Cuando los sueños se hacen realidad hay que ver lo que te duelen las piernas al despertar

¿QUIEN DICE QUE NO ME COGI EL PUENTE?

La crónica de Miguel Agudo Cordoba.


Joder no se como empezar por que aun siendo el séptimo maratón, ha sido un maratón lleno de nuevas experiencias y vivencias que he tenido la suerte de vivir en primera persona y en compañía de tres grandes personas, que saben valorar el merito que tiene y la suerte que tenemos, de poder practicar este deporte en el que vas tu “mismo con tu mecanismo”.

La primera vivencia es tener que planear un viaje para tener que ir a correr, esto lo podríamos comparar con los preparativos del viaje fin de curso pero sin pensamientos obscenos. Creo que elegimos un buen destino y en un muy bien situado hotel, ya que dicho hotel estaba a 50m de la línea de salida.

La segunda vivencia. Hemos quedado donde siempre en el IberCaja y como de costumbre un cafelito en el Juliemi, pero como novedad no he tenido necesidades fecales. Cuando llegue al Juliemi estaban ya la mujer e hija de Tomas, que nos han brindado su presencia en este viaje, Tomas con esa alegría que desborda, Eduardo con su presencia reconfortante y David David David con las zapatillas muy bonitas y esa serenidad que tienen los campeones.

Bueno a esos de las 09:15 cojemos el coche, que conduce uno que llaman el presi que creo que no, que creo que es el chofer, pero bueno. Echamos gasolina en Villanueva, 50 €, esto por si alguno de los compañeros de fatiga se dan por aludido o me lo pagan que seria lo mas lógico.

A las 12 +- llegamos a Zaragoza, aquí entra a formar parte en nuestras vidas el puto GPS de Eduardo para encontrar el hotel, menos mal que me saque un plano de la situación del Hotel, por que sino damos mas vueltas que Marcos buscando a su madre. De todas formas al final tiramos por la calle del medio y nos metimos en dirección contraria. Para mentes inquietas diré como quedamos emparejados en el hotel: Tomas-Eduardo (si es que a Tomas ya no se le arregla ni sacando a su mujer de casa), David-Miguelito (Joder con unas copas y esos rizos quien sabe), Madre-Hija ( ya te dicho Tomas, que no se te arregla ni sacándola de viaje).

Bueno, dejamos los bártulos en la habitación (bolsa de regalo que nos dieron en el I circuito de carreras de la diputación) y nos dirigimos a conocer algo de Zaragoza.


Hasta la comida damos un paseíto para ir haciendo ganas de comer, que creo que hicimos y bastante bien, antes de comer, eso si, un par de cervecitas, que siempre vienen bien y nos recuerda que no solo corremos. Terminamos de comer y a seguir paseando y disfrutando de un bonito día en una no menos bonita ciudad, a mitad de paseo recargamos las pilas tomándonos una cervecita en un local con una decoración bastante peculiar. A las 21:30 a cenar pasta, que esperamos quemar al día siguiente.

