Quien busque infinito, que cierre los ojos

Por el camino de Tomás






Para no despertar a los que aún dormían, un grupo inaudito de villan@s (no se sabe a ciencia cierta el número, la clase o casta, ni si eran primerizos o reincidentes ) partió quemando o arrastrando las zapatillas lejos de la civilización, al alba del domingo 6 de julio  por el camino que lleva desde Villanueva a Valdeavero. Tras 5 kilómetros de cuesta arriba y antes de que el precipicio que desciende hasta este pueblo les engullera en su abismo, torcieron a la izquierda, y llanearon con un pie en Madrid y otro en Guadalajara, dejando el pueblo de Meco a la derecha, Quer a la espalda y las nubes por el cielo. Para comenzar a descender hacia la aldea Villana, con el ánimo de cerrar el círculo que les llevaría de nuevo al punto de partida, sin obviar por supuesto la última subida por la  famosa  cuesta de los autos locos.



Así, cansados (no en vano estamos en julio, finalizando o empezado de nuevo u ambas cosas a la vez) pero satisfechos tras casi 13 km en las piernas, y mientras que otros soñaban con kilómetros y carreras, ellos desayunaban, enredados en tertulias sobre excursiones a lo posible y carreras a lo imposible, para que con la pócima secreta que les dieron junto al zumo, el café y la tostada gigante, soñar que habían corrido.






Tras recuperar la calma y los hidratos, sigilosamente volvieron a sus casas, para no despertar a los que aún dormían enredados en sueños de cuestas arriba y cuestas abajo, mientras ellos….


                                         Fotos originales:


3 comentarios:

Miriam Polo dijo...

Si señor... Muy bien explicado.. La verdad es que fue una mañana muy buena porque no hacia mucho calor... La compañía espectacular, aunque eche de menos alguna villana más que corriera a mi lado...... Pero fue genial y el desayuno lo mejor para reponer fuerzas...
Chic@s a pensar en la siguiente.....

nati dijo...

El próximo domingo no falto aunque me tengo que pensar si a correr o al desayuno jajaj muy bien chicos a todos aunque el verano es para descansar que luego durante la temporada todo son escusas --------

Edu dijo...

Al desayuno, ,,, es época de recortar