Somos el club de atletismo Villanueva, somos corredores populares, seguramente nadie nos recordará. Seguro que a ninguno de nosotros se nos olvidara jamás.

MI PRIMERA MEDIA MARATÓN (más conocida como LA ODISEA DE GETAFE)

Por David Alonso

Todo empezó durante el mes de diciembre, los Carlos no paraban de darme la murga con lo de la media de Getafe: “venga hombre, apúntate, que ya va siendo hora de debutar en la media, que ésta es facilita, que no se qué, que no se cuánto”.
Les digo que no, que todavía estoy renqueante de las piernas (periostitis), que aún es pronto y que no me sientan muy bien estos días de frío.
Posteriormente, el amigo Cimborrio pone un mensaje en el blog anunciando que queda un dorsal libre. ¡Cagüen la leche!, empiezo con el runrún, ¿voy?¿no voy?.
El sábado que fuimos a Quer (por la carretera, esta vez), decido probarme y, al final, bajo los efectos de la congelación y la deuda de oxígeno, le digo a la hormiga atómica: “venga, que sí, que voy a Getafe”.
El fin de semana no se presentaba como el ideal para debutar, tenía que ir al pueblo y tendría que volver el domingo por la mañana para correr.
Inexplicablemente consigo sacar fuerza de voluntad para tomar solo coca-colas Light mientras veo el fútbol con los amigos (alucinan y me llaman de todo, claro).
Después, cena de cumpleaños con unas amigas. Otra vez a tirar de fuerza de voluntad, ceno algo rápido, nada de alcohol y a las 11 a casita.
Mi madre se sorprende cuando me ve aparecer a esas horas: “hijo, ¿estás malo?,¿te han pegado?”.
Le explico eso de que hay que descansar el día antes de la carrera y me voy a la cama. Oigo de fondo a mi padre que comenta: “este chico se ha vuelto loco, ¡si no ha sudado en la vida y mira ahora!”.
Me meto en la cama pero no consigo dormir. Es muy pronto y la cena no ha sido muy apropiada para un “atleta”.
Suena el despertador, tengo mal cuerpo. Consigo levantarme y me tomo un café y mi Superbatido, que es como las lembas de los hobbits, lleva calorías como para aguantar sin comer 3 días.
Después de ducharme, decido echarme una crema de esas para calentar los músculos. Pienso que me vendrá bien para que no me duela tanto lo de la periostitis. Cuando acabo de darme el masaje compruebo que tengo ciertas partes (más conocidas como “LAS PARTES”) llenas de la dichosa cremita. Me lo limpio a toda velocidad con la esperanza de que no haya absorbido mucho (1er percance de la mañana).
Empiezo a vestirme y compruebo con horror que se me han olvidado los pantalones cortos. Me imagino debutando “a lo Guille” con pantalón de chándal (2º percance). Después de cagarme en todo lo cagable y despertar a toda la familia, tengo un momento de lucidez y llamo a los Carlos, a ver si están todavía en casa y me pueden dejar unos. Me vacilan un poco pero me dan buenas noticias.
Cargo el coche y salimos zumbando para Getafe, nos espera 1 hora y media de viaje. Al poco de salir, empiezan a subirme unos calores impresionantes desde las partes nobles. Encima la parienta me dice que suba la calefacción, que tiene frío. ¡Pero si tengo los huevos que solo les faltan unas tiras de beicon! De vez en cuando, tengo que sacar la mano por la ventanilla y cuando está fría metérmela por debajo del pantalón para refrigerarme “los bajos”, es insoportable (3er percance).
Cuando estoy llegando a Getafe me llama la hormiga atómica y me dice que no le dan el dorsal, que tiene que ser Juan Antequera en persona quién lo recoja. Se me pone el corazón a más pulsaciones que durante la carrera (4º percance). Después me dice (el cabr..azo) que es broma y que ya lo tiene.
Llegamos, aparco, me cambio y a buscar a los compañeros. No aparecen por ningún lado, además hay cientos de camisetas amarillas. Parece que estoy buscando a Wally.
Llamo a Carlos: “estamos calentado, en 10-15 minutos bajamos y te lo doy”.
Llegan las 10:15 y no aparecen, empiezo a ponerme nervioso. A las 10:20 me encuentro con el tío del mazo: “Carlos ha ido a buscarte a la recogida de chips”. Salgo para allá, no le veo pero se lo ha dado a Laura. Con muchas prisas (craso error) Laura me coloca el dorsal, me pongo el chip y a esprintar hasta la salida.
Salimos bien, aunque creo que un poco reservones (el respeto a los 21 kms).
Al poco tiempo, veo a la hormiga haciendo aspavientos y a punto de tirarse a lo Messi cuando entra en el área. Me dice: “joder, que me han puesto la zancadilla”. Había sido el Dark Vader (mas conocido por “el de la respiración profunda”). A éste lo adelantamos por lo menos 4-5 veces durante la carrera.
A partir del km 7 empezamos a soltarnos un poco. Le digo: “si seguimos así igual bajamos hasta de 1h50”.
Km 8, ha salido el sol y voy asfixiado, decido quitarme la camiseta de debajo. Me doy cuenta que el dorsal y las dos camisetas están unidas a través de los imperdibles. Me acuerdo de mi suegra (la madre que parió a mi mujer). Me tengo que quitar todo y, torso desnudo, ir quitando los imperdibles durante 300-400 metros (5º percance). Poco después saco las pastillas de Isostar. Le ofrezco a Carlos, me mira con cara de Póker: “¿eso que es?, yo eso no me lo tomo, a ver si me va a dar algo después”.
Desconfía de mí, espera a que me las tome yo y después de dudarlo mucho, acepta.
Acabamos la primera vuelta y le doy la ropa a Laura (y recuerdos a su madre otra vez).
Poco después nos cruzamos con Pepe Jaén, Bea y Javivi. Pienso: “estos tíos están locos, donde van tan rápido”.
Pasamos por “contrameta”, voy buscando a Laura para salir por una vez con buena cara en las fotos. No me doy cuenta de que es el avituallamiento hasta que llego al último voluntario. Cuando llego a él, da la última botella que tenía al que iba delante de mí. Tengo que pararme y esperar a que coja una dichosa botellita de la caja. Se me pone una mala ostia que te cagas (6º percance). Pego un apretón (que después pagaría) para volver a coger a Carlos.
Nos cruzamos con los David, con Pedrito, gastamos nuestras últimas reservas de oxígeno en gritarles y darles ánimo. Llevan mala cara y no hacen mucho caso.
De nuevo el adoquinado, aunque vamos de menos a más, no conseguimos recuperar suficiente tiempo para bajar de 1h50. A partir del km 19 sufro un pequeño bajón (me falta fondo), Carlos dice que me espera, “que es de mala educación irse” me dice el cachondo.
A punto de llegar al 20, le digo que tire, que ya está hecho (“como le voy a ganar si me ha dejado los pantalones, me ha recogido el dorsal y el chip, me ha hecho de perchero,…”). Total, son solo 5 puntos.
Empieza la cuesta abajo y me pasa de nuevo el Dark Vader. “Por mis cojones que este tío no me gana” me digo. Me tiro la cuesta abajo y hago los últimos 1.200 metros a 4’15”/km (y le gano, por supuesto).
Llego a meta reventado y solo pienso en coger la bolsa para comer y beber. No puedo ni estirar, “si estiro ahora me parto”.

