Quien busque infinito, que cierre los ojos

SAN SILVESTRE VALLECANA (La “Popular”, si todos estos pueden, no debe ser tan difícil.)

La crónica de Edu Lozano (corrio los 10km. con su hijo)


- Anda hijo, deberías salir algún día a entrenar un ratito, por lo menos para no tener agujetas al día siguiente.

- Venga papá, ¿para que?, si el año pasado no me costó nada. Eso tu que te rayas con estas cosas.

Bueno, si, la verdad es que es una carrera diferente, por el ambiente, por la hora, por la puesta en escena. Parece que vas a ver un partido de futbol o un concierto.

El año pasado nos habíamos colocado al final, en + 60’, que es lo mejor para ir tranquilos aunque se hace un poco tediosa la media hora larga de espera hasta la última oleada.



- ¿Qué hacemos, nos quedamos aquí o nos vamos al cajón de - 45’?

- No sé, tu verás pero no habrá que salir a toda pastilla que yo vengo a terminar.

- No, si nosotros vamos a nuestro ritmo, no te preocupes.

La organización es realmente espectacular, medios, voluntarios, señalización, cajones, música, pantallas gigantes, y aun así, con tanto corredor, no se puede evitar que se forme “pegote” en los accesos. La zona de - 45’ estaba hasta arriba así que nos fuimos a la de - 42’ en la que parecía que había hueco.

En la pantalla gigante aparece Chema Martínez presentando la carrera y nos ponen el anuncio de Nike ( gritos de júbilo cuando Iniesta dice eso de “Atlético de Madrid campeón de…”) , la cuenta atrás, música a tope y salimos, waka waka eh, eh.

- Fíjate que parecía que estábamos cerca de la salida y cuando todavía no hemos pisado la alfombrilla ya se ve Concha Espina tapizada con el color de las camisetas.

Los primeros tramos de Serrano son la zona más complicada porque la calle no da para todos los que somos. Ocupamos todo, la calzada, aceras, bordillos. Pasada la cuesta de María de Molina ya es otra cosa, debemos ir en el grupo del final de la primera oleada y mantenemos bien el ritmo.

- ¿Como vamos?

- Bien, a 5:40, mejor que el año pasado

- Ves, si esto es muy fácil.

Si de la primera parte puedes decir que tiene un recorrido bonito, es a partir de Atocha cuando se hace realmente “popular”, cuantas personas animando, que ambiente, que emoción. La luz ha cambiado, ya es de noche, destacan los mil colores de los fluorescentes de los comercios, es otra cosa.

Hemos pasado el 7,5, la avda. de la Albufera, la hora de la verdad.

- Me parece que me está entrando flato, o algo así, o varias cosas a la vez porque el gemelo también me molesta. Ahyyy.

- Vamos, que has “petao”. Aguanta que solo son 600 m.

- Si, pero como se agarran, es un cuestón interminable.

- Ves, aquí es donde se nota el que entrena y el que no.

- Y, todos estos entrenan, no me lo puedo creer.

- Pues llevan mejor cara.

- Si eso si que es verdad porque debo llevar un careto de asfisiao.

- Venga, último km, esto ya sale solo.

Levantamos los brazos al entrar en meta.

- Está bien ¿verdad?

- Si, es una pasada.

2 comentarios:

Maria dijo...

Que carrera tan especial!!!!!!!!!!! Debe ser chulísimo correrla con tu hijo.Me hubiera gustado veros.A ver si al año que viene.........Saludos

Calvocompelo dijo...

Edu,
esto se soluciona trayendote al chaval a un rondo Villano.