Cuando los sueños se hacen realidad hay que ver lo que te duelen las piernas al despertar

El Maratón y la Ciudad

Crónica Maratón de Sevilla de Edu Lozano.


Como en el caso del “pintor y la modelo”,,, debe existir alguna relación aunque no puedas precisar cual.
Cuando preparas una salida de fin de semana para recorrer los míticos 42.195 m  siempre pones en la mochila el deseo de conseguir restar algunos segundos a tu marca personal. Eliges un perfil favorable, una fecha adecuada en el calendario y una localización asequible en tiempo y presupuesto. Algunos cálculos, comparativas de  altimetría, recorrido y  temperatura o simplemente el dejarnos convencer por la publicidad del organizador en plan “ es el más … de… o  mejor … que”.
Al pisar el terreno te das cuenta de que todo este plan se ha quedado convertido en apenas una línea verde, como un pespunte que hilvana algunas calles.   

Sevilla tiene su duende,,, su historia, edificios espectaculares, aciertos y fracasos urbanísticos, el empedrado del Parque de María Luisa, las revueltas del casco antiguo entorno a la Catedral,  la Alameda de Hércules, o los puentes sobre el Guadalquivir, mucho poder para reducirlo a minutos.
A la altura del km 35 me daba vueltas en la cabeza el deseo de que el asfalto fuese lisito, las avenidas rectas y el perfil picase suavemente hacia abajo. Cachissss.  Ahora, rebobinando la carrera, me es fácil recordar los lugares por lo que pasamos, el ambiente y los ánimos de la gente en las zonas más emblemáticas y engarzarlos como eslabones, seguramente los podría cambiar de orden pero la imagen seguiría siendo la misma.



Sevilla es llana,,, pero no sencilla.

Voy “mediiío” escuche que le contestaba un corredor a otro que le jaleaba para aumentar el ritmo. Con ese buen uso del lenguaje y de los tiempos nos organizamos  para que encajasen todas las cosas que pretendíamos hacer entre Sábado y Domingo.
Con Tómas, Alicia, Pepe, Eva, Jose, Carlos, David formando un equipo de 8 que tiene ya bastantes tablas en estas campañas maratoníanas y el temple para que se pare el tiempo cuando hace falta.
Medío para llegar a todo, el viaje en Ave, el paseo por la Feria de Corredor para recoger los dorsales, saludar a los “compis” de Guadalajara y compartir un rato con la “élite”. Lo de la visita turística seguramente está contraindicado para un corredor,,, pero es una cosa que no puedes evitar, ya se por aclimatarte, por nervios, por sentir el ambiente, bueno,,, tapear, vamos,,, que es parte de esa relación entre lo real y los minutos por kilómetro. “ ¡Uy¡  aquí tienen cucuruchos de pescaito, vamos pa dentro “.





Prontito al hotel para dejar las cosas preparadas, dormir, pasar un poco de frío, despertarnos antes de que suene la alarma, intentar desayunar algo y pillar un taxi a la Cartuja. Todo medío.

Mi planteamiento de carrera era básicamente salir con Carlos a un ritmo entorno a 4’50” para pasar la media en 1:43:00. Valorar si estaba en la misma forma en Noviembre o ahora es bastante difícil de argumentar, en cuanto a km entrenados si pero hay otros  factores en los que no lo tengo nada claro. Además en la salida entre el subidón de adrenalina y las ganas que tienes de empezar no el es el sitio ideal para argumentar.

A Jose le dimos bastante rato la chapa con que si  4’30”, 4’20”… bueno ya que nos hemos venido hasta aquí hay que arriesgar un poco.

La primera media pasó bastante deprisa, en el tiempo previsto. El recorrido por la Cartuja, Triana y las rondas es entretenido. En algunas zonas no hay mucho público pero al ser casi 9.000 corredores vas siempre dentro del grupo, puedes resguardarte cuando sopla un poco de viento, se hacen bien. Formamos grupito con un corredor de la Carolina, al fin y al cabo Carlos juega de local, estamos en su comunidad y conoce el campo. Hasta el km 28 puedo mantener los parciales conservando alguna esperanza de conseguir un 3:25, en el 29 30 …. el Garmin me empieza a decir que no, 5’10”, 5’20”.
“Si no has podido ganar el partido no lo pierdas en los últimos 10 minutos”, algo así me resonaba en la cabeza , no llevaba malas sensaciones pero cuando empiezas a bajar el ritmo es muy peligroso porque acabas en caída libre. Los últimos kilómetros bordeando el parque del Alamillo son muy chungos, es algo parecido a lo que te pasa en la Casa de Campo en el Mapoma, que pierdes las referencias y parece que vas hacia ninguna parte. En 2011 ya peté en este tramo y no quería repetir la experiencia.




