Cuando los sueños se hacen realidad hay que ver lo que te duelen las piernas al despertar

CORRER

Un día en el camino de Quer, uno de tantos, le encontré a él. Excelso y laureado atleta, uno de los mejores de todos los tiempos.

Prodigo de idolatría le pregunte:
¿Puedo correr contigo?
- Déjate de bobadas – contesto - ¡Correr, correr! ¿Acaso sabes tú el significado final de correr?.
Él se miro las zapatillas. Después miro al frente, adelanto su fibrosa pierna izquierda y balanceo los brazos. Parecía que fuese a dar un enorme salto de altura, o quizás, divagué por un instante, vaya a mostrarme el entrenamiento oculto de los profesionales.
 - ¡Correr!, efectivamente, yo corro. Solo eso, correr, del verbo correr.

Y, se puso a correr.

Mientras le vi adentrarse en el camino medite acerca de sus palabras.
Tan sumergido había estado yo en el aprendizaje y estudio de los distintos tipos de entrenamiento, (series, cambios de ritmo, técnicas, etc.), yo corredor amateur. Popular. Que había olvidado, quizás lo más esencial e importante: CORRER.




Hoy mantenemos el horario de las 20:30.
A partir del martes de la próxima semana quedamos a las 20:00 en las pistas

No hay comentarios: