Este blog son las historias y los recuerdos que van dejando las vidas de otros y vosotros. Cuídalo,no lo dejes al pairo, aliméntalo, mímalo, hazlo crecer con tus fotos, tus crónicas, tus comentarios. Es parte de tú historia. Dale vida.

EL MARATÓN DE LA RISA (DE LOS PATAS CAGÁS) - Crónicas de 21 villan@s bajo el diluvio II

                                     Por José Carlos Buendía - Bonjour



No sé por que presentía que este maratón nos lo íbamos a pasar bien. Cuando suena el despertador a las 06:00 (UN DOMINGO), y ya te levantas con energía, después de haber dormido más o menos bien y te pones a desayunar ya vas con esa fuerza que no se tiene para ir a trabajar.

A las 06:45 estábamos todos como relojes (más o menos) en el IberCaja, punto de quedada oficial de este club. Desde allí partimos hacia la capital del reino en una comitiva de 4 o 5 coches, llegando a Madrid, y luchando por encontrar un aparcamiento, que se saldó con el correspondiente parking público.

Ya en el Retiro, madre mía, no fuimos capaces de juntarnos todos para una foto de rigor, allí parecía que regalaban billetes de la cantidad de gente que había, así que nos hicimos la foto de rigor de todos los que nos pudimos juntar, y procedimos a dejar la mochila en el guardarropa habilitado.

Acto seguido procedimos a andar, andar y andar,……..hasta llegar hasta la salida, y una vez allí con el Sr. Puchol, andar, andar y andar,……hasta llegar hasta nuestro cajón, el 5 y último por supuesto. Allí nos juntamos con macho alfa Jaime, y empezamos la carrera juntos (tardamos 11 minutos en pasar por el arco de salida).

Buenos ritmos, buenas sensaciones, Castellana para arriba. Al llegar a Nuevos Ministerios fue una alegría ver como Erika y la familia de Jaime al completo nos animaban.  Plaza de Castilla, allí nos encontramos con la pancarta de mi querida esposa, donde rezaba “Animo Villanos, sois maratonianos”, que soportando lluvias y frío nos mostraba junto con Elena y Carla. Castellana para abajo, y  por Bravo Murillo buenísimas sensaciones. 




Allí nos juntamos con las jabatas Laura y Nati con quien compartimos unas risas y continuamos ruta hacia las distintas calles de la Villa de Madrid.

En María de Molina nos volvemos a encontrar a la familia de Jaime y a Erika otra vez inmortalizando la hazaña de estos patas cagás.




Seguimos, seguimos, y en Alonso Martínez otra vez nos volvemos a encontrar con la pancarta Villana portada por las mismas campeonas.

Por el km. 20 (más o menos), nos encontramos con Pepe Jaén que el pobre iba desfondado y no hubo manera de tirar de él.

Y así sin parar de trotar por todos los barrios de Madrid, pasando por Preciados, Puerta de El Sol, Palacio Real, la Casa de Campo, Avda. Valladolid, etc., etc., etc. Hasta el km. 33, mas o menos, en la cuesta del Puente de Segovia, donde la locomotora Juan Carlos tuvo que bajar un poquito el ritmo y le perdimos de momento de vista.




Así hasta Ronda de Atocha donde fue una alegría encontrarnos con Gema Morata y Laura Rubio que nos animaron con su alegría habitual.

Entre medias nos encontramos por diversos sitios a percherón José que no paraba de moverse de un lado a otro, y corrió casi lo mismo que nosotros animando a todo el mundo. Si se me olvida nombrar a alguien, lo siento, pues como ando un poco miope…..




De todos modos, en lo que quiero recalcar es en lo bien que nos lo pasamos, las risas que pudimos echarnos durante más de cuatro horas, la gente con la que hablamos por el camino, parándonos en todos los avituallamientos (nos pusimos moraos de plátanos, geles, powerade ….), y en general el buen ambiente que se respiró en el grupete de patas cagás, donde primaba ir juntos el mayor tiempo posible.

Para el año que viene espero repetir, pero eso si, para pasármelo al menos tan bien como en éste, y si es con más gente que en esta edición mucho mejor (Espero que estés recuperado, Gustavo).

Una mención aparte merece el DÍA DE MIERDA que nos hizo, y que consiguió que nos fuéramos enseguida a casa, y que el jamón volviera intacto, pero bueno, sobre eso no hablo mucho que todos lo visteis y luego me sacan cantares.


Y una mención especial para toda la gente que vino a acompañarnos y que se pusieron de agua hasta las orejas, pasando frio y calamidades. Un fuerte abrazo para todos y hasta el año que viene.








VIDEOS DE LOS PATAS
BUENDIAMEDIAMETA
JAIMEMEDIAMETA
PUCHOLMEDIAMETA

Las mil vidas de dos serranos - Crónicas de 21 villan@s bajo el diluvio I.