Bueno vamos aguantando a 5’55”, 6’00” , el corredor de la Carolina me pasa poco antes del Parque de María Luisa y Carlos un poco después, el empedrado se deja notar en los corredores. Bonito pero no precisamente sencillo.
La llegada entrada en el Estadio de la Cartuja es espectacular, te sientes como un profesional, vale casi por todo el maratón. El tramo del parque lo he resuelto dignamente, por el Alamillo me salía la cuenta de hacer un 3:3x y eso para mi es un buen resultado.
Al final un 3:38:52 que tengo que colocar como tercera en el ranking de unos cuantos maratones.



Como resumen de la carrera diría que el único fallo que tiene es que en los avituallamientos den el agua en vasos en lugar de botellas. Para mi es mucho más cómoda la botella y puedes regular mejor sin que se te caiga la mitad del liquido.     
Todo lo demás merece la pena y el viaje.





Tengo que felicitar a Jose que salió a por la marca y la consiguió. Esto siempre es muy difícil sobre todo cuando es un recorrido que no has hecho antes.

A David, Carlos y Pepe que estuvieron valientes y lo intentaron. Los 3:07:22 de David es una gran marca aunque él intentase repetir el sub 3h. Carlos hizo una carrera inteligente y los 3:31:50 se quedaron cerca de la de Málaga. Pepe pasó la media en tiempo de sub 4h, en la segunda como nos paso un poco a todos, tuvo que ponerse el mono para 4:17:33.

Tomás termino el maratón, nos siguió en la ruta por Sevilla del Sábado y aguanto el envite como si estuviese bien cuando realmente debió pasar ratos muy malos con su lesión de tobillo. Aun así no se quejo de nada y puso todo lo que pudo para terminar el finde con la precisión que lo empezamos. Espero que para el próximo esté recuperado y lo pueda disfrutar como se merece.

Tenemos que dar las gracias a un corredor de Sevilla que salía de la Cartuja con su coche y cuando Pepe le soltó  “ Eh chaval nos llevas a Sevilla ” nos dijo que si y nos dejó en Triana junto al puente del “Cachorro”.
 Nos sacó de un lio porque no encontrábamos ningún taxi libre  y teníamos el tiempo justo para llegar al hotel y no perder el Ave de vuelta.

                            
       


  

MÁRTIRES DE NUESTRO COMPÁS

Crónica del Maratón de Sevilla 2.014.

Cada crónica de maratón se la dedico a alguien en especial, está se la dedico a mi hija Natalia que el mismo día 23 cumplió 20 años.

                               “La matemática no ama pero tampoco falla”.


De que hablan media docena de villanos un  Sábado a la una de la tarde frente al Palacio de Congresos de Sevilla mientras toman una cerveza sentados en la terraza de un bar en manga corta, con  los dorsales del maratón recogidos, haciendo tiempo para la hora de la comida de la pasta del corredor.

Charlan sobre cábalas y cantaros que no se rompen:
-Si ya lo dice Manolo, tú marca de media maratón la multiplicas por dos y le sumas….como mucho….como muuuucho ……10 minutos, esa es tú marca de maratón.

Todos hicimos la cuenta de cabeza, y una sonrisa se dibujo en nuestros rostros. Me vino a la cabeza la canción de los Mártires del compás “la matemática no ama pero tampoco falla”. Claro que esto no era ningún sistema matemático sino el puro cuento de la lechera del corredor popular. Y nosotros somos mártires pero de nuestro propio compás.





Así pasamos gran parte de la mañana del sábado. Entre cafelito y cafelito. Empezamos precisamente  con la música de los Mártires a todo volumen en el coche, “Sevilla que cosa tiene, que cosa tiene Sevilla”, mientras bajábamos a la estación de cercanías de Azuqueca,  seguimos con los propósitos sobre marcas posibles, la  humedad relativa del aire y los pronósticos de cuantos minutos de retraso hacían falta para que Renfe nos devolviese el dinero del billete del Ave por no cumplir el horario. Menos mal que estaba Pepe Jaén  con sus monólogos para desestresar, que sino.
Tras los macarrones con tomate y el saludo de un corredor del club de Marchámalo (Félix) y de los maratonianos de Guadalajara (Mari Cruz y Juan Pablo) volvimos al hostal en un autobús en el que no cabía un alfiler, apretujados y en silencio hasta que Pepe con su matraca hizo reír a todos los presentes. Y  nos dimos cuenta de que Sevilla tiene un calor (con A) especial.
-Vaya calorcito que nos va a hacer mañana, veras.
- Ya te digo, después de entrenar tres meses con lluvia y frio, fíjate la que nos va a caer aquí.
- ¿De onde seis ustedes?. –
- De Villanueva de la Torre.
- ¿Y a onde esta eso quillo?.
Al atardecer, cuando la tierra se pone morena y hay violetas en los tejados, tras otro cafelito cada cual busco su manera de concentrarse para el día siguiente. Unos de turismo, algunos de siesta, otros viendo el futbol. En fin. Varias cervezas, pescaito, ronquidos, pizza napolitana-sevillana y llamadas de los amigos dando ánimos después nos fuimos a la cama a “descansar”.
Una hora antes de que suene la alarma yo ya estoy despierto, en la cama de al lado duerme David como un bendito. Ya llego el momento. Al salir a la calle vemos que la ciudad aun descansa como narcotizada por la oscuridad, solo se oye el sonido de alguna sirena lejana, el rumor de nuestros pensamientos, el canto de los pájaros……y  a Pepe, por supuesto. No encontramos ningún bar o cafetería abierto y nos empezamos a poner aun más nerviosos. Por fin uno entre un millón nos da para tomar otro cafelito,  la noche se diluye como un azucarillo en él y  al fin la luz del día Sevillano nos rescata de la oscuridad con los ojos rasgados de una luminosa  aurora.




