Cuando los sueños se hacen realidad hay que ver lo que te duelen las piernas al despertar

7 semanas y media

(Dedicado a todos es@s loc@s del club que se enfrentan a este reto, ya sea la primera o la penúltima vez que lo hagan, siempre es algo especial)

La MARATÓN DE MADRID....

Que yo no soy Mike Rourke ni tú La Basinger, pues tan solo soy un corredor popular, uno más a sumar y tú solo una chica de  42 y pico, pero una especial.
Que esto no son nueve semanas y media. Pero quedan 7 y media.
Que no será en Manhattan, sino en la eterna Madrid.
Que no estamos en los ochenta, porque aun soy más joven que entonces.
Que no oigo la voz quebrada de Joe Cocker, pero parece que este año habrá ROCK AND ROLL.


                                             Por eso mi odiado amor (maratón)…

Esperare a que te quites toda tú ropa, con ese sabio contoneo, desnudándote despacio, semana tras semana, al compás de la música de suelas de zapatilla golpeando por los rondos o por las pistas de Azuqueca en las series infernales o en sábados y domingos por los interminables caminos a la cárcel, de Cabanillas o de quien sabe qué.
Y así, desvistiéndote, prenda a prenda, guiño a guiño, el invierno se convertirá en primavera La térmica, los guantes y el forro polar dejaran paso a la manga corta, el protector y el ir de fuente en fuente.

Contare cada minuto que se reste en mi Garmin, sumare a mi Excel cada tirada larga sonriendo mientras me palpo los doloridos músculos.

Arrancando semanas del calendario, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1 ……y llegará, sin duda que lo hará.



Estaré  impaciente de ver contigo el amanecer del 26 de abril, y entonces caeré entre tus brazos, como siempre, y me dejare dominar con ese placer que me proporcionas, mezcla de éxtasis y dolor. Y será un milagro si acabo… Pero será el primer milagro, el segundo, el duodécimo o el vigésimo y pico milagro que lograré.

Ten clemencia, acógeme, deja que llegue a verte vestida tan solo con tu piel, desnuda, con el vestido caído en el suelo, será que estoy en la salida, será el preludio de la meta.

Hoy, mañana, ayer o hace u mes he marcado la fecha en mí calendario, empieza el camino de regreso hacia ti, espero no perderme por tus calles.

Te conozco, aunque no sé de qué color son tus ojos ni sabría describir el olor de tu cabello, si que sé perfectamente quien eres. Antes te susurraba al oído llamándote Mapoma, ahora, pese a la guitarra eléctrica y la batería, tú sigues siendo ….



                                                          EL MAPOMA.


(Este año os admirare desde la barrera, A POR ELLO)

5 comentarios:

El Peñu dijo...

Desde la barrera no significa sin valor, que bastante demuestras dia a dia..., me alimentaré de tu animos y lucire con honor la amarilla y azul..., una temporada inexperada, pero como a todos las cosas no salen siempre como esperamos, estaras en mente y todos los sabemos, aunque una parte muy importante de ti, si estara por por tu amado mapoma, quemando sus zapatillas.
Simplemente Carpe diem

manuel dijo...

Muy bueno blogguer, aunque este año quizás te acompañe, ya que tengo un esguince de oreja derecha y no se si llegaré.

Escribe más que últimamente estás muy vago.

Edu dijo...

Este año lo vas a vivir como ningún otro, sin la tiranía del crono, con todos los sentidos.

Un devoto

Edu dijo...

Del Mapoma lo que mas me gusta es la salida, ,,, dejate de la Basinger,,,, put the blame on Mame,, boy

Felix Alguacil dijo...

Excelente 7 semanas y media! Que bien refleja el sentimiento del Maratoniano.
MAPOMA, siempre igual y a la vez cada año diferente.
Al inicio,ilusion. Al final, este año el ultimo.
Pero siempre volvemos. Alguna atracción tendrá.