Quien busque infinito, que cierre los ojos

MARATON DE BILBAO 2.011



LA CRONICA DE RAUL

Reflexiones Previas

Llevo varios días nervioso, tal vez más que cuando se acercaba el MAPOMA. Yo creo que se trata del reto que supone para mi terminar la prueba. Tengo bastante miedo a pinchar como me pasó el año pasado en Madrid. No dejo de intentar auto convencerme de que no tendría por qué tener ningún problema, estoy en la mejor forma física desde que me dio por correr, esta temporada he realizado mis mejores marcas, pero....., hay madre, el maratón no es una carrera corriente, todos lo sabéis, nunca sabes como va a responder el cuerpo, y yo soy muy propenso a los malditos calambres. Estoy dándole bastantes vueltas a la alimentación de los últimos días e incluso a la alimentación durante la carrera. Busco en Internet pretendiendo encontrar la pócima mágica que me permita alejar los calambres que me dejan las piernas totalmente rígidas, y cada vez tengo más claro que no existen los milagros.

He visto el perfil y la temperatura que va a hacer y desde luego es un maratón para hacer marca, pero mi objetivo no es ese. Creo que si lo intentara podría bajar de las 3 horas, pero también se que si fallo puedo no acabar, por lo que como mi objetivo es terminar, iré mucho más tranquilo, y si las sensaciones son buenas y termino contento, me apuntaré a Valencia con el club, y allí tal vez sí que lo intente.


Me preocupa también un poco la poca gente que somos, creo que unos 400, y eso puede suponer ir solo durante muchos kilómetros, se me puede hacer muy largo. Por si acaso, esta vez es posible que me anime a correr con música, nunca lo he hecho en competición, pero creo que me puede ayudar a amenizar.

Ya tengo listo el hotel para la familia y en la cabeza todo lo necesario para llevar, me encuentro bien, no me duele nada, toco madera....

Día de la prueba

Me levanto a las 6:30 horas y empieza el protocolo, a desayunar en condiciones, el ritual de vestirse y embadurnarse en vaselina, le doy vueltas a la cabeza, y más vueltas, y más aun..., finalmente me decido y me voy para la línea de salida a escasos metros del hotel. Se ve poca gente y muy poco ambiente, esto no es el MAPOMA ni se le parece.
Cuando quedan 5 minutos para dar la salida me doy cuenta de que estoy muy tranquilo, inexplicablemente relajado, ya no puedo hacer nada más, de modo que a disfrutarlo.

Empezamos la carrera y hago un esfuerzo por controlar el ritmo, las piernas quieren llevarme a un ritmo más fuerte pero sé que no debe guiarme por esa sensación, quedan muchos kilómetros para correr. Consigo marcar un ritmo constante de 4:30 hasta la media maratón. En este punto y aprovechando el avituallamiento, y debido a la gran ingesta de líquido del día antes, tengo que parar un instante porque me meo por las orejas, pero aprovecho esos segundos para a la vez beberme toda la botella de agua (para que luego digan que los hombres no podemos hacer dos cosas a la vez).

Estoy en el ecuador y me encuentro fenomenal, y empiezo a ser consciente de que en esta maratón no me va a pasar lo del año pasado. A mi paso por el 28 sigo encontrándome bien, estoy muy contento y me doy cuenta de que llevo unos kilómetros a un ritmo mejor, entorno a 4:24. Paso el 30 y bien, no paro de sonreír, estoy muy contento.

Kilómetro 35, el muro, ¿qué muro?, me encuentro bien, tan solo noto las piernas cargadas pero sin síntomas de calambres. Sigo a buen ritmo y celebro cada kilómetro como si de la meta se tratara. Estoy encantado.

Cuando paso por el 38 estamos entrando de nuevo en Bilbao, ya solo es un paseo, solo pienso en abrazar a mi familia, estoy emocionado, ya no se ni el tiempo que llevo, estoy verdaderamente contento.

Pasado el 40 empiezo a incrementar el ritmo, me lo pide el cuerpo, y sin darme cuenta me coloco en el 41. En este punto he pasado a mucha gente, pero veo a dos a unos 200 metros que miran hacia atrás y digo, aun les cojo verás. Cuando estoy a unos 300 metros de meta me da un calambre en el gemelo y grito cual ciervo en época de berrea, los dos de adelante miran hacia detrás asustados, temen que se trate de un macho bien cornado y uno de ellos me dice, “venga que nos coges, vamos”. No se si lo dijo con guasa o en serio, pero por si acaso y para demostrar donde los tenemos los Villanos de la Alcarria, me pegué un sprint los últimos 150 metros con otro calambre incluido y les pasé. Unos metros antes de la meta veo a mi familia y me dirijo hacia el lateral para chocarle la mano a mi hija, y cruzo la meta. Me siento pletórico, muy contento, nuevamente lo hice, terminé un maratón más, qué vicio esto de correr.


A los pocos segundos veo el reloj, 3:08:01, estupendo, no contaba con una marca así. He hecho la segunda media dos minutos más rápida que la primera, pero esto ahora es secundario.

En general tengo que decir que la prueba tiene poco ambiente, al tener pocos participantes, a partir del kilómetro 15 vas prácticamente solo todo el camino, a veces incluso dudas de ir por el camino correcto porque al no ver a nadie y no estar demasiado señalizado el recorrido temes perderte.


Y es todo amigos, nos vemos en Valencia.


Puesto
Dorsal
Apellidos
Nombre
Año Nac.
  Marca  
Min/Km
Km/Hora

17
LÓPEZ TORRALBA
RAUL
1973
03:08:01
04:27.34
13,47

Raúl

8 comentarios:

Julián Mota. dijo...

Felicidades Raul, ese tiempazo es bastante elegante. Como tú dices, esto de correr es vicio, pero a la vez sano y no mata.
Yo también estuve en Agular y no me salió la cosa tan mal, seguiré mejorando y quizá esté en Valencia o en otra este año.
Un gran saludo y ...Agur.

rafael dijo...

uy ese calambre, por los pelos majo¡¡ Desde luego irte sólo a hacer una maratón a bilbao es de valorar. Mi más sincera enhorabuena por el tiempo. Además te habías estado dando caña para el maraton,`pues prueba superada y con creces¡¡¡

Pedro lopez dijo...

Enhorabuena,

Que carreron, ahora recuperarte y desfrutar hasta la próxima y después de tantas dudas te das cuenta que los entrenamientos que te pegas merecen la pena al finalizar los 42 y un pico cabron.

Ya en Valencia a por 2:55 ¿no?

Edu dijo...

Si os organizais los del grupito que ronda las 3 horas y eligiendo un maratón adecuado,... haceis sub seguro.

Enhorabuena Raul.

Carlos dijo...

Enhorabuena Raúl, tiempazo y puestazo. Crack.

En Valencia lo harás, todo llega. Pero disfrútalo unos días hombre...

Calvocompelo dijo...

Hombre Raúl, mi más sincera enhorabuena. Estabas más que preparado. El próximo año el Mapoma te devolverá lo que te debe, te lo mereces.
Oye, una preguntita, tengo curiosidad hombre. Eso que llevas colgando (sin malas interpretaciones) que es, majete.

Miguelito dijo...

Enhorabuena Raul, muy buena carrera, te lo mereces despues de lo ocurrido en el ultimo MAPOMA.

Felicidades campeon.

YORCH dijo...

Enhorabuena Raul, hay que estar muy preparado para terminar la segunda parte del maraton mas fuerte que la primera, y con buenas sensaciones, eres un crak.
Haber si alguna vez cuando yo suba de nivel puedo acompañarte en un maraton a tu ritmo.