Quien busque infinito, que cierre los ojos

ESPÍRITU VILLANO

Un sábado cualquiera, durante una tirada larga, un Villan@ anduvo eligiendo en que fuente parar para saciar su sed, tras miles de kilómetros y cientos de fuentes, se decidió por una  situada en una plaza desierta, de un pueblo abandonado, de la que no manaba agua.

Allí se detuvo, y bebió….



2 comentarios:

EL TIO DEL MAZO dijo...

Jose no me digas mas!!! era el unico pueblo que tenia Bar en la plaza de la fuente, no??????

ERBASI dijo...

Yo me apunto en esa plaza sin agua, me llevo el botijo y a un compi