 El amor es como la higuera unas veces a ti te da higos y otras veces a ti te da brevas”

Correr en solitario durante 42 kilómetros da para mucho, sobre todo en ocasiones como esta en la  que te enfrentas a lo inesperado. Después de una decena de maratones en Madrid prácticamente sabes, salvo cambios de recorrido, que te vas a encontrar al torcer en tal o cual esquina. Tras Preciados bajas Mayor, después de pasar el Palacio Real subes hasta la media maratón, estás preparado para lo larga que es la Avenida Valladolid, si sales "vivo" de la Casa de Campo tienes mucho ganado, etc. Aquí solo sabes lo que te han dicho, que es una carrera llana....
En la salida, entre el reflujo de la marea de populares, vemos a Muñiz del Club de Azuqueca y al dependiente de la Tienda de Deportes Evolution de Alcalá. Todos nos deseamos suerte y vamos allá.
De todos modos no quisiera aburriros con el kilometro a kilometro. Contar la crónica de una carrera prácticamente es siempre lo mismo. La única variable al margen del paisaje y el acento de los vítores de la gente, es el estado de ánimo, más con tantos metros por recorrer. Yo en mi caso lo diferenciaría en dos partes totalmente opuestas, la primera hasta el kilómetro 32 aproximadamente fue un quiero  y puedo, hasta el punto incluso de tener que aguantarme por momentos, aunque es muy complicado domesticar el ansia, sobre todo la mía. La segunda, desde el 35 hasta la meta, tras las más de dos horas de carrera encima, con el sol pintando en oros y el termómetro subiendo,  fue un fartlek discontinuo de venirse abajo, de irse arriba.
Para los que sois de números con esta imagen podéis daros cuenta de mi carrera, poco más se puede relatar:







Aún así, y pese a que la primera parte fue de disfrute, me quedo con la segunda, que es donde realmente uno se encuentra consigo mismo saliendo al exterior lo mejor y lo peor.  

En el kilómetro 38  aun albergaba esperanzas de lograr el imposible, pensaba, si hago lo que queda en 4:30…., pero me estoy yendo por encima de 5 minutos el kilómetro, casi es mejor no pensar. Me arrastre como pude por el interminable parque de La Cartuja hasta que entre al estadio por el túnel. 
Saliendo miro la meta y esta a unos 300 metros, miro el reloj y roza ya las 3 horas 22, intento dar mis últimos coletazos para no pasar del minuto 23, pero se acalambran todos los músculos, isquios, gemelos, cuádriceps. Bueno he corrido de muchas maneras en mi vida, así que voy dando zancadas sin doblar las rodillas para evitar que se muevan lo menos posible, parezco un boxeador borracho intentando evitar los golpes del rival en el ring. Y así cruzo bajo el arco final, con el crono en 3:22:53. No eran los 3:15 que me planteé, pero qué demonios, soy feliz. Las marcas pueden engordar o adelgazar dependiendo del punto de vista con el que las mires, mis ojos siempre han sido benevolentes y positivos. La verdad no es única ni exclusiva, es simplemente perceptible de los ojos con que se mira. Si no eres capaz de verlo así solo te queda rascarte el corazón.


Tras el mareo que me da siempre tras un maratón que suele durarme 3 segundos me cuelgan la medalla de finisher y enfilo la bocana de vestuarios. Empiezo a sentir frío, no paro a coger ni fruta, ni bebida, quiero salir de aquella “tumba” cuanto antes, necesito los rayos de sol sobre mi piel, esos que me han hecho tanto daño durante el último tercio de la carrera.  Tras lo que parece una condena de tres meses y un día veo la luz. Aun hay que andar un trecho hasta el guardarropa. Me encuentro con David, nos abrazamos (otro para la saca), está algo disgustado porque no ha logrado su objetivo.
Por el camino me encuentro a Juan Pablo Garcés del maratón Guadalajara más contento que unas castañuelas, ha logrado su proposito (enhorabuena).
Tras cambiarnos nos toca salir del recinto, esto fue toda una odisea. No encontramos autobuses, ni taxis, el cercanías estaba en la lejanía, y tenemos que andar casi 3 kilómetros para salir de allí.


     “Comprende, tenemos que comprender, que hoy y mañana será Yesterday”

De vuelta en el Ave (esta vez sin retraso) vamos analizando la carrera (y oyendo los chistes de Pepe), y llegamos a la conclusión que la segunda parte de la misma, por el calor o por lo que sea, era de esas que se te atragantan y hay que sacarla como sea, con oficio o con sudor y lagrimas.

Y los seis fuimos capaces de lograrlo. Con lagrimas, sudor y oficio.

Mi más sincera admiración a mis 5 compañeros que como yo lo lograron.

David, Carlos, Edu, Pepe (sin parar de hablar los 42km.) y Tomás (cojo antes de empezar). CAMPEONES.
Gracias a Eva y Alicia por el apoyo logístico.

Nosotros que somos populares no pasaremos a la historia del atletismo, nadie nos recordara por lo que hicimos corriendo. Seremos héroes anónimos, salvo para nosotros mismos. Por eso cualquier “mal trago” de hoy o mañana será un grato recuerdo de nuestro ayer. OTRA PARA LA SACA DAVID
Después de cada ultrafondo y de cada maratón siempre decimos, sobre todo si lo pasamos mal, que ya nunca volveremos a correr otro. Pero como todos ya sabéis la palabra NUNCA es hija de la palabra SIEMPRE. Y siempre hay otro..... Rock and Roll……




         “Y ahora me aplico un poco de 3 en 1 y me voy sin hacer ruido ninguno”


Las fotos de Edu:
https://plus.google.com/photos/113271577978025355164/albums/5984479035424686129?banner=pwa



7938 Llegados a meta
(Pinchando en el nombre el video de llagada):


PuestoNombreCategoríaPos/CatTiempo NetoKm21Puntos
986David Hernández SaboyaVet_M402383:07:221:29:4160
2129José Fernández ValenciaVet_M452933:22:531:36:3557MMP
3015Carlos Serrano AguilarVet_M357933:31:501:44:1954
3648Eduardo Lozano ValverdeVet_M55793:38:521:43:0551
6626José Jaén MorenoVet_M504634:17:331:59:2448
7429Tomás Bayón GarcíaVet_M552544:41:212:01:5445

QUE MANOLO LA PREPARA Y BRIONES METE GOL

                        Crónica de Manuel Briones de la “Patones XTrem”




Hoy no me puedo levantar, en el Cross de patones lo pase fatal.
Mira que yo soy más de las rumbas tipo “por la calle abajo pasa cada día”, o de las canciones populares de esas de “arriba, arriba, arriba, arriba fulanito ese balón”. Claro, qué el fue para arriba, y fue para abajo fui yo.

Llegas a Patones y ves a la gente preparada como si fueran a correr una carrera de montaña. En el cartel leo que pone “Patones XTrem, carrera de montaña”. Ah ya, pues no va a ser un Cross.

La salida hay que tomársela con tranquilidad. Nada más salir te pones a subir y pasado el pueblo enganchas un sendero algo estrecho donde se acumulan corredores. Y te da para ir haciendo ganas.



Tras cinco o seis kilómetros de “semi -escalada” por senda y barro llega la primera escalada de pared de verdad, de esas que te rompen los cuádriceps, ufff, ufff, agg, Arriba, arriba, arriba….
Justo en la cumbre esta el primer avituallamiento, me refresco y me lanzo hacia abajo para meter gol, clan, clan, crug. Por la calle abajo…..
Que bonitos paisajes, colmados de senderos, llenos de piedras, de resbalones, de arroyos donde meto un pie si y el otro tambien. Asi de roca en roca  y corro por qué no sé hacer otra cosa se me pasa el tiempo hasta llegar al segundo avituallamiento. Y de nuevo a subir. Arriba, arriba, arriba…Llego a la cumbre, me quedan unos tres kilómetros de bajada hasta Patones de Arriba, que contradicción ¿no? Me ajusto mi inseparable gorra amarilla y me lanzo hasta la meta. Por la calle abajo…..

15 kilómetros para la saca. Unas agujetas del demonio y un buen recuerdo que me llevo de este espectacular y bonito Cross o carrera de montaña extrema, como lo quieran llamar. 