                                 Por David García Serrano - Dave. 

La verdad no sé muy bien por dónde empezar a escribir, tengo tantas cosas que decir, que me gustaría trasmitirlas de la mejor manera posible. Como siempre se dice, estas cosas deben empezarse por el principio. 

Hace un año, tanto mi hermano como yo, corrimos distintos tramos acompañando a gente del Maratón de Madrid 2014, ese día nos decimos, esto tenemos que correrlo. En Agosto, si Agosto me sacó mi dorsal, quedando un mundo por delante, sin saber si podré correr o no. Desde ese momento comienza una temporada deportiva de ensueño, en la que en ningún momento pensé en esta carrera, sino en cada uno de los objetivos que me iba plantando por el camino. Pocos sabían que la correría, mi hermano, Irene y poco más. Durante los meses, en muchos momentos pensé que ni la correría, por las incertidumbres de posibles viajes en el trabajo. 

Ya en Marzo, tras bajar mi marca en media en Alcalá, hago público que correré el MAPOMA y que mi objetivo es acabarla con mi hermano, porque la primera tiene que ser con él. Su intención era bajar de las 4h. Las semanas de carga de volumen, no me gustaron, no me gustó esos entrenamientos tan largos, casi siempre solo, me costaron dolores en las rodillas, en la cabeza por no saber si tendría recompensa y alguna que otra discusión con Irene. 



Desde el jueves anterior a la carrera, comienzo a sentir un cosquilleo interior increíble, el Whatsapp del club echa humo y empiezo a pensar en el maratón en todo momento. El viernes, recojo mi dorsal, la manera en la que entré a la feria del corredor se merece un post aparte, pero mejor que cada interesado me pregunte, lamentable las colas de entrada. Del viernes al sábado, sueño con la carrera, os juro que me levanté sudado. Y ya el sábado, fue un día extraño, sin querer hacer mucho esfuerzo, estirando, viendo que nos iba a llover y cambiando algún plan a última hora. No dormí mucho, a penas estuve seis horas en la cama, pero me levanté feliz, ilusionado y fresco como una lechuga.

En el tren con Gaspar y David (su compañero de entrenos), comenzamos a sentir la carrera, empezamos a ver a mas corredores. Llegamos al Ropero y allí veo a Verdeal y Edu, dejamos la ropa, nos colocamos nuestro poncho, me despido del resto de la familia villana que había por allí y nos vamos hacía la salida, donde nos juntamos con Nico, compañero del Club de Marchamalo. 



Y llega la salida, ni siquiera sabemos si ya hemos salido o no, tardamos unos cinco minutos en pasar por el arco y los primeros metros apenas podemos correr, entre gente que iba muy lenta y otros que adelantaban como si les fuese la vida. Veo a Jaime hijo y familia y a Erika, y poco después a Félix el primer villano con el que me cruzo. Los primeros kilómetros nos salen por encima del ritmo objetivo, pero no pasa nada, voy disfrutando, en muchos momentos se me ponen la piel de gallina, de ver tanta gente, pasar por el Bernabeu, puff, increíble. 




Damos la vuelta a Plaza Castilla y empieza un terreno muy favorable, mi hermano nos recuerda más de una vez que no tenemos que emocionarnos y a penas recuperamos terreno perdido, en ese momento empiezo a sentir que me meo, como una persona mayor, que así no voy a aguantar mucho. Todo Bravo Murillo busco donde puedo parar y no es hasta pasar Cuatro Caminos, cuando puedo parar en un parquecillo, me tiro más de 1min30 meando y durante los siguientes kilómetros me pongo a 4:30 para pillar a mi hermano, en esas recuerdo volver a ver a Jaime y familia. Hemos hecho ya 11 kilómetros pero me siento radiante. 

Los siguientes kilómetros, bordamos los tiempos, 5:25, veo bien a mi hermano y por momentos creo que estoy soñando, nos separamos con la gente de la media y comenzamos a correr más a gusto y disfruto de la espectacular pancarta que las mujeres de nuestros patas cagas tenían para los villanos. Pasamos por encima de una casi desierta Castellana y volvemos de nuevo a Bravo Murillo, donde coincido con Jose durante un par de minutos, recuerdo que me dice, “vas sobrao” y la verdad así era, me dice un poco como va la gente, que tengo a Juanjo y Sergio al lado y que las chicas ya habían pasado el 10. 