Después pienso “ahora al Juliemi, a hidratarse”.

CONCLUSIÓN: mañana “INOLVIDABLE” en todos los aspectos, me gustó la distancia (más cómoda que el 10.000) pero comprobé que como ya había avisado me falta fondo.
El próximo a bajar de 1h45. ¿Te apuntas hormiga atómica?
Y un órdago: MAPOMA 2011!!!

11 comentarios:

EL TIO DEL MAZO dijo...

Vaya dos narradores hemos fichado, sois los Pili y Mili, los Oliver y Hardy (sin acritud), los Ramon y Cajal (....el viejo chiste) del Club, a pocas carreras que corrais tendremos material suficiente para escribir un libro de percances.
Para cuando la proxima entrega?????

Enhorabuena por ese debut!!!!

rafael dijo...

con lo que me gustan a mi las crónicas. Ya me hago una idea de lo que pasa por delante y por detrás. Quedáis emplazados para la próxima.
ENHORABUENA POR LA MEDIA A LOS DOS¡¡

Pajuelo dijo...

Enhorabuena por la carrera y por los relatos.

Ahora el MAPOMA.

Saludos.

Juan Antequera dijo...

Enhorabuena por el debut, ademas de correr la media habeis sacado fuerzas para escribir, sois los dos unos campeones!!!!.
En la próxima nos vemos.

Enhorabuena!!

Eduardo dijo...

Unas narraciones estupendas. Al leerlas pensaba si lo que nos gusta o engancha no es solo la propia carrera si no también todo lo que hay alrededor. Los preparativos, el ambiente, pillar el dorsal, encontrarte a los amigos, relajarte al final "ufff, la meta" , mirar el crono, .... y escribir la cronica.

Un saludo

Edu

Carlos dijo...

Supercoco: me apunto, me apunto a bajar de 1h 45 y el ordago del MAPOMA 2011 lo recojo. Ya te estás poniendo a hacer cuentas y me dices a cuanto nos sale el km. De camino, me preparas una chuleta de esas que te pones en el Garmin con celo...

Por ser justos: tu dorsal y el chip los recogió Rebeca. Ya tienes un par de motivos menos por los que según dices me dejaste ganar...

Tio del Mazo: en un rato te doy un toque y me dejo convencer para subir a los rondos de hoy.

Saludos!!!

David Alonso dijo...

Serás cabr.., y me lo dices ahora. Si se que nos has sido tú el que me ha cogido el dorsal te meto un sprint al final que te cagas

beita dijo...

Bueno chicos, si me dejais me apunto a esa 1h 45' y al mapoma 2011, prometo no sprintaros al final, me gustaría ir con vosotros.
Ya me direis algo, saluditos chicos.

DARTH VADER dijo...

Yo no recuerdo haber ido a esa carrera de Getafe detras de vosotros

perico dijo...

Enhorabuena a los dos, soberbia la carrera y la narración me esta haciendo reír y esta no se me pasa en toda la semana, recordando como sacas la mano por la ventanilla para refrescarte los cataplines.

felicitaros por vuestro debut

David Alonso dijo...

¿Váis a quedar para entrenar hoy?¿A que hora?¿Donde?