Habrá que repetir…

Arriba, arriba, arriba…


494 Llegados a meta.



PUESTONOMBREPOS. CATG.KM.52ºCONTROLMETA
152MANUEL BRIONES BARRAGAN560:47:281:01:371:41:01

HAY UNA CUESTA EN PASTRANA

Todos los vecinos del pueblo conocían el secreto que se escondía tras la curva a la derecha, porque todos habían torcido por allí alguna vez en sus vidas. No era otra cosa que la famosa y “diabólica” cuesta de Pastrana. Cansados de subirla andando, en coche o bicicleta y que solo ellos supieran de ella. Decidieron hacer una carrera para darla a conocer entre los atletas de la Alcarria e incluso más allá. Y para que les quedase claro trazaron un circuito en el que se subiera dos veces por la condenada. 
Menos mal que en Villanueva tenemos una semejante que todos llaman “La de los autos locos” y la subimos de vez en cuando, concretamente entre 2 a 6 veces a la semana, que sino… 





7 villan@s acudieron pese a la susodicha cuesta a la V Legua de Pastrana. 

Gran carrera de tod@s. 




Las chicas puntuaron como equipo y Virginia consiguió la segunda plaza de la general femenina. 





PUESTONOMBREAPELLIDOSCATEGORÍAPOSICION CAT.1ª VUELTA2ª VUELTATIEMPO
51VIRGINIAHERNÁNDEZ PÉREZVet.A Fem212.1112.2324.34
106RAFAELBRAVO BAUTISTAVet.A Mas3914.0014.2628.26
130MARGARITAALFARO DE LA TORREVet.A Fem1214.4615.1530.01
135JUAN CARLOSGIL PUCHOLVet.B Mas1914.3815.4330.22
157NATIVIDADLAHOZ ARROYOVet.B Fem515.4516.2332.08
160ERIKADOBROVOLSKAITESenior Fem916.1217.0533.17
167GEMAMORATA AVILESVet.A Fem1816.5418.3535.29





Todas las fotos de Sergio, el “chico” de Erika: 



ESCUPIENDO AL CIELO


                                      Pre Sevilla del Bloguero.
"Escupiendo al cielo"


               No he sido, ni soy,  ni quiero ser un ejemplo para nadie. Sin duda.





Mi padre,un tipo curtido en el campo, las tierras germanas de los años 60 y el andamio, cuando me veía mojigato ante cualquier adversidad en mi vida me decía sabio en su propia sabiduría: “Échale huevos hijo”. 

Más pronto que tarde me di cuenta que mi personalidad nada tenía que ver con esa frase, aunque a veces lo pareciera.
En sexto de EGB yo era un niño pequeño y bastante enclenque, no pegue el estirón hasta bien entrados los trece años, con la tez blanca como la leche, ojeras pronunciadas, gafas y botas ortopédicas por mis pies planos, (en fin porque en el lenguaje de aquella época no se estilaba la palabra friqui que sino). Recuerdo de aquellos tiempos a un chaval que se llamaba Arturo, era el típico matón de colegio, repetidor, que al ser más grande y más “listo” abusaba del resto de compañeros, sobre todo de los que intuía más débiles. No se me hubiese ocurrido plantarle cara jamás, de hecho rehuía el siquiera cruzarme con él, y cuando lo hacía recurría a mi invisibilidad (si no destacas a veces pasas desapercibido hasta el punto de ser etéreo e imperceptible). Cuando la invisibilidad no me resultaba optaba por agachar la cabeza y obedecer. Pese a que en mi cerebro resonaban las palabras de mi padre no era capaz de plasmarlas sobre el campo de batalla.
Una mañana de primavera en un recreo, lo recuerdo bien pues aun me duelen los golpes al recordarlo, vi al matón con tres de sus compinches rodeando a otro crio mientras se pasaban la merienda (entonces las meriendas solían ser panteras rosas, tigretones, bocatas de salchichón o chorizo) del chaval de uno a otro como si de un carrusel se tratase a la vez que se reían a carcajadas. Todo el mundo pasaba de largo, lógico, quien iba a plantarle cara a Arturo..Me quede allí mirando, como paralizado, de repente sentí un dolor en el pecho, al tocarme me di cuenta que mi corazón se iba acelerando por momentos, como si un martillo imaginario le clavase un clavo justo en el centro. Me quite mis gafas de pasta dura, como presagiando lo que iba ocurrir, y las deje  sobre una piedra. Me acerque al corro y en un visto y no visto atrape la merienda voladora, se la devolví al chico y me halle en el centro de la tormenta….Esa fue la primera vez que escupí al cielo……….Y me di cuenta que sería un sino en mi vida para mí el hacerlo, para bien o para mal. Que fue de mi relación con Arturo en lo sucesivo. Bueno, como ya dije pegue el estirón y las cosas poco a poco se fueron igualando. Solo puedo decir que desde entonces jamás volví a pasar desapercibido, para lo bueno y para lo malo.

¿Échale huevos?


Y así podría continuar describiendo capítulos de mi vida hasta llenar un libro. Siempre lo mismo, siempre una punzada en  el corazón, siempre escupiendo al cielo. De hecho una noche de mayo del año 74 un gol desde 30 metros de Schwarzenbeck y que el portero no fue capaz de atajar se me clavo de tal manera que ya las rayas rojiblancas se instalaron en mi alma, y  para más inri, para seguir escupiendo al cielo durante décadas.

¿Échele huevos?





Cuando empecé en esto del “running” me di cuenta cuan ligado iría está mi forma de ser con mi manera de correr.
Cuando sin comerlo ni beberlo me presente una mañana de sábado, en junio del año 2.001 a mi primera competición como popular (100km en 24 horas) a las puertas del estadio de la Peineta de Madrid y me plante en la línea de salida me invadió la sensación que tuve cuando me enfrente al matón de la EGB o cuando el balón pasó por debajo del cuerpo de Reina. Otra vez el martillo, de nuevo el clavo que se hunde. Y  me lance a correr como nunca (de hecho jamás había corrido más de 5 kilómetros). Fueron 14 km hechos con el corazón, y digo 14 porque no corrí ni uno solo más, el resto hasta completar los 100 en veintitrés horas y media los hice arrastrándome. Esa fue la primera vez que escupí al cielo como runner……





¿Échale huevos?


Así me ha ido en las más de 200 carreras que llevaré sobre mi conciencia. Siempre por sensaciones, incapaz de pensar, como si una docena de derviches bailasen dentro de mi cabeza. Siempre escupiendo al cielo. Siempre como si el asfalto, el camino o el sendero me quemase los pies.

La gente te aconseja “calcula” “regula” “no te dejes llevar”. Pero no puedo. Respeto a esos corredores que son capaces de llevar un “ritmo crucero”, una progresión en carrera,  que visualizan lo que van a hacer antes de hacerlo, que van consiguiendo los objetivos paso a paso. Les admiro y mucho, pero tampoco me cambiaria por ellos. Soy más de la frase “vive como si la vida se acabara dentro de diez segundos”.

Dentro de las cosas que los corredores populares nos vamos proponiendo en nuestra “vida atlética” esta el ir superando nuestras marcas, cada cual dentro de su status o nivel.  Yo me he propuesto hacer 3:15 en un maratón (créanme que para mí es como el record del mundo), y eso es lo que intentare este domingo en Sevilla.
Desde que el 24 de noviembre, día de mi 46 cumpleaños, en el que mi mujer me regaló la inscripción he recorrido 800 km, entrenado 56 días, realizado miles de abdominales, series, cuestas y toda esa cala que hacemos los populares. Esto quiere decir que no he dejado nada al azar. Para al final….salir como si fuera la última carrera.
Y como siempre me estoy pasando la semana mirando tiempos de paso, los ritmos, comiendo pasta y arroz, bebiendo litros de liquido, poniendo las piernas en alto,  etc. Para al final…para que al final el martillo clave el clavo, el corazón me lata a mil y embargado por mi propio sino salga escupiendo al cielo. 

Saldrá bien y me dirán “te lo dije”, saldrá mal y me dirán “te lo dije”. Pero no cambiare ni un ápice mi forma de actuar, para que en ningún momento mi pecho  me lo eche en cara diciendo “te lo dije”. Este es mi método para atrapar nubes, no es cuestión de echarle huevos sino demasiado corazón. Y cuando vuelva lo contaré aquí, so pena de que quede en el olvido.






                               Agradecimientos Pre-quillo -Maratón de Sevilla:

-Nati (que me regalo el dorsal a sabiendas de cómo corro).

-Fernando queriendo (que me acompaño los primeros meses hasta que cayó lesionado, mejórate amigo).

-Manolo Verdeal sin querer (que lloviese, hiciese frío o viento, martes, jueves y algún domingo me ha hecho sufrir con su cadencia demoledora).

-David Hernández pasaba por allí (que vino una semana y en 4 días me hizo rodar a ritmos imposibles, seguro que en Sevilla baja de tres horas).


Y al resto de personas que me han “sufrido” y sufrido conmigo en estos tres meses de frío, viento y lluvia.




“No sé porque, pero por muy duro que sea el golpe siempre me levanto” (Frase de Paul Newman en la leyenda del indomable)


VILLANOS POR EL MUNDO VI

Desde las Torres Petronas de Kuola Lumpur en Malasia.


                                                 David García Serrano

CARTA DE AMOR

La pasada semana nuestro veterano y pionero compañero de club Julián Mota Martínez gano el concurso de CARTAS DE AMOR que convoco el Ayuntamiento de Villanueva. Nos ha pedido que la publiquemos en el blog. A la pregunta de ¿Qué tienen que ver esto con el atletismo?, me respondió “a todo el mundo le hace falta amor”. Cierto.


Carta de Julián Mota:

                                         EN LA TIERRA Y EN EL CIELO.