Por delante tenemos la parte más bonita de la carrera, enfilamos la calle de San Bernardo hacía Gran Vía y allí tengo a Irene con su padre, pobrecita mía como se ha calado por verme en mi día, me emociono de pensarlo. Julián, su padre me choca la mano e impide que la foto que llevaba preparando Irene durante más de veinte minutos no salga, pobre. Encaramos Callao, que de gente por favor, veo Sol a lo lejos, esto parece una etapa del Tour. Llegamos a Sol y allí tengo a Pablo y a Lourdes, joer que emoción verlos, gracias. Y pocos metros después está Merce animándonos. La calle mayor es impresionante, subimos aupados por la gente, torcemos en la Almudena y pasamos el Palacio Real, recuerdo que la banda en ese momento estaba tocando la canción “Paqui palla” de la Fuga, el subidón es brutal. Al comienzo de la Calle Ferraz, tengo otra vez a Irene, animándome, qué grande!!! 



Pasamos la media, 1h55, si fuésemos a este ritmo, conseguiríamos nuestro objetivo, pero soy consciente, que la segunda parte es más dura y que cualquier problema nos va a privar del sub4h. Al final de la Calle Ferraz, veo a lo lejos a Tomas Rivilla, acelero y charlo con él, hasta que al torcer una nueva meada nos separa. Creo que me he pasado con la bebida, porque mear dos veces y tanto, en una carrera así…El siguiente kilometro de nuevo me tengo que poner 4:30 para alcanzar a mí hermano, en esas paso por una espectacular fuente, que no sabía ni siquiera que existía en el Parque del Oeste, le hago foto y sigo remontando, llevamos 25 km y estoy fuerte. Llegamos al globo de las 4horas, y allí tengo a Juanjo, vamos juntos durante buen rato. 



En Príncipe Pio, vemos a mi cuñada Cristina con mi sobrina Alba, su sonrisa me da más fuerza que cualquier gel, con la que esta cayendo y allí esta riéndose con su abriguito rosita. Increíble lo de las familias animando en un día de perros como este. El puente del río que nos lleva hacía la casa Campo es otro de esos puntos que te ponen los pelos de punta. A pocos metros esta Irene de nuevo. En la Casa Campo, llovía impresionante, al pasar junto al lago. Hay unos metros que no sabemos muy bien donde estamos cada uno y al poco Nico, nos dice que David ha pinchado, veo a mi hermano con un momento de duda y sinceramente pienso que se quiere quedar a esperarle, pero mira hacia adelante y seguimos, llevamos muchos kilómetros bordando nuestro ritmo objetivo, el objetivo esta a 12km. 
La cuesta de la salida de la Casa Campo, se atasca y veo a mi hermano que se queda atrás unos metros, pero según cogemos la Av. De Portugal se me pega de nuevo, vemos de nuevo a Irene y a Julián, algo antes de lo que me esperaba y pocos metros después, Cristina y Alba. Según nos ponemos paralelos al rio, veo como mi hermano se sigue quedando, los kilómetros que estaban siendo 5:25, empiezan a ser de unos veinte segundos más, nos pasa el globo de las 4 horas y Juanjo con él. Gaspar empieza a agachar la cabeza, empiezo a animarle, a animar a la gente para que nos anime. Veo que está sufriendo y al pasar por el puente del Vicente Calderón, me doy cuenta que esto se nos va a hacer muy largo, porque a penas levanta la cabeza para ver el estadio, pero aún así aguantamos por debajo de 6min/km. La vuelta hacia atrás en el Paseo de Virgen del Puerto, es sin duda el peor momento para mí en toda la maratón, escucho a mi hermano que le dan unas arcadas y al poco empieza a vomitar, le digo que si paramos, pero continua corriendo, me da un ejemplo de sufrimiento brutal, que aún escribiendo esto me emociona, llegamos al Paseo Imperial y le recuerdo la de veces que nos ha hablado nuestro padre de esta calle, no sé siquiera si me escucha, los kilómetros se hacen cada vez más largos, la gente nos empieza a pasar y eso a mí hermano le hunde aún más, en algún momento pienso que si no querrá tirar la toalla, que lo que estaba siendo un sueño, no quería que se convirtiera en pesadilla. 

En el Paseo de las Acacias veo a Pablo y Lourdes, me detengo a conversar con ellos, me hizo mucha ilusión verles. Esos kilómetros que enciman pican hacía arriba, se nos van cerca de los ocho minutos, le recuerdo mil veces que somos un ejemplo, que vamos a terminar, que para mi va a ser un día inolvidable, que levante la cabeza, que se estire, que piense en positivo, le intento dar agua, protegerle de la lluvia, pero cada kilometro se hace eterno. La verdad es si algo tiene esta prueba, es con el final que tiene si llegas sin fuerzas mueres, porque la última parte es dura. En Atocha, me detengo con nuestras compis del club Gema y Laura y al poco ya estaba de nuevo Irene con su padre, como se lo han currado para llegar a todos los puntos posibles… 

Todo el Paseo de Recoletos se me hace un calvario, verte entero y no dejar de sentir como te adelantan por un lado y otro es una situación difícil, pero mi hermano no dejo ni un momento de correr y yo no dude en ningún momento en hacer mi carrera y dejarle tirado. Parecía que no llegábamos a Colon, torcemos y aun nos quedaba subir por la Calle Velázquez, las últimas posibilidades de pegarnos a las cuatro horas desaparecen, pero una sensación de emoción me embarga, empiezo a sentir que si hemos llegado hasta allí, ya pase lo que pase voy a acabar la maratón. 

Y de pronto llegamos a Príncipe de Vergara, y le digo a mi hermanos, “Vamos que ya vemos el Retiro” y veo que levanta la cabeza y empieza a mejorar su cadencia, aprovechando la bajada, se me saltan las lágrimas, porque veo que ya lo tenemos hecho. Llegando al Retiro, esta Cristina y Alba, mi hermano se agacha a besar a su hija y me pide que le agarre y que le levante para seguir corriendo y afrontamos la entrada al Retiro con una satisfacción infinita, ya no había dolor, ni sufrimiento, los sentimientos de ese momento, recompensan tanto esfuerzo y quizás es por estas cosas por las que practico un deporte como este. 

Cuando divisamos la meta a lo lejos, mi hermano me agarra la mano y recorremos los últimos metros más juntos que nunca, alzando los brazos al cruzar la meta y fundiéndonos en un abrazo entre lagrimas de felicidad, porque lo habíamos conseguido. 

Luego llegaría la odisea hasta llegar al ropero, entre la lluvia y el frio, lo pase bastante mal. Pero me sentía realizado, sabía que podía haber hecho mucho mejor tiempo corriendo por mi cuenta, pero sino nunca hubiera vivido esto, y ha sido algo inolvidable. 



Mis felicitaciones a todos los villanos que han corrido, en un día épico, a todos los que han venido a animarnos, a Sergio por bajar de 4 horas, crack!! A Edu y Verdeal, por mejorarse cada día. A Nati y Laura, por hacer realidad su locura. A Irene y Julian, por recorrerse Madrid persiguiéndome y en especial a mi hermano Gaspar, que me ha regalado uno de esos momentos que se nos quedaran guardados para siempre en nuestra memoria. 


                                        Esté vídeo me lo ha regalado Irene:




                                   Maratón de Madrid, Volveré!!!!








VÍDEOS DE DAVID GARCÍA
MEDIA MARATÓN
META

MARATÓN MADRID 2.015 – Pese al diluvio

Si ya de por sí el maratón de Madrid por orografía es de los duros, la lluvia que en ocasiones se convirtió en diluvio hizo de este uno de los más épicos que se recuerdan.
Allí, entre miles de héroes, estuvieron 21 de los nuestros.
Todos acabaron, que ya es para hacerles un homenaje.
Mientras esperamos y preparamos crónicas adelantamos la clasificación.

*Pinchando en el nombre el video de meta 

*Pinchando en 1º MEDIA  Los videos del paso por la media.


       “Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir


PuestoNOMBRECategoriaPos.Cat1ª Media2ªMediaTiempo NetoRitmoPuntos
447Manuel Verdeal PorteroE-M1131:29:451:34:333:04:180:04:2393MMP
1025Raúl López TorralbaE-M2441:35:321:41:273:16:590:04:4190
1494Manuel Briones BarragánF-M2641:40:231:42:323:22:550:04:4987
1764Carlos Serrano AguilarD-M4061:42:241:43:103:25:340:04:5384
1666Jesús Romo LópezE-M3981:42:141:43:233:25:370:04:5381
1991Eduardo Lozano ValverdeH-M631:41:471:47:073:28:540:04:5878
2475David Hernández SaboyaE-M6061:38:041:55:483:33:520:05:0575
2941Basilio Barchín FloresF-M5291:48:081:50:163:38:240:05:1172
4062David Alonso JiménezD-M8421:43:402:03:553:47:350:05:2469
4101Francisco Peñuelas SanchezD-M8511:40:042:07:513:47:550:05:2566
5300Juan José Jaén SerranoC-M10341:57:531:58:053:55:580:05:3663MMP
5865Sergio Trigo SierraD-M12131:57:162:02:163:59:320:05:4160MMP
7388David García SerranoC-M14231:55:232:12:404:08:030:05:5357MMP
8535Tomás Bayón GarcíaH-M3861:58:372:17:314:16:080:06:0554
8276Felix Alguacil CulebrasI-M1192:00:212:17:084:17:290:06:0751MMP
9223José Carlos Buendia de DiosF-M14622:08:222:10:214:18:430:06:0848MMP
9232Jaime Serrano CastellanosG-M8172:08:232:10:274:18:500:06:0945
10192Juan Carlos Gil PucholF-M15902:08:232:22:304:30:530:06:2342MMP
11209Laura Robledillo RamosC-F2512:19:252:33:194:52:440:06:5739MMP
11211Natividad Lahoz ArroyoF-F1722:19:252:33:194:52:440:06:5739MMP
11406José Jaén MorenoH-M5482:06:092:54:405:00:490:07:0833


Fotos Erika:

FIN DE SEMANA GALACTICO VILLANO

Diario de a bordo villano.
Tras meses preparando la conquista del maratón una veintena de villanos se ha embarcado en la Nave nodriza “PA YA QUE VOY”. El objetivo común es el de llegar a El Retiro para derrotar al Imperio de los 42 kilómetros. El objetivo individual es el de ser MMP.
Nuestros héroes ya han aterrizado y se han mezclado con el resto de habitantes de este planeta. Desperdigados para no ser descubiertos, algunos han quedado en un lugar llamado Villanueva a las 6:45 de la mañana para partir dirección a Madrid. Otros les estarán esperando apostados por allí sobre las 8:45 en la Biblioteca Nacional, aunque con el artilugio whassap se podrán ir reagrupando para la foto del recuerdo.





Carrera Colegio Santo Tomas de Aquino – 18 Abril 2015

Por Jaime Alaminos.




Más de una semana viendo los dorsales en mi casa, llego el día de la hora o mejor dicho: La Hora de las Chicas, si escucháis bien, ya que son fenomenales y fantásticas, ahora entenderéis el porqué digo esto.
Después de un buen desayuno, nos pusimos rumbo a nuestro destino, la verdad es que llegamos de los primeros por ello pudimos aparcar tranquilamente, los organizadores todavía estaban ultimando los últimos retoques de la carrera.
Allí Paula y yo nos encontramos con Marga, Laura (Hija) y la madre de Marga, tras comentar el circuito fuimos a cambiarnos y ponernos los dorsales.
Tras calentar por los caminos y estirar fuimos rodando hasta la línea de salida donde como año tras año la carrera va acogiendo a más seguidores.
La verdad es que me quito el sombrero con Paula, pues este es su primer año corriendo y el fin de semana pasado venia de competir duro de Cáceres (10.5km). Yo no hacía otra cosa que ir para atrás para desearle lo mejor en carrera y vaya que si que voló en carrera.
Nada más dar el pistoletazo de salida se puso sus casos con su música y empezó a correr con ese pedazo de estilo que tiene, a medida que pasaban los metros iba cada vez más deprisa y así fue, ya que paso él primer kilometro 1min por debajo de sus mejores tiempos, y la gesta no quedo hay, ya que en el segundo kilometro volvió a clavar el tiempo anterior y le dio tiempo para animarme.

Sobre el kilometro 2 estaba Marga con su genial familia para animarnos y hacernos unas estupendas fotos, decirte Marga que mil gracias por esos ánimos.
Y para finalizar Paula hizo  el sprint final, adelantando a varios chicos y chicas para poner la guinda al pastel.

Estoy más que orgulloso de ella, pues este es su primer año y se atreve con todo tipo de carreras, ya sean 10km o 3km, para mí es toda una campeona y sobre todo una sufridora.
Una vez acaba la prueba fuimos a cambiarnos rápidamente para no perdemos la carrera de nuestra futura campeona Laura.


Al llegar donde estaba Marga nos comento que iban a correr una distancia de 2000m, no dio para más el tiempo de conversación cuando aparecieron todas esas niñas y niños, en el grupo de arriba iba nuestra campeona luchando y defendiendo sus apellidos Briones – Alfaro.
Tras un genial sprint, se metió 4º de su categoría nuestra campeona.
Para los que nunca hayáis ido a esta carrera os animo a ir y si tenéis hijos os la recomiendo doblemente ya que aparte de la carrera ponen hinchables para todos los niños y niñas. Por último recalcar que la organización de esta carrera es de 10 al igual que la bolsa del corredor.



Ya os lo decía al principio de esta crónica nuestras chicas volaron sobre el trazado y además siempre con una sonrisa.



.
PUESTONOMBRE TIEMPO
JAIME SERRANO ALAMINOS7:57
S/DPAULA CAMPOS 14:50

Laura Briones : 4º de su categoría.


MIRIA DE TORIJA Con la cabeza en otras lides: Miria de Torija 2015

Por Dave Garcia.



Domingo 12 de la mañana, Torija (Guadalajara), seis villanos dispuestos a disputar los diez kilómetros y pico de la miria de Torija, cada uno con sus cosas en la cabeza; que si lo bien que vendría un día con esta temperatura en Madrid el próximo Domingo, que si hoy solo voy a rodar para no desgastarme, que si las lesiones del Madrid van a decantar el derbi de Champions, que si mira como tengo la pierna de moratones por las ventosas del masajista, que si la media de Azuqueca es muy fea, que si aún no sé a qué ritmo saldré en el maratón.
Parecía que ninguno tenía la cabeza en la carrera de Torija, aunque con los resultados obtenidos quien lo diría…
Un servidor, persiguiendo el sub40, pero haciendo una carrera prácticamente en solitario, sin posibilidad de alcanzar al grupo delantero, que salieron mucho más fuertes que yo. Una carrera en tierra de nadie.

Peñu se colocó en primera línea de salida, pero en una carrera con dinero de por medio, su liderazgo no le duró ni unos metros, luego empezaría su “rodaje”,  teniendo que apretar bastante en la segunda vuelta porque el bueno de Oscar le estaba cada vez recortando más distancia, así que eso que era un carrera para rodar… se quedó en milonga.


Por detrás de ellos, vendría Virginia, le dolería la pierna, pero hizo un carrerón y solo el alto nivel femenino de la prueba la privó de subirse al pódium, quedándose en puertas. 


Luego entraría Edu, que el día anterior había hecho la última tirada “larga” premaratón y peleó por intentar entrar en el pódium de su categoría, su inconsciencia según los expertos le costará 5 minutos la semana que viene, pero Edu, sabe más que nadie.

Lo de Capote, me parece increíble, cada vez le veo llegar con más gente y eso es porque sus números mejoran día tras día, su ilusión es un ejemplo y en una carrera más favorable como Cabanillas o Marchamalo abordará de nuevo su MMP.



Al final todos contentos y a pensar en próximos objetivos que están a la vuelta de la esquina.

169 Llegados a meta.



PuestoNOMBRECategoriaPos.CatT. OficialRitmoPuntos
34David García SerranoSenior_M140:40:490:04:0548
50Francisco Peñuelas SánchezVetA_M210:43:290:04:2145
52Oscar Martín CulebrasVetA_M220:43:370:04:2242
64Virginia Hernández PérezVetA_F40:44:330:04:2839
66Eduardo Lozano ValverdeVetC_M40:44:580:04:3036
149Manuel Capote HuelvaVetC_M100:56:120:05:3833

Media Maratón de Cáceres, plan 723 para escapar de la rutina diaria





Antes de que el tiempo lo desdibuje en mi memoria, me siento con el deber de narrar aquí, en nuestro particular cuaderno de bitácoras, aquel viaje, que supuso el quinto en este formato, de la era villana.
Cojo papel y lápiz y me pongo a describir garabatos que se conviertan en narración, aunque las palabras no puedan decir la verdad, ya que la verdad no es decible.

                                                 EL PLAN
Casi a la misma vez que el gallo empezaba a asomar su canto entre las rendijas que van desde el crepúsculo al alba del sábado 11 de abril, partimos hacia Cáceres, hacia el suroeste de la península. Dejando atrás las baratijas del lunes a viernes, el lastre de la rutina, siguiendo  el rastro de nuestros sueños.

Estos, se encontraban a 352 kilómetros de Villanueva, tan lejos y tan cerca.

Por la carretera nacional V pasamos por tierras de Castilla la Mancha para adentrarnos en la Extremadura más suave y  atravesar sus campos teñidos por el verde de abril, lejanos al mundo.
Cuatro horas de viaje, aproximadamente, que pasaron en nuestra mente como si fueran minutos, con el dulce fluir de la conversación. Sobre las anécdotas pasadas, de las cosas por venir. Entre el sonoro canto de las risas que producían los chismes de unos u otras.
Cáceres. La llegada a la ciudad y un primer vistazo a través del cristal del autobús no la hace diferir de otras muchas ciudades de España o del mundo. Sin embargo al apearnos y cambiar en el hotel el chip de “corredores viajeros” por el de “corredores turistas”, la cosa empezó a verse de manera distinta. Nos plantamos en la Plaza Mayor, desde la cual subiendo unas escaleras y atravesando la enorme puerta de entrada a la ciudad vieja,  te sumerges en una ciudad única. Entre la Edad Media y el Renacimiento.



Calles empedradas, estrechas en muchos casos, que desembocaban en Iglesias, como la de San Mateo.  O en Palacios, como el de Las Veletas, el cual esconde en sus sótanos el famoso aljibe.



Así pasamos aquel mediodía, aquella tarde. Del templo a la taberna. De los pinchos largos y cortos del Lizarran al Palacio de Godoy. Del brindis por el “aúpa villanos” a la antigua muralla. De la foto japonesa a la vieja judería. De la braseria Los Duendes a la Plaza de San Jorge. Del tinto de Cañamero a la Torre del Horno. De la siesta rapidita que me hago el remolón al museo de armas.
Así, calle arriba y calle abajo, entre el olor a piedra antigua y jazmín, por recodos y cunetas, mientras se nos caía la noche encima fuimos haciendo hueco en nuestro tibio jergón, para llenarlo de sensaciones.

