Quien busque infinito, que cierre los ojos

EL DORSAL 111-1

Entraron en la meta de Segovia 578 corredores y 26 equipos (con un minimo de tres integrantes), los villanos:

 

 


Hay carreras en las que tenemos el control. Te haces tu composición de ritmo al comenzar y sobre la marcha, en función de las sensaciones, vas ajustando. El tiempo juega a nuestro favor, la meta es como un amigo que nos sale al encuentro. A veces llega un poco tarde, pero bueno... ya contamos con ello.




Hay otras, más hostiles, que se defienden mucho. Se envuelven en una costra de magnitudes físicas difíciles de roer. En las que hacer cálculos no te sirve de nada porque tienes la sensación de que el final se aleja y se aleja cada vez más, como si espacio y el tiempo no tuviesen punto de intersección. Cualquier pequeño problema se puede convertir en un muro insalvable.

Acabé en Segovia con la sensación que me imagino teníamos los 12 que empezamos. Por una parte la emoción de haber podido llegar en los dos super grupos, de lo bien que nos organizamos y el apoyo constante que nos proporcionaron Chelo, Esther, Laura, Monica y Rebeca, en ese ultrafondo paralelo que se marcaron de mucha carretera y paciencia. De los ánimos de Pepe en su bici montaraz y todos los que nos llamaban y enviaban mensajes continuamente. Por otra con el agotamiento propio y ajeno, de resistir y no poder hacer mucho para aliviar el tremendo esfuerzo que teníamos que hacer para continuar. Una vez que estás metido en la carrera hay una decisión que es muy difícil aceptar, a la que hay que echar un rato de valor, y que es eso tan difícil de no intentar más de lo que razonablemente podemos.




El Domingo, sabiendo que estábamos todos bien y con la pilas en carga, empecé a rebobinar en positivo, me imagino que estaremos todos en eso, en intentar asimilar estos tremendos 100 km.



Un abrazo para todos del 111-1


Edu

6 comentarios:

tomas serrano dijo...

enorabuena a todos sin palabras aparte de que son 100 km prueba durisima entre caminos y asfalto y seguro que miles de cuestas un abrazo esto no lo hace cualquiera

CANDRAULA dijo...

Enhorabuena a todos.

Gracias por la crónica Eduardo.

Un abrazo, Jorge.

Calvocompelo dijo...

Qué razón llevas Edu, imagínate que bajando de Fuenfría íbamos comentando que cuando llegase el tramo asfaltado (ya que la primera parte es de gravilla suelta) intentaríamos alternar kilometro corriendo y kilometro andando. Llegado el “temido” punto corrimos un kilometro eternooooo en el que parecía que íbamos a 3:30, en realidad íbamos a 6:40. Y me di cuenta de que no podría correr más…..y quedaban aun 20 km. para Segovia, aun así de vez en cuando trotábamos porque empezabas a rayarte con los cálculos del espacio (que quedaba) y tiempo (que se hacia eterno).
La verdad es que pones el cuerpo y la mente al límite, seguramente que esto no puede ser bueno, seguramente….
Seguramente que el año próximo repetiré. ¿La razón?, la estoy buscando..

Edu dijo...

Razones? ,,, buenommm, aliciente e interes tiene. Es verdad que te funde casi todo el finde, el Domingo estás para pocas cosas, y no siempre se puede, pero...

Ya,si eso,.. hablamos,

Jan dijo...

queria simplemente agradecer a todas las animadoras de vuestro club el apoyo que nos dieron a todos los corredores en cada kilometro de la carrera, estaban en todos lados, y siempre sonriendo, aplaudiendo y animando. Muchas gracias.

Las Chicas del Club de Villanueva de la Torre dijo...

Muchas gracias, Jan. Nosotras nos encantó animarte y sobre todo tu paraguas de colores. Fuiste el que mejor se protegió del sol!
Esperamos volver a encontrarte en más carreras para volver a darte ánimos por el camino, ya sea corriendo o esperando con una pancarta.
Un abrazo muy fuerte de las chicas del Club de Atletismo de Villanueva.