Quien busque infinito, que cierre los ojos

TAPAS Y BARRO

Media Maratón nocturno del tapeo orillas del Henares (Torrejón de Ardoz)

Por Raúl López Torralba (Blasco Ibáñez). 


La carrera más que la media maratón del tapeo debió llamarse la media maratón del lodo, y es que a lo largo de casi todo su recorrido, más que caminos anduvimos por ciénagas. Nos llovió tanto que más que un frontal luminoso hubiéramos preferido un flotador. Parte de su recorrido discurría por la ladera del rio henares, pero tan pegadito que cualquier resbalón podía haber dado con nuestros huesos en el agua. Las caídas se fueron convirtiendo en lo habitual entre la mayoría, y por una vez, yo que soy de caída fácil no llegué a dar con mis huesos en el suelo. Eso si, no había una parte de mi cuerpo libre de barro, y cuando digo que no había ninguna, es que no había ninguna. En definitiva, una carrera muy peligrosa por la meteorología y nocturnidad, pero en ese sentido no tengo más que decir que; “una experiencia más”. 




Pero lo peor no fue eso, lo peor fue la pésima organización, la mala señalización y la escasez de personal que dirigiera la carrera. Tanto es así que una vez en Torrejón, entrando en el parque que nos conducía a la meta, un servidor se perdió y se lio a dar vueltas por el parque sin saber exactamente por donde estaba la meta. Allí no había nadie, las señales de cal en el suelo habían desaparecido por la lluvia, no había balizas de señalización ni nada que se le pareciera. Mi reloj marcaba ya 22 kilómetros y yo echando pestes en todo lo que se menea porque no veía la meta por ningún lado. Un desastre.




Finalmente encontré el camino y conseguí terminar. Posteriormente pude comprobar cómo fueron muchos los que se perdieron.




8 comentarios:

Julián Mota Martínez. dijo...

Ánimo Raúl.
Esto es una experiencia más, hay veces que la organización de algún evento deportivo, sale algo peor de lo previsto.Yo tengo algunas carreras que me pasó algo parecido.
Hay que tomarse las cosas por el lado bueno. Comprendo ese enfado y más en caliente, pero el afán de superación puede con todo.

Un abrazo Raúl.

Miriam Polo dijo...

Por lo del lodo y la lluvia me imagino que sería pésimo el correr en ese estado y mas la mala administración. Pero tu que eres un hombre con muchas experiencias has podido con eso y con mucho mas porque eres un rebanador de cabezas y eso es lo que vale. Mucho ánimo.

MERCE dijo...

A veces quieren poner tan atractivas las carreras que la cagan,y quien lo sufre?...ya sabeis.
Asi que Raul majo tomala como una experiencia mas y ahora a por la proxima,pero asegurate que sea de dia vale?...
Adios majo.

nati dijo...

Bueno Rául lo importante es que la pusdiste terminar sin tropiezos y eso ya fue una hazaña , no sé si te quedaste o no a los pinchos pero creo que preferias un buen baño.. una mas para la saca.

Edu dijo...

¿No se te quedo pegada la zapatilla?. Como en aquel Ekiden de Sanse.

Debiste terminar como una figura de terracota. De todos modos un buen tiempo para las condiciones de la carrera.

Un abrazo Raúl

El Peñu dijo...

El barro está hecho para entrenar y coger fuerza en la piernas, de todos modos para ser principio de temporada, el barro, la nocturnidad, la mala señalizacion y lo que recorriste de más es un buen tiempo Raul.

Por otro lado queria compartir con vosotros mi experiencia de los 102 M-S ya que mas que Gallardo me sentí Villano por momentos


http://ungallardohostil.blogspot.com.es/2013/09/iv-102-km-madrid-segovia-2013-la.html

José Valencia dijo...

Es verdad Edu, el Ekiden de Sanse, que recuerdos. La de patas cagas que lloraron entonces. Si aquellos se encuentran con la situación de Raúl, sin señalizar y de noche…..bueno es que ni se les ocurre intentarlo.

Pero Raúl es un tío grande y resistente a la humedad y el barro.

Encima no te caíste, que eso ya es un paso importante.

Enhorabuena Raúl. Si llega a estar bien señalizado hubieses rozado el pódium.

Jesús dijo...

Bueno Raúl, que le vamos a hacer. Lo del barro pues es una gran (piiiiiiii) pero lo de la señalización/falta de personal ya está empezando a ser la tónica general. No puede ser que la gente no sepa por dónde es el recorrido y luego en meta ves a la leche y media de voluntarios haciendo el canelo.