Somos el club de atletismo Villanueva, somos corredores populares, seguramente nadie nos recordará. Seguro que a ninguno de nosotros se nos olvidara jamás.

CRÓNICA DE CARRERA 235, LA TORRE DEL ESPACIO

MIL TRESCIENTOS ESCALONES ANTES.

No somos estrellas del atletismo, ni estamos cercanos a la elite (la de verdad me refiero). No llegaremos a “nada” corriendo, solo alcanzaremos el hecho de que nuestras piernas nos lleven cada vez mas lejos del punto de partida o nos hagan subir mas alto.
Por eso, porque no seremos el titular de un periódico, ni el 1º 2º o 3º de un pódium, siempre estamos buscando retos como corredores, desafíos que nos motiven en un intento  de superación de nosotros mismos.

Esto llega a autosatisfacernos, a saciar nuestro hambre de logros personales. 

Al principio te calzas las zapas, sales a la puerta de tú casa y das una vuelta a la manzana. Luego dos, tres, haces un rondo en Villanueva, un día el rondo plus y te das cuenta de que “sabes” correr. Luego una carrera, la primera de tú vida, de 5, 8  o 10 kilómetros, zas, de repente te encuentras corriendo medias maratones, zas, te planteas correr un maratón, ese lunes de abril te miras al espejo  y guiñándote un ojo te llamas a ti mismo maratoniano…. Sin darte cuenta pierdes la cuenta de los lugares, kilómetros, corredores que conoces y subes picos de 2.100 metros o mas, 50 kilómetros y ya que estas en ese camino que va a Segovia te haces ultrafondista. Y ya jamás  podrás parar de correr.

Pero luego hay otro tipo de retos, de pruebas más singulares, que te reportan otro tipo de motivación. Esta de subir edificios puede y es una de ellas.
Durante la vida cotidiana, subimos escaleras constantemente, en casa, el trabajo, el tren…si… pero aquí se trataba de subir 55 PLANTAS, 1.320 ESCALONES a saco, y esto no lo hacemos todos los días.

IV SUBIDA VERTICAL A TORRE ESPACIO.

Llegamos Fernando y yo a la base de las 4 torres sobre las 8:30 de la mañana, allí estaba esperándonos el incombustible Edu cámara en mano con su sempiterna sonrisa. Dorsales, chip y a calentar, esto nos supuso 8 kilómetros de trote chino-chano por La Castellana y alrededores, total 43 minutos de agradable conversación, ya sabéis de que hablamos los corredores (la bolsa, el precio del pescado, la influencia de Plutarco sobre la literatura inglesa, etc., etc.).

Saludamos a Moratilla, a Ladrón de Guevara, otros nos dicen ¡esos  de Villanueva ¡

¡Pum! Suena la pistola, de dos en dos vamos saliendo, sin demora. Fernando por delante, a los 15 segundos Edu y un servidor, los primeros cinco metros a 3:30 hasta que entras por la puerta que declara en un cartel SALIDA DE EMERGENCIA, más nosotros lo que hacemos es lo contrario, es entrar y ya puestos: A SUBIR AL CIELO….
De par en par voy subiendo las  escaleras, uno, diez, veintisiete peldaños y voy perdiendo la cuenta, total son mas de mil, que más dará. Voy agarrándome con las dos manos en la barandilla de la parte interior, la izquierda, tirando  de mi cuerpo, tratando de coordinar los movimientos. De cuando en cuando con los brazos en cruz agarro las dos barandillas para impulsarme, como un esquiador sin nieve. De menos en menos subo de puntillas de una en una para intentar relajar los cuádriceps. Plantas 5ª a la 7ª adelanto a cuatro corredores de una tacada. Voy bien, mejor que hace dos años. Mirando de reojo a la derecha veo las vistas acristaladas de un Madrid que cada vez va menguando más, a medida que yo subo. Allá abajo los habitantes de la capital se empiezan a convertir en Liliputienses…
Planta 15º me adelanta un corredor con pinta de culturista, agarrándose a ambas barandillas tensa sus bíceps de gimnasio, es el único que me pasa en toda la ascensión.
Planta 23ª, me faltan tan solo 22, los gemelos se me van transformando en granito, los cuádriceps me arden. Me relajo un poco pero no paro, esto es parecido a subir una montaña, si te paras a tomar un respiro estas perdido para volver a arrancar con la fuerza necesaria.
Planta 30…
Planta 40…..
Planta 50….acelero, el corazón brincando y haciendo cabriolas en el pecho a 198 pulsaciones,  casi al límite (eso creo), 51, 52, 53, 54, 55 plantas, piso la alfombrilla, ya estoy en el cielo de Madrid, lo más lejos que jamás estuve del averno. Según mi crono 9:56, 20 segundos menos que hace dos años y con dos plantas más que entonces. (Diez minutos intensos, realmente si lo pienso he tardado diez veces más en redactar esta crónica).

MIL TRESCIENTOS VEINTE ESCALONES DESPUES

Allí esta el gran Fernando, sentado, reponiéndose del esfuerzo. Al minuto llega Edu.
Para los tres otro reto, otra experiencia conseguida, y ya van……. Aunque seguramente que lo mejor esté por venir…..la historia continúa.

Las clasificaciones OFICIALES
295 Llegados
121- Fernando Ubeda, 9:33
148 - José Valencia, 9:56
192 - Eduardo Lozano, 11:08

Las fotos de Edu Lozano:


“El río fluye de una edad a otra y las historias de la gente transcurren para ser olvidadas en la orilla mañana. Y para que el río siga fluyendo”. MILAN KUNDERA

12 comentarios:

FERNANDO dijo...

Yo incluso lo pase algo peor que hace dos años, tan solo me paso el cachas ese aunque unas plantas mas arriba. Jose aunque me asusta mucho eso de que la historia continua siempre sera un placer compartirlo con estos dos compañeros de retos.

Un Saludito.

Maria dijo...

Sois unos máquinas. Yo subí los 795 escalones de la Torre Eiffel,con descanso a la mitad y casi muero. Y vosotros 1.320 y corriendo!!!!!!! Me quito el sombrero. Enhorabuena a los tres!!!!Besos

Edu dijo...

Yo os animaría a hacerla alguna vez. No solo como carera, sino por ver los entresijos de la torre y las bonitas vistas desde arriba.
Te da la sensación de que vas subiendo en un ascensor de esos modernos que van por fuera. Llegas "agotao" eso sí.

Saludos

Edu

ERBASI dijo...

sois unos patas,bien podreis agarrandoos a la barandilla,sino otro gallo hubiese cantao´,si hubiera podio ir yo ...de todas formas el año que viene preparaos,,os voy a poner imán en los pantalones pa que subais por el centro,,

Jesús dijo...

Al ver el arco me he acordado:

Desde pequeño siempre he llevado
en mi interior Abanderado
el día más señalado
al cumplir como soldado
al sentirme enamorado
he llevado Abanderado
pero siempre he sentido
un picor que me ha estremecido
Y es que me pica un...

Pues eso que a vosotros más que un huevo os ha picado las piernas... o llevábais Abanderado?

Sois unos monstros!!!

Roberto dijo...

De otro planeta.

Pero no porque las carreras horizontales ya no representen un reto y haya que buscar alternativas verticales.

Ni tampoco porque se hagan unos tiempos y se lleven unas velocidades que ya me gustaría a mí conseguir cuando cada día subo las tres plantas que separan el coche de la oficina.

No. Sois de otro planeta porque ¡ADEMÁS AL DÍA SIGUIENTE CORRISTEIS OTRA, Y ALGUNOS AÚN ADEMÁS DOBLASTEIS!

Madré mia, madre mia... Me tenéis loco

NATI - MAFALDA dijo...

Sois tres campeones habeis hecho de todo y lo habeís conseguido ,y hareís todo lo que se os ponga por delante porque teneis esa fuerza interna y ese empuje que os hace especiales en este mundo del runing.....

Pipi Calzaslargas dijo...

Realmente admirable!! Subir todos esos escalones, bajarlos y luego correr al día siguiente! Sois unos campeones. Enhorabuena por ser tan luchadores!

Carlos dijo...

¡Jabatos! ¡Qué bien pinta la carrerita!

Vaya caras, se ve que lo pasásteis bien. A la próxima me apunto...

MERCE dijo...

Y encima despues de todo lo hicieron,subir, bajar, correr al dia siguiente,entrenar uff que mas si me he perdio,van y salen en la tele,como mola,os vimos dos veces,en la entrada a la torre,y cuando bajabais,anda que bien.

Edu dijo...

¿En que cadena salimos?, para buscar el video

MONI dijo...

INCREIBLES!!!!