 Que no deberíamos olvidar.

Ilustrándonos en la enciclopedia de los más ilustrados.

Al oscurecer y llegar la tibia noche cacereña, decidimos realizar una expedición a las afueras para visitar un mesón perdido detrás de la última esquina del mundo, regentado por Gárgamel, en el que aún con demora y brujería, nos fue grato comprobar que no era su gato Azrael lo que nos puso de cenar, a los 23 pitufos. Sino un exquisito jamón, en algunos casos con huevos, en otros con patatas, entre pan de molde, tostas o barras, hasta donde el monje alquimista de ceño eternamente fruncido  llegó.
Tras el largo día llego el momento de la canción de cuna. Y aunque algunos se apuntaron a un rato más de farra, la mayoría  nos escondimos  arrullados entre la oscuridad y los arrumacos para adentramos en el mundo de los sueños.

                                          ¿Qué sueña un villano?.
Quien sabe,..¿con mmp?, ¿con huevos con jamón?, ¿con ganar la liga de futbol?, ¿con ganar la liga del club?, ¿con páginas Excel?, ¿con el vaivén de tú pelo?, ¿con otras carreras? ¿con ventosas?,  ¿con productos típicos?, ¿con cabezas?, ¿con tus ojos niña?...quien sabe…con estos villanos cualquiera acierta.

                                                     LA CARRERA
Tras dormir en camas extrañas, cual saltimbanquines dimos el doble mortal de la noche al tapete del domingo,  y pese a las previsiones de posibles nubes la mañana estaba casi desnuda de ellas.
La disposición del hotel era magnifica de cara a la carrera, en apenas un minuto (a ritmo percherón) nos trasladábamos de la puerta del hotel al arco de salida. Nadie hizo novillos y los 16 inscritos estábamos rodando calle abajo dirección Plaza Mayor vestidos de luces amarillas y azules para realizar nuestra mejor faena.
La salida, situada en la misma Plaza es de las más bonitas que mi memoria recuerde, junto a la de Segovia y su salida desde el mismo acueducto. Hacemos distintos grupos de inicio. A saber.



-A la cabeza Dave, Peñu y Basi para intentar arrimarse a la hora treinta.
-Tras el globo de 1:59 ¿? Fernando, Edu y José para rascarle algún minuto a la hora y cuarenta y cinco.
-El grupo comandado por Jaime es el más nutrido, al margen de los habituales como el mismo Jaime, Buendía y Puchol, había que sumar a Coco, Miriam y Merce.
-Casi al final las “maratonianas” Nati y Roble.
-Cerrando carrera salían Jaime Junior y Paula para hacer los 10,5 km.




La carrera empieza  justo cuando las campanas tañen en La Catedral (DING-DONG) con una cuesta arriba que se va estrechando cuando tuerces a la izquierda, por la calle Pizarro, que te adentra en la ciudad vieja  y que forma el lógico embudo por la cantidad de corredores que se dan cita (cerca de 1.000 entre las dos modalidades). En esta parte “vieja” se atraviesan calles estrechas, empedradas y de continuos subes y bajas por el casco antiguo, que aunque duro para las piernas y rodillas era un deleite para los sentidos.
 Algunos corredores se quejan de esto, pero es que nos quejamos de todo. Si es llana, si te sacan a un polígono, si no hay animación, si hay carambolas o rizan el rizo, etc. Cuando lo realmente bello para los corredores errantes como nosotros,  es la diversidad de carreras como esta, por los rincones de Cáceres. Sobre todo al pasar por la parte antigua, añeja, histórica, llena de vida, de adoquines. Que te dejan huella,  sino seria lo de siempre ¿No?
Después de una bajada por una de las empedradas calles salimos a la pendiente de la calle General Margallo que desemboca en la Plaza de Toros. Aquí ya la cosa se suaviza y empieza a  parecerse a las otras sensaciones vividas en otras medias y otras ciudades. El pelotón se estira, se desahoga, se apaciguan los ánimos  y cada cual vamos cogiendo nuestro ritmo.
Aunque hay que decir que incluso esta parte del recorrido resulta interesante y agradable, llegando sobre el kilometro 4 enganchas  una cruz formada por tres interminables avenidas que tenían la particularidad de que te permitían ir cruzándote con los compañeros que iban en el grupo delantero, el del medio o el trasero. Saludarlos, darles ánimos o recibirlos. Y de ver en la intersección una docena de veces a las chicas villanas que no corrieron pero no paraban de alentarnos.  Un lujo.