Creo que más o menos sobre las 22:30 nos fuimos al hotel, nos despedimos y hasta el día siguiente a las 7:15. El día nos recibe con lluvia, que al principio nos asusta un poco, pero creo que sabíamos los cuatro que ese no iba ser el día que nos iba acompañar en la carrera, a si que empezamos a andar debajo de la lluvia como si no fuera con nosotros, buscando un bar para desayunar, mientras que vamos buscando un bar nos vamos encontrando gente que creo que viene de correr ya el maratón, ese maratón que corríamos cuando teníamos 20 años y a lo que menos olías era réflex, bueno al final encontramos un bar en el que podemos tomarnos un café y alguno hasta dos para limpiar bien las cañerías, que todos sabemos que limpiarlas en carrera es incomodo y no te espera ni dios. Bueno ya hemos desayunado y nos dirigimos a la salida, he de admitir que se echa un poco de menos ese gentío que tiene MAPOMA , pero poco a poco se va abultando la gente en la salida. Subimos a la habitación nos quitamos el chándal y bajamos a ponernos en la salida a David le ponen mas adelante, por que David es de la elite y los que tenemos la suerte de conocerle sabemos que no solo corriendo. Eduardo se pone con Tomas y yo, y empezamos a correr ya sabeís se mira al suelo y cuando se pisa la alfombrilla le das al botón de tu cronometro/GPS y Step by step . Lo bueno que tiene el maratón es que te da tiempo a disfrutar cada zancada y a ir comentando como vas, vas bien, hablar, a mirar por donde pasas. Bueno empezamos los dos primeros kilómetros a 5:30 pero creo que en el kilómetro 10 llevamos una media de 5:15 algo por debajo de lo previsto, nos vamos cruzando con David y saludándonos, nos cruzamos con un chavalito del club de Guadalajara el que nos recuerda que somos rebanadores de cabezas, empiezas a escuchar a gente que te anima por tu nombre y ya caes y tedas cuenta que lo llevas en el dorsal , según vas corriendo los voluntarios te van dando palabras de animo, bueno hubo uno que el kilómetro 10 sus palabras fueron “vamos chavales que todavía os queda mucho” pero bueno a esta altura te vale para reírte y comentarlo con todos los que llevas alrededor , el recorrido es cómodo, ya se va viendo que los puentes van a estar en nuestra carrera muy presentes, hasta la media maratón vamos prácticamente juntos los tres, como tiene que ser hasta aquí no nos hemos enterado y el ritmo que marcamos es mas o menos el que habíamos previsto 1:53 – 1:54 , bueno desde el kilómetro 10 nos acompaño un tal cierzo, que en algunos tramos se hace notar y con fuerza, pero bueno es Zaragoza, a la altura del kilómetro 23, paramos Eduardo y yo , y vaciamos vejiga, hasta aquí todo va bien, me encuentro mejor que nunca mis piernas aguanta, Eduardo es un tio grande y hace que con sus anécdotas y sus explicaciones sigan pasando los kilómetros sin apenas darte cuenta llego al 28 y mis piernas siguen funcionado, para mi es muy importante ya que normalmente es el punto donde me aparecen los primeros calambres. En el 32 empiezo a notar algo, creo que a partir de aquí empieza mi maratón en el 33 se marcha Eduardo para adelante pero se que no puedo , en el 36 empiezan los calambres en los aductores y empiezo a utilizar el réflex que me ofrecen , y a partir de aquí te lleva la gente y los voluntarios, que van pronunciando tu nombre siempre seguida de una palabra de animo, te hacen sentirte grande, GRACIAS ZARAGOZA, la llegada es una calle ancha , la gente grita tu nombre, ves que puedes llegar antes de las cuatro horas, pero no solo lo ves tu, te lo va gritando la gente, siempre junto a tu nombre, creo que es de las llegadas mas emotivas que he tenido. 3:58:18 para mi un record.



*Gracias por la compañía a Alicia la mujer de Tomas y a Zaida su hija. *Un diez a los voluntarios que te hacen olvidar si una bolsa es buena o no. *Gracias Tomas; Eduardo y David. Siempre es bueno, ir en buena compañía.

7 comentarios:

rafael dijo...

Enurabuena miguelito, un tiempo fantástico después de tan gran esfuerzo. Eso si , me asalta una duda, ¿ cuántas birras os tomásteis cabrones?

Edu dijo...

Lo que pasa es que nos vamos a acostubrar a lo bueno. En las próximas carreras en las que tengamos que cambiarnos en el coche o en mitad de la calle, nos van a parecer muy cutres.

Ay por favor.

Anónimo dijo...

Felicidades, Miguel.
Pero que sepas que ese chabalillo del Club de Guadalajara del que hablas en tu crónica, ya peina canas en el poco pelo que le queda, no en la cantidad desmesurada de Calvoconpelo con el que corrió en Garrucha, pero algo si que hay.
De todas las formas gracias por el piropo, campeón.
Recuerdos al Tio del Mazo.

javicorre dijo...

Enorabuena por la carrera y el tiempo es todo un logro ya acabarlo unos curritos como nosotros, un saludo.

Jesús dijo...

Pues sinceramente porque al que corre un maratón se merece un respeto... pero Miguelillo, querido, según entrabas en meta todo indica que por la noche... esos ricitos... y esas copas...

.. desde el respeto, como ya digo ;-)

beita dijo...

Bueno Miguel ENHORABUENA!!, que tiempazo muy bien, que envidia (sana) me dais, a estas alturas y ya un maratón.

Carlos dijo...

Enhorabuena Presi!!!!!