Quien busque infinito, que cierre los ojos

PUNTOS

Villanit@ lleva tres meses corriendo, literalmente, como si fuera una especie de Forrest Gump las 24 horas día tras día, semana tras semana. En tanto tiempo no ha parado para nada, come y bebe lo que en alguna esquina le dan sus vecinos, amigos y compañeros. De cómo, cuando y donde hace sus necesidades, es un misterio en el que mejor no queremos indagar. El móvil se le quedo sin batería al poco tiempo de empezar.
En todo este tiempo ni siquiera a cambiado su rumbo, solo recorre el rondo villano, una y otra vez, ya hemos perdido la cuenta de las vueltas, ni digamos de los kilómetros, aunque hay quien asegura esto o aquello.

El primer mes lo teníamos controlado, incluso vino al pueblo un representante del Libro Guinness de los récords, para certificar la hazaña VILLANA, pero termino marchándose cansado de esperar el cese rondero de Villanit@, dejo una tarjeta con un numero “cuando pare me llamáis y me dais todos los datos”….
He de decir que los primeros días nos tuvo preocupados de veras, (alguno no ha conciliado bien el sueño, a saber), pero tras el diagnostico del eminente entrenador Saboya “no os atormentéis, lo que le sucede a Villanit@ no es nada grave, es solo que tiene una deuda de ansia atrasada, cualquier día parara y seguirá su vida NORMAL, como si tal cosa” entendimos que no había razón para nuestra intranquilidad.

Considerándolo bien, desde un punto de vista, cuando Villanit@ pare no necesitara volver a correr en mucho tiempo y podrá dedicar las tardes de los martes y jueves a acudir a una academia, para sacarse un curso de ingles, de PUNTO de cruz o informática. Y los fines de semana en lugar de tiradas largas y de acudir a competiciones para subir de posición en la liga del club, los dedicara en exclusiva a sus hijos y su pareja mientras el resto, PUNTUAMOS...

No hay comentarios: