Cuando los sueños se hacen realidad hay que ver lo que te duelen las piernas al despertar

CONTINUEMOS LA MARCHA



Hay un dicho que lo dice bien a las claras:

“Uno no deja de correr por que se hace viejo, se hace viejo por que deja de correr”

Corramos pues, amig@s……

Nada lo impide, ni siquiera el minutero.




1 comentario:

Manuel Díaz dijo...

Siempre que las lesiones te respeten. Je¡Je¡
Yo tuve que dejar de correr porque la pila me fallaba, la pila de años que tengo encima. En mi caso se cumplió el dicho "de los 40 para arriba no te mojes la barriga"
Saludos y a seguir corriendo.