Cuando los sueños se hacen realidad hay que ver lo que te duelen las piernas al despertar

“¿Cuando duerme la Marmota?”

                                             “¿Cuando duerme la Marmota?”





A estas alturas del calendario, con el invierno llamando a la puerta y la cuerda larga luciendo las primeras nieves, la marmota debería haberse puesto el pijama y entregarse a su placido sueño hasta la primavera. Pero ya sea por el cambio climático o por la fiebre del running hoy debe haber dormido poco.

Ha visto pasar a los de los 100 de Corricolari, a los del Madrid-Segovia, y seguramente no se imaginaba que, metidos en Diciembre, un buen número de fanáticos de las carreras de montaña iban a escalar su cerro para perturbar su descanso. Son los cambios derivados del progreso, la cigüeña no necesita migrar y a la marmota no la dejamos dormir.

Tampoco duermen los “villanos” y menos un domingo por la mañana. A las 8:15 tenía a tres esperándome en un coche junto a la carretera de Colmenar. Con su chandal y una cara de sueño digna de una noche de marcha dispuestos a enfrentarse a unos interesantes 25 km por el ondulado paisaje de la cuenca alta del Manzanares.


Es una carrera nueva, esta era su segunda edición, con un recorrido triangular desde Colmenar, bajando en dirección Sur hasta la altura de Tres Cantos, tapia del Pardo hacía el Oeste y desde la Marmota vuelta a Colmenar. Todo por caminos de tierra y vías pecuarias que dan acceso a las diferentes granjas de las zona, sin zonas “técnicas” o “muracos” en los que no puedas correr. El perfil diría que se parece mucho a una media estilo Fuencarral, un pelín más duro pero no mucho más. Ahora, con el aire ligero y fresco del Otoño, el verde del pasto no tiene nada que ver con el secarral que te encuentras en las carreras de Junio o Septiembre. Es su momento, aunque la marmota no lo disfrute.

Teníamos la referencia de las 2 horas que había hecho Manolo el año pasado con lo que más o menos Tomás y yo le echábamos entre 2:15 y 2:30. Manolo apostaba por mejorar este tiempo pero tenía la referencia de un cordero que le daba vueltas, beee. Julián dudaba entre quedarse conmigo o seguir a Manolo y su cordero.

El caso es que una cosa son los planes y otra distinta lo que pasa cuando empieza el grupo a moverse. Sales como puedes y como los primeros kilómetros era todo cuesta abajo por el camino del cementerio, pues se podía mucho. Las piernas iban solas y que mejor estrategia que “aprovecha bajando que luego vas a tener que subir” así que me pegué a Manolo y Julián hasta donde me dejaron.

En la zona que sigue el curso del arroyo Tejada pusimos cada uno nuestra marcha y nos empezamos a separar. Subimos la cuesta de la tapia del Pardo, con una pendiente constante, el cerro, algo más duro y pedregoso y de vuelta a Colmenar con un recorrido final por el polígono y las urbanizaciones de la ronda Sur por calles que no tienen nada que envidiar a la del pasado domingo en Pálmaces de Jadraque.






No estábamos todos seguramente en las mejores condiciones (físicas) pero en meta teníamos la sensación de haber hecho una gran carrera. La temporada de montaña parece que funciona, te da algo más y te liberas de la tensión del asfalto. Hoy desde luego diría lo de “que me quede como estaba” para afrontar el resto de temporada.



Julián está dispuesto a que terminemos el Villa de Madrid en 10h y …., ya, ya, veremos.






Nos despedimos de la marmota. ¡ Que descanses bien ¡, hasta la primavera.



Cerro de la Marmota - 25 kmEn meta 664
NombrePuestoPos/CatTiempo NetoKm 15Puntos
Manuel Briones Barragán88141:54:131:06:0337
Julián Mota Martínez15352:01:021:08:1534
Eduardo Lozano Valverde19472:03:461:09:5031
Tomás Bayón García509322:30:071:20:2128

7 comentarios:

Julián Mota. dijo...

Muchas gracias Eduardo por ese gran comentario y esas fotografías.
También deseo felicitar a todos los que estuvimos y a una organización que estuvo a la altura de una gran carrera.
Al final de todo uno se queda, que podía haber hecho algo más y rebajar un poquito ese crono friolero que otra vez me dejó a las puertas de haber cogido algún trofeo.
De todas las maneras y lo mas importante fue la mañana que pasamos, los paisajes de un encanto especial y el haber corrido con muchísimos corredores que comparten
la alegría, ilusión, amistad....que lleva esto del correr.

Por cierto, me dijo la marmota, que le encantaría vernos el año que viene de nuevo.

Un saludo a todos.

Manuel Briones dijo...

La Marmota no duerme mañana extraordinaria, la verdad es que en los primeros km el cordero me estaba dando caña pero luego fui extraordinario FELICIDADES a los 3 por la gran mañana que pasamos y la gran carrera que lograteis , el año que viene seguiremos despertando a la Marmota.

Calvocompelo dijo...

La verdad es que tiene buena pinta, lástima que coincidiera con Paracuellos (que es un clásico).

Ese camino Edu te lo debes conocer de memoria.

(Al final os veo a los tres con Julián en el ultra)

nati dijo...

felicidades a los que hicisteis esta carrera tuvo que estar preciosa , y al final con muy buenos tiempos parece que esto del campo engancha y son carreras que se disfrutan y sufren de otra manera especial.Seguro que el próximo año nos apuntamos más .

Edu dijo...

En Febrero o Marzo si hay hueco intentamos hacer una kedada Pre-Mapoma por aquí.

Manolo está casi decidido a lo del "ultra", solo le falta ultimar algunos detalles acerca de donde llevar los bocatas.

Pipi Calzaslargas/ B.López dijo...

Enhorabuena campeones!

Los grandes como vosotros sirven para correr y para salir de marcha el día anterior si hace falta, eso sí que tiene mérito.

4 de los grandes del club ¡Enhorabuena!

Carlos dijo...

Pienso que ya que habéis hecho esta carrera juntos, no le podéis hacer el feo a Julián y tenéis que acompañarlo los tres al ultrafondo.
A ver si el año que viene podemos ir más villan@s, si es que tenemos una agenda que ni un ministro. Felicidades a los cuatro.
Edu, la tirada allí para el Mapoma recuerdo que viene del año pasado, así que esta temporada no se nos puede escapar, cuenta conmigo.