Las tres Avenidas son las más importantes de Cáceres, Gil Cordero, Avd. Alemania y Antonio Hurtado que terminan dirección a la Plaza de Toros de nuevo, para concluir en la Plaza Mayor y completar los 10,5 km. primeros.

Vuelta a empezar y mismo recorrido.

Al final cada cual en mayor o menor medida cumplió su plan, lo tuviese establecido o no.

Y tras volver a poblar la comida de despedida de Cáceres con anécdotas recientes y más propósitos, barrimos los minutos que quedaban para volver a despegar rumbo a Villanueva. Entre duermevelas y whassaps.

Así volvimos a rascarle un poquito de vida al día a día.



Enhorabuena a los corredores y corredoras por la gran carrera que hicieron, con mmps incluidas y con el maratón de Madrid en lontananza. Gracias a los acompañantes por sus ánimos, que como no están en el siguiente listado (porque es el de los corredores), yo los nombro aquí y les doy un virtual beso en la mejilla a Mari, Desi, Irene, Elena, Esther, Carla y Jorge.

                       Club de atletismo Villanueva si no existieras te inventaría.

1/2 MARATÓN:


POS. GEN.NOMBREPOS. CAT.REAL
69GARCIA SERRANO, DAVID 27º1:29:23
133BARCHIN FLORES, BASILIO11º1:33:36
164PEÑUELAS MARTIN, FRANCISCO37º1:35:18
257UBEDA BRAVO, FERNANDO 28º1:39:52
321FERNANDEZ VALENCIA, JOSE 37º1:42:43
322LOZANO VALVERDE, EDUARDO 1:42:43
425ALONSO JIMENEZ, DAVID 97º1:46:56
452BUENDIA DE DIOS, JOSE CARLOS49º1:48:24
476POLO TAPETADO, MIRIAM1:50:10MMP
541SERRANO CASTELLANOS, JAIME32º1:54:33
624GIL PUCHOL, JUAN CARLOS36º1:59:25
699ROBLEDILLO RAMOS, LAURA13ª2:08:13MMP
705LAHOZ ARROYO, NATIVIDAD2:08:35


10,5 KM.


POS. GEN.
NOMBREPOS. CAT.REAL
157HARO CAMPOS, MERCEDES1:00:52
230CAMPOS TABLADO, PAULA1:15:00
231SERRANO ALAMINOS, JAIME 1:15:00




Coslada y su media maratón.


Es la primera vez que corro esta media maratón, y creo que no será la última. Muy bien organizada, en la que la oferta de calidad precio es de las mejores.  No en vano con esta son ya 37 ediciones, cosa que no es baladí con los tiempos que corren con tanta carrera nueva que se queda en el camino, o con tanta con precios desorbitados que lo único que ofrecen es la calle para correr.
No te dan un paisaje “bonito”, eso es algo complicado en una ciudad sin monumentos, sitios históricos o grandes parques. Pero lo compensan con la dedicación al que importa, al corredor. Gran bolsa, buenos avituallamientos (sobre todo en meta) y buen trato.
El recorrido a dos vueltas,  además, tiene ese punto de rompe piernas ideal para a 2 semanas para el objetivo del maratón de Madrid a la vista, ver el estado en el que te encuentras y si los propósitos marcados son los que realmente debes afrontar.
A 14 fechas para el DIA, después de la carga de 3 o 4 meses es cuando las piernas estan en ese punto tope de acondicionamiento a las tiradas largas, a los kilómetros sin fin, a los ritmos algo más lentos que para la preparación hacia carreras más cortas. Justo en el momento en el que vas a empezar a bajar el machaque para llegar con la "frescura" necesaria. Y una media como esta te sirve de evaluación.






Mi idea era ir a ritmo de 4.08 a 4:10 toda la carrera, a sabiendas de los consejos de David el profe que me hablo en el camino de ida de la orografía del circuito.

La verdad es que llegue al km 10 sin forzar mucho y cada vez me encontraba mejor, por lo que decidí  ir la segunda parte más rápido. Al final baje de 1:27:00, objetivo cumplido. Ahora a por las tres horas en el maratón




Un placer compartir la mañana con David y Carlos. David como siempre fue de menos a más con ese estilo de atleta de elite que tiene, seguro que en Madrid iremos juntos en algún tramo. Carlos, esta vez no reservó como dice David Alonso y rebajó su mejor marca en la distancia por segunda vez este año. Lo cual hace prever que el de Madrid será para él un gran maratón.
Es el momento de comenzar a bajar km, vislumbrar  y empezar a disfrutar  del MAPOMA.

Saludos
Lolo.
"Se envejece más rápido si no haces lo que te gusta"




Pos.NombreTiempo
49VERDEAL PORTERO, MANUEL 1:26:52
79HERNANDEZ SABOYA, DAVID 1:30:19
108SERRANO AGUILAR, CARLOS 1:32:40MMP