto a 3 villanos más, Vilorio, Margui, Capote, con la intención de recorrer los 21km y degustar la fresquita coronita con migas en la meta.
Los entrenamientos de los últimos días, me hicieron ver que sería imposible luchar por hacer un gran tiempo, así que me coloqué en tercera-cuarta línea de salida, un poco después Manolo y Margui y Capote en la parte de atrás.
Mi carrera fue bastante complicada desde el primer momento, no me sentía cómodo, me notaba cargado y ni siquiera en los primeros kilómetros pude coger los ritmos habituales en mis últimas medias. Durante más de una vuelta, fui acompañado con Mario, del Club de Horche, las piernas no respondían, pero no me preocupaba e iba saludando a todos los que cruzaba por el camino, dándonos ánimos a los villanos y recibiendo el aliento de todos los conocidos que me conocían, es la suerte de correr en casa.


Ya la segunda vuelta, empezaron los problemas, el gemelo izquierdo lo notaba muy cargado, ya me molestó la semana pasada en el Perrillo, pero no creía que me pasara factura hoy, poco a poco cada vez me veía más tieso, me dieron incluso algunos calambres, que me hicieron pensar en parar a estirar, porque quedaba aún más de media carrera, opté por bajar un  poquito el ritmo y no darle más vueltas.
Lo bueno que tiene el circuito, es que siempre ves gente sufriendo aún más que tú, y aunque me pasaran algunos, también iba alcanzando a mucho optimista al que el calor le había hecho mella. A falta de piernas, corrí con la cabeza, no desmoralizándome, aguantando el dolor. 


En estas pude ver a Briones, en posición “toro desbocao”, me extraño no cruzarme con Margui en la última vuelta, no quiso seguir sufriendo y se había quedado en la segunda vuelta. Por el kilometro 19 comparto unos metros con David Somolinos, me dice que le siguiera, pero bastante hacía aguantando ritmos holgadamente por debajo de 5.
Encarando la última subidita, me cruzo con Capote, me alegré al verle sonriendo, con un buen grupito de gente.
Mis sensaciones al llegar a meta, fueron inéditas, porque nunca había corrido con tanto dolor, pero estaba feliz de no haber tirado la toalla y de saber aguantar un ritmo competitivo a pesar de todo, eso sí fui de cabeza a las camillas de los masajistas, donde pude ver entrar a un Vilorío mas desbocado si cabe todavía.


Y sobre todo pude, ver entrar a Manuel Capote, Don Manuel, que alzaba los brazos, mientras encaraba los últimos cien metros, todo un ejemplo, de ilusión, sacrificio y de satisfacción, porque su sonrisa tras el objetivo cumplido, lo vale todo.

Fotos David:

21KM.


GENERALSEXONOMBRETIEMPOPOS. CAT.RITMO
6059David García Serrano1:36:28204:34
103100Manuel Briones Barragan1:43:50254:55
24205Manuel Capote Huelva2:08:57236:07MMP



14KM.

NOMBRETIEMPO
Margarita Alfaro de la Torre1:20:52

3 comentarios:

José Narciso Valencia dijo...

Tal y como se presentó al mañana ayer ya tiene mérito siquiera salir a correr.
Enhorabuena a los 4, con el gemelo lesionado, con mucho esfuerzo, sangrando por la nariz y con una soberbia MMP.

AUPA VILLANOS FOREVER

manuel dijo...

Enhorabuena a Manolo y a Margui, a los otros dos si va Basi os da con lo gordo. Ya os vale...

manuel dijo...

Quiero decir al señor Manuel, no Manolo.