Amada mía:
Me es insuficiente decirte te quiero en cada momento de nuestros días, por eso he decidido bordar mis sentimientos en esta carta. Quizá me sepa a poco y no logre el resultado esperado, por lo cual te ruego que no caigas en el error de un amor poco profundo y vano.
Aún puedo recordar la primera vez cuando mis ojos pudieron verte, de ahí nació todo, fue como plantar un rosal y ver crecer su rosa más bella.
 Bonitos y tiernos recuerdos siento cuando veo el parque donde nos dimos nuestro primer beso, ahora aquel banco donde hablábamos de amor que te gustaba tanto, está ocupado por otros amores jóvenes y mágicos como lo fuimos y somos nosotros.
Insaciable alegría me  recorre todo el cuerpo en pensar en el día cuando te regalé aquel collar dorado, le tomaste tanto cariño y le hiciste tu preferido entre todas tus joyas. Pues en aquel San Valentín en el que cumplías veinte años, significaba sellarlo con un amor verdadero, sincero y natural.
El día 29 de abril de una bonita  primavera, no pude verte más bella, pues mis ojos quedaron casi cegados por tu luz y color, eso provocó en mi vida que hiciera crecer un enorme jardín. Por todo ello decidimos ir al altar a decirles a los mismísimos  Ángeles del Cielo…..”Sí Quiero”




Toda tu vida es mi vida, cuando un mensajero nos dio el recado de uno de los hechos más precioso y fascinante, ocurrido en la historia de un verdadero amor. Fue el nacimiento de nuestra hija en el mes de enero, una madrugada bastante fría, pues me dejó helado todo mi cuerpo y al rojo vivo el corazón.
Con poquita cosa nos conformamos, de tantas como hay en el mundo, con tenernos el uno al otro nos sobra, un solo minuto junto a ti, valdría por todos los días de mi vida en una huérfana soledad.
Cuando me alejo de tu amor porque no estás en ese momento, abro la puerta del armario y veo tus ropas colgadas desprendiendo aquel vivo perfume recordándome a ti, haciendo posible abrazar a una nube de recuerdos sumergidos en el fondo de mi océano.
No quisiera extenderme más y hacerte cansar con la lectura interminable de mi carta, me faltaría muchísimo papel y debiera utilizar todo el Firmamento para seguir escribiendo todas las palabras bellas y sinceras, sacadas de los bolsillos de mi corazón, haciéndote de ellas mi más preciado regalo en este día de San Valentín.
No existe adiós ni despedida alguna, pues pienso entregarte esta carta en mano cuando llegue a casa…..Aunque todo esto fuera un sueño para mí.

Posdata.
Te seguiré queriendo toda la eternidad desde mi jardín aquí en la Tierra, estoy seguro de que me seguirás amando desde el Cielo, pues hace cinco años te marchaste dejándome tu collar preferido que tanto me quema las entrañas y consuela mi corazón, ahogado en un mar de recuerdos difíciles de explicar…….Pero muy fáciles de sentir.

Adiós amor mío.
Siempre te querré. 

FIN DE SEMANA VILLANO


Quedada el domingo a las 9:00 en el parking del complejo San Miguel de Azuqueca.









                         

Unos tipos con muchos kilómetros encima y un debut en el club

L@s villan@s en la media de Fuencarral y en la carrera 25 aniversario Central Óptica Guadalajara.






FUENCARRAL.
Estaba en un aprieto, sin duda,  apenas quedaban minutos para que se publicase y su mente permanecía en blanco,  ¿Cómo relatar lo ocurrido en la Media maratón de Fuencarral-El pardo?
    De repente, con el segundero engulléndolo, golpeo con sus dedos el teclado y la pantalla se lleno de las palabras justas y necesaria; “Salimos, bajamos, subimos, entre en meta y resople, otra vez será. Ni más, ni menos”

                          (Las acciones de Twitter se desplomaron).







2679 llegados a meta. (PINCHANDO EN EL NOMBRE EL VÍDEO DE ENTRADA EN META)


PuestoNombreCategoríaPos/CatTiempo NetoRitmoKm 13Puntos
350Manuel Briones BarragánVetB981:34:274:290:55:4439
420Carlos Serrano AguilarVetA2251:35:394:330:56:2036
610Eduardo Lozano ValverdeVetC221:38:304:410:56:2033
925David Alonso JiménezVetA4471:42:484:530:58:4330
1054Guillermo Rodríguez RealesVetA5041:44:174:571:00:4827
1341Sergio Jiménez PerezSen3351:47:425:071:01:26
1415Javier Jiménez AmoresVetC691:48:335:091:02:0824




CENTRAL OPTICA.
El debut




Virginia debuto con el club en este 5.000 celebrado en Guadalajara y además quedo tercera de la general femenina. (Su hijo Samuel, de la escuela de atletismo, quedo tercero en su categoría).






89 mujeres absolutas llegadas a meta.


PuestoNombreCategoríaPos/CatTiempo NetoPuntos
3HERNANDEZ PEREZ, VirginiaABSOLUTA0:21:208

Las chicas tienen algo especial, las chicas son guerreras






Una semana más nuestras chicas del club de atletismo ocupan la primera plana del blog. En esta ocasión no solo de forma individual, sino que también como colectivo por  ese súper EQUIPO FEMENINO que tenemos y que no para de crecer. Ellas, que fruto del tesón, del entrenamiento (EN EL QUE NUESTRO MISTER TAMBIEN TIENE SU PARTE DE MERITO), y en muchas ocasiones del compañerismo, del vamos allá, del podemos conseguirlo, triunfaron y subieron al pódium en muchas ocasiones el pasado 2013. Pero no solo las que subieron, sino también todas esa compañeras que les acompañan y sufren con ellas en los entrenos o que sumaron sino 10 un meritorio  punto o dos o tres para la saca definitiva que les ha hecho ser CAMPEONAS DEL CIRCUITO. Ellas, como digo, son unas autenticas guerreras.

Y es que el viernes pasado nos recibieron en el salón de actos del Centro San José de Guadalajara, para hacernos entrega de los premios del IV CIRCUITO DIPUTACION DE CARRERAS POPULARES  DE GUADALAJARA. También entregaron los premios del CIRCUITO MTB.  En esta gala a diferencia de la de los Goya sí que había y se hicieron ver muchos mandamases, entre ellos alcaldes, alcaldesas, jefes de comandancia, presidentes de federaciones, diputados, delegados. Pero aunque sus caras me suenan, no  me sé sus nombres. Si que reconocí  los nombres de las caras de los corredores y corredoras que fueron premiados, y de  los que estaban entre el público asistente. Y eso que yo no pude acudir. Claro que entre los que pasearon por la alfombra roja, firmaron autógrafos y exhibieron sonrisas perfectas ha un@s los conozco personalmente, son de los mi@s. Un@s que se han ganado estos premios con esfuerzo y sacrificio, dos cosas de las que este club desborda a raudales, en las carreras y en aquello que no se ve y que da este fruto.



A saber:

Categoría Absoluta Femenina 
Quinto clasificado: Mercedes Haro Campos (C.A.VILLANUEVA)
• Cuarto clasificado: María Cruz Tomico Suarez
• Tercer clasificado: Elena Lozano Clemente 
Segundo Clasificado: Beatriz López Garrido (C.A.VILLANUEVA) 
• Primer clasificado: Arantxa Saldise Soto 




 Categoría Sénior Femenino 
• Tercer clasificado: Elena Lozano Clemente 
Segundo Clasificado: Beatriz López Garrido (C.A.VILLANUEVA) 
• Primer clasificado: Arantxa Saldise Soto 




 Categoría Clubes Femenino 
• Tercer clasificado: Atletismo Brihuega 
• Segundo Clasificado: Maratón Guadalajara 
Primer clasificado: Villanueva de la Torre (C.A.VILLANUEVA) 



Las villanas recogiendo su premio como club. (No pudieron acudir todas, pero es como si hubieran ido)


 Manuel Briones Barragán (CAVILLANUEVA) también recibió el premio por completar el Circuito. 


Momento en el que Carlos Serrano (tesorero) en representación del club recibe el obsequio como organizadores de la que fue V Carrera popular de Villanueva, junto a Marta Valdenebro la alcaldesa de Villanueva.

 En fin que NOS VOLVIMOS A QUEDAR SOL@S

                         uhh!!,ahh!! las chicas son guerreras 


 Ahora a por el Circuito 2014:



El 23 de febrero en Pastrana

PREMIOS DIPUTACION 2013 Y FIN DE SEMANA VILLANO


Hoy viernes día 7 a partir de las 19:30 en el salón de actos del centro San José (Calle Atienza 4 de Guadalajara) se hará entrega de los premios a los ganadores del IV Circuito de Carreras Populares 

Una representación del Club de Atletismo Villanueva estará allí, unos para recoger premios, otros para compartirlos. 

A saber: Primeros clasificados como Equipo Femenino (una labor de grupo, sin duda) y tres premios individuales a Bea López, Margarita Alfaro y Mercedes Haro. 

II CARRERA POPULAR DE PIOZ

El pasado domingo día 2 de febrero tuvo lugar la II Carrera Popular Villa de Pioz”, organizada por la escuela de deporte de esta localidad. La carrera transcurrió por las calles de la localidad, con salida y meta en la Plaza del Ayuntamiento.

El recorrido constó de 10 kilómetros en los que se incluyó el paso por las diferentes urbanizaciones de la zona, con continuos desniveles, curvas y requiebros. La prueba reunió a 81 participantes y dos de los nuestros estuvieron allí pese al frio y a las cuestas.

                                              Javier Perez y Juan Carlos Gil.





PUESTONOMBRETIEMPO
36Francisco Javier Perez Gonzalez 0:43:46
70Juan Carlos Gil Puchol 